red.diariocritico.com
Las cartas del Abuelo Pascasio: Una changuita para Inés

Las cartas del Abuelo Pascasio: Una changuita para Inés

lunes 15 de febrero de 2016, 10:48h
Muy querida nieta Cristina:

Te vuelvo a escribir al constatar que la birome tiene vida propia, en serio te lo digo, escribe solita. Lo curioso es que sabe lo que estoy pensando y lo expresa con las palabras justas. Supongo que es uno de los privilegios que nos ofrece la vida celestial a los que fuimos laburadores honrados, allá abajo. Sigo con bronca. Cada día que pasa me duele más al ver la gran efectividad que tuvo la venda electoral virtual sobre los ojos de los votantes macristas. Las nuevas tecnologías le facilitaron mucho el triunfo a don Mauricio mediante un innovador producto que te permite ir por la calle puteando a la negrada peroncha sin tener que abrir la boca. Al ponerse la venda, automáticamente, se va liberando en el organismo una eficaz pichicata con la adecuada dosis de odio y resentimiento.

Los abuelos emigrantes estuvimos analizando el comportamiento ciudadano en las pasadas elecciones. Nuestra conclusión coincide con lo expresado por Rigoberto Lanz: No estamos lidiando con pensamiento político sino con mazamorra ideológica. No enfrentamos un proyecto de país alternativo sino la furia babosa de odio y frustraciones personales. No se trata de interactuar políticamente con formaciones antagónicas, gente que piensa distinto, sino lidiar con patologías psicopolíticas irrecuperables. Acá es donde encontramos la originalidad del actual momento político en Argentina ya que con tres mentiras y tres promesas se obtiene el apoyo del 51% del electorado. Es sabido que los enfermos se encierran para huir del diálogo.
También somos de la opinión de que en Argentina no hay crisis. Vos dejaste las arcas públicas con abundantes reservas monetarias y sin deudas con los organismos financieros internacionales. Lo correcto es hablar de una estafa del gobierno macricida que se concreta en hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres. Además, para cerrar el círculo de la injusticia se ofende y desprecia en la más absoluta impunidad. Estamos haciendo referencia a dos casos muy significativos. Uno es el de la carne y otro el de la minería. El aumento enloquecido del precio de la carne vacuna hizo descender rápidamente el nivel de vida de un 99% de la población. El gobierno se ríe en la jeta de los ciudadanos y le echa la culpa al carnicero. Te llevan al matadero pero con alegría para los “cabeza de globo amarillo” que muestran su mejor sonrisa.

Con respecto a la industria minera, más de lo mismo. Los capos del gobierno se matan de la risa al no tener que explicar nada a sus votantes al contar con adeptos incondicionales a la causa que lidera el gran sacerdote don Mauricio. No le vemos sentido a una exoneración o quita de impuestos a las exportaciones de minerales. Las compañías dejaron de pagar 233 millones de dólares a pesar de que, casi todas, incumplen las normativas de protección medioambiental. Es algo inédito. El estado argentino premia a compañías indecentes que contaminan acuíferos y ríos. En vez de sancionarlos con fuertes multas por delito contra el medio ambiente, les regala unos millones que se van corriendo para Toronto que es donde está la sede social de la controvertida Barrick Gold Corporation.

Antes de despedirme te quería hablar de una “ñoqui” que creo se convirtió en “sorrentino”. Te acordarás del asqueroso ataque a la hija de Rossi en el Banco de la Nación Argentina. A la muchacha la cruzaron, a pesar de que cumplía todos los requisitos para el puesto. Acabamos de leer que Inés –la hermana de Máxima-- fue nombrada directora en Políticas Sociales de la Presidencia de la Nación. No posee ni la titulación ni la experiencia que se requiere pero, la pobrecita, anda sufriendo mal de amores. Así se explica que acuda en su ayuda don Mauricio que la nombra con efecto retroactivo. Inés percibe su buen sueldo desde el 10 de diciembre del año pasado pero recién apareció, ayer, en su lindo laburo trucho.

Ahora si que termino, me voy embalado a una charla del compañero vilalbés Chao Rego sobre el poetazo Manuel María en adelanto al próximo Día das Letras Galegas. Recibí el cariño del abuelo de las montañas fonsagradinas que no olvida la orilla rioplatense donde me alegraban la vista aquellas hermosas flores lila del jacarandá.

Pascasio Fernández Gómez
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(0)

+

14 comentarios