red.diariocritico.com
La CHD ve 'preocupante' la situación de los embalses de la cuenca del Duero y advierte de posibles problemas para los regantes
Ampliar

La CHD ve "preocupante" la situación de los embalses de la cuenca del Duero y advierte de posibles problemas para los regantes

La reserva hidráulica se encuentra al 40% de su capacidad, 24 puntos menos que hace un año y 20 por debajo de la media de la última década

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Juan Ignacio Diego, considera "preocupante" la situación de los embalses de la cuenca y ha advertido de que si bien el consumo humano "está garantizado", podría haber problemas para los regantes, a los que ha pedido que lo tengan en cuenta y "lo planifiquen".

Diego ha recordado que la reserva hidráulica de la cuenca del Duero --sin contar los embalses destinados a la generación de electricidad-- se encuentra al 40 por ciento de su capacidad, 24 puntos menos que hace un año y más de 20 por debajo de la media de los últimos diez años.

Ante estos "números que alertan", el presidente de la CHD, que este miércoles ha participado en una jornada de presentación del proyecto europeo de innovación 'Naiad', ha mostrado su esperanza en que un cambio meteorológico permita recuperar las reservas, sobre lo cual ha advertido de que a pesar de que las próximas semanas sean "de tranquilidad" por las lluvias, "no basta".

En cualquier caso, "hay cierto margen de recuperación" si se mantienen las precipitaciones, pero ha advertido del clima "irregular" de los últimos años que dificulta predecir qué ocurrirá.

Proyecto Naiad

Por otra parte, la Confederación Hidrográfica del Duero lidera el proyecto europeo Naiad (Nature Insurance value: Assessment and Demonstration), financiado por el Programa Horizonte 2020, con el objetivo de prevenir daños causados por los efectos del cambio climático, tales como sequías o inundaciones, mediante el aprovechamiento de los seguros que ofrecen los ecosistemas.

Para ello, uno de las principales vías de actuación de Naiad son la eliminación de barreras laterales en los cauces de los ríos "donde sea posible", a fin de que en situaciones de crecidas puedan desbordar en zonas donde no causen daños y evitar así trasladar el aumento de caudal al curso bajo, donde los perjuicios "serían mayores".

Junto a esto, la recuperación de acuíferos es otra de las principales actuaciones, basada en la impermeabilización de terrenos y recarga de reservas, algo que "lleva mucho tiempo", como ha subrayado el presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego, quien ha destacado los trabajos realizados para este fin en la comarca de Medina del Campo (Valladolid) o la recuperación de las llanuras de inundación del Órbigo.

Diego ha abogado por "naturalizar los sistemas fluviales", un tipo de "solución sostenible" y "más fácil de poner en práctica" ante un problema "recurrente" como es el de las avenidas o las sequías.

El proyecto dispone de un presupuesto de cinco millones de euros, cuenta con la participación de 23 socios de doce países de la Unión Europea y se prolongará durante tres años. Así, se llevarán a cabo siete proyectos en diferentes emplazamientos de Europa, uno de ellos en la cuenca del Duero, que servirán como referencia para estudiar los beneficios de la restauración y el mantenimiento de los ecosistemas frente a los eventos extremos.

Para su presentación, se ha celebrado una jornada este miércoles en Valladolid en la que han participado el concejal de Hacienda, Función Pública y Promoción Económica del Ayuntamiento de la capital, Antonio Gato; el director general de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz; el director general de la ADE, José María Ribot, y el director general de Cartif, José Ramón Perán González.

La Confederación Hidrográfica del Duero ha sido adjudicataria, como coordinadora, de este proyecto que se enmarca en el Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea Horizonte 2020.

Durante el lustro que se desarrollará el proyecto, se llevarán a cabo siete proyectos demostrativos en diferentes emplazamientos de Europa, uno de ellos en la cuenca del Duero, que servirán como experiencias de referencia para el estudio de los beneficios que supone la restauración, la conservación y el mantenimiento de los ecosistemas y procesos naturales como seguro natural frente a los eventos extremos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.