red.diariocritico.com
No hay mal que por bien no venga

No hay mal que por bien no venga

Por Manuel Suárez Suárez
viernes 04 de marzo de 2022, 19:07h

Los ojos y oídos de los voluntarios locales de la organización solidaria DEFENSA EMIGRANTE hicieron un buen trabajo al realizar una serie de grabaciones en el “Bar Facal” de la capital uruguaya.

El que quiera conocer la historia de este céntrico establecimiento comercial montevideano le recomiendo la lectura de lo publicado por Armando Olveira Ramos. Aunque las grabaciones no puedan ser presentadas en sede judicial es evidente que son valiosa fuente informativa sobre la oscura maquinación que llevó al cierre de la Casa de Galicia de Montevideo. Quiero hacer constar que se envió copia de las conversaciones a la ASEMBLEA CELESTIAL DA EMIGRACIÓN GALEGA que es el organismo encargado de la supervisión ética y moral de los herederos de la emigración gallega. La reunión en el boliche tiene lugar entre dos personas que están perfectamente identificadas pero mis amigos de DEFENSA EMIGRANTE quieren evitar filtraciones y me indican la conveniencia de darles a cada uno un nombre de tres letras que no incluya vocales. Les comenté que en esta ciudad nos conocemos todos y que siendo así es muy difícil poder guardar un secreto.

MSP: Me estás diciendo que no haga nada. No entiendo, la verdad, estoy dispuesto a darte la máxima ayuda posible para sacar del pozo a la mutualista. Dale, hacémelo fácil, así se lo puedo envolver en un lindo papelito al gran vanidoso que tenemos de presidente.

CDG: Escuchá, te lo voy a aclarar. No quiero mantener a la mutualista con vida más allá de diciembre de este año. En enero de 2022 tiene que estar cerrada y con los socios en proceso de redistribución. Estos meses de pandemia son una bendición. Es cierto aquello de que no hay mal que por bien no venga. A mí el virus me abrió la puertas para ser el actor principal en la mayor operación de cese de actividades que haya podido ser efectuada una sola persona en toda la historia de la emigración gallega. Gracias, muchas gracias COVID.

MSP: En serio que no te creía tan avivado a pesar de que hiciste unos mangos como empresario. Me dijeron que partiste de “cero” sino que más bien te ayudó mucho la base que te dejaron los “gaita”. Ojo, no te estoy quitando méritos porque hubo gente que fundió la herencia familar pero es de agradecer que en el colchón te encontrés con unos lindos 100.000 dólares. Tengo que felicitarte, cuando todos se achican a vos te da por volar al ver la cancha libre. Todos pensando en tu gran sufrimiento por las deudas de la mutualista y resulta que es al revés. Sos un campeón, lo reconozco. Hiciste desaparecer un patrimonio de unos 30 millones de dólares, más o menos, en un abrir y cerrar de ojos.

CDG: Bueno, no creas que fue tan fácil. Hubo que pensarla un poco para ganarse la confianza de los socios ya que a los directivos los tenía en el bolsillo y algunos aún siguen pensando que traté de salvar la mutualista. Es que me traje conmigo a los más nabos y a los más ilusos. Es sabido que esta doble condición no falla nunca. El nabo se cree todo lo que le digo y el iluso está convencido de que lo metí en la lista porque es una persona honrada. A los socios los deslumbré con el “Fantasy Sport Center 18” que fue muy aplaudido porque son mayoría los que quieren creer en vez de pensar. Un claro ejemplo lo tenemos en el triunfo del presidente Lacalle. Soy pachequista pero no masco vidrio. ¿El hijo del chorro del Pan de Azúcar está preocupado por mejorar tu economía?

MSP: Al escucharte me estás confirmando que te deberías haber puesto una camiseta con un “123” estampado en el pecho para revitalizar al fundido Partido Colorado. Entiendo que andabas en otros menesteres más lucrativos pero si hubieras dado el paso adelante ahora tendrías bajo tu control a dos o tres ministerios. A los socios te los chamuyaste pero no me queda claro como pudiste poner el candado sin que saltara ninguna alarma por parte de los empleados y sus sindicatos. Siempre saltan cuando ven que los van a cagar, es lógico, defienden sus intereses. Sigo pensando que tenés una varita mágica. Una jugada tan compleja tiene varias fases y requiere de varios cómplices pero vos las superás todas sin que nadie vea que al tiempo que repartís las cartas también te llevás el premio.

CDG: Me estás atribuyendo demasiado mérito, creo que me aproveché de la típica costumbre de los malos políticos que le echan la culpa a los antecesores. Yo insistí en que había deudas porque los anteriores eran malos administradores y bueno, no es culpa mía si la gilada no pregunta sobre el monto de la deuda o como se distribuye o cuántos créditos tenemos. Les basta con repetir “son todos chorros” para sentirse unos grandes justicieros. Aprovecharse de ellos es fácil, si agregás que no queremos comunistas en la mutualista porque son vagos que no quieren laburar. ¿Me entendés que tenía el terreno abonado? Te voy a ser sincero, pensé que en el Frente Amplio había algo más de razonamiento. Aprueban una Ley que deja a más de 44.000 socios sin cobertura sanitaria sin la menor objeción. Una suerte para mí pero lo cierto es que están medio en pelotas desde que perdieron el gobierno. Permiten que la propiedad social sea utilizada para pagar deudas sin hacer mención expresa a que el hospital pase a ser de titularidad estatal. Es increíble que los frenteaplistas se olviden de que es su obligación el tratar siempre de mejorar los servicios públicos de salud.

MSP: Tenés razón en que el ciudadano medio montevideano se conforma con poco pero lo curioso es que el Frente Amplio no haya visto tu intención de acabar con una muy buena mutualista. Más bien, creo que el Tano del Círculo los endulzó con unos miles de socios que irían a engrosar las filas del galpón mutual que tienen en el Prado. Si te prometen que vas a ingresar la guita de 10.000 nuevos afiliados mensuales, no creo te importe mucho que los gaita se vayan a la mierda por endeudarse en demasía. Te lo comento porque es una parte del guiso. Yo por mi parte cumplí al aceptar que ningún socio debía pasar a la Hispaniola. Me justifiqué diciendo que es la más grande del país. Así es que salió perfecto. Nos llevamos una linda coima que no levanta sospechas ya que se divide entre los beneficiarios en partes casi iguales de acuerdo a los socios que recibe. Al final todo salió bien. En sede penal no se presentó denuncia y por la vía civil nos resbalan los recursos que puedan presentarse.

Manuel Suárez Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios