red.diariocritico.com
En la esquina Montevideana: la banda oriental es un bastión de bienestar

En la esquina Montevideana: la banda oriental es un bastión de bienestar

lunes 07 de marzo de 2016, 16:30h

En la esquina del “Rover” la barra de amigos vuelve a sus reuniones semanales después del paréntesis veraniego. El debate cordial se anima bastante al estar cerquita del horno de leña del que sale calentita la pizza y la fainá. Es momento de hacer recuento del exitoso año cumplido del timonel don Tabaré al frente de la noble República Oriental del Uruguay.

CLAUDIO: Creo que después de escuchar las anécdotas vacionales y carnavaleras, es necesario comentar sobre el reciente aniversario de gobierno frenteamplista. Ustedes saben que no soy amigo de grandes elogios pero realmente, avanzamos por la senda correcta. Sobre todo cuando miramos a países que andaban bien y ahora cayeron en el pozo del merengue afanancio neoliberal. Acá, nuestro Frente Amplio, sigue firme en la línea de mejorar la calidad de vida de los uruguayos.

FLACO: Bueno, no hay que descuidarse. Debemos de mantener nuestra salud democrática. Si pensamos en la gran cagada que se mandaron nuestros hermanos argentinos al morfarse la espumita mágica de la dieta macricida. Era tóxica. Se envenenaron y perdieron la razón. No encuentro otra justificación para dejar de comer asado y pasarse al bofe. El degenerado diario “Clarín” publicó una nota sobre los beneficios del bofe. Son unos asquerosos fascistas que quieren tapar el aumento exagerado del asado --por una gran devaluación-- con la cortina de que podés comer bofe que supongo está casi regalado.

TANO: Coincido en que los frenteamplistas debemos de mirar para afuera para no perder el norte. Si nuestros amigos y familiares en el Reino de España se están viniendo será porque no hay laburo a pesar de que allá siguen al pie de la letra las consignas del equilibrio fiscal. Che, Flaco, ¿qué carajo es el bofe? Supongo es carne vacuna pero no se de que parte del animal. Ya me dirás. Más allá de concretar la clase de carne, me indigna que el desvergonzado Macri le saque los impuestos al champagne. Los ricos beben hasta mamarse y los pobres a buscar la oferta más barata de bofe. Es evidente que la mayoría de los argentinos perdieron con el cambio.

DON JOSÉ: Me alegro, botijas, de que los rayos del sol no le hayan secado las neuronas. Volvieron bastante avivados para darle fuerte a un año de grandes realizaciones en nuestra querida Banda Oriental. Vos preguntabas sobre el bofe. Son los pulmones de las vacas o de los chanchos. Es una parte del animal que entre nosotros no tiene muchos adeptos. Es cierto que los pulmones contienen abundante vitamina D que ayuda a fortalecer los huesos pero por contra tiene muchísimo colesterol. No forma parte de nuestra tradición gastronómica y tampoco en Buenos Aires. En el peruano Cusco o Cuzco es un plato muy apreciado, una especie de estofado con cebolla llamado matasquita. Lo triste no es comer bofe por elección sino por obligación. Es patético que los votantes macristas terminen comiendo una carne que les da asco por querer castigar a la negrada peronista que según ellos vivía del choripán que repartía Cristina.

CLAUDIO: A lo mejor me equivoco pero los uruguayos somos más humildes y reacios a caer en ínfulas. Jugamos en cancha chica. Ustedes, al igual que yo, pasaron por el nuevo puente circular sobre la Laguna Garzón que une los departamentos de Maldonado y Rocha. Esta obra la veo como el símbolo del triunfo del del pueblo uruguayo que apostó por el crecimiento al votar al ético Frente Amplio. Me explico. En otros tiempos, los gobiernos batllistas –los blancos no cuentan--- dejaban el legado de importantes obras públicas como el hospital de Clínicas o la intendencia de Montevideo. El actual gobierno se comprometió con actitud firme para inaugurar un puente maravilloso creado por arquitecto tano-gaita Viñoly Beceiro. Los críticos dirán que la mayor parte de guita (80%) la puso el empresario argentino Constantini, lo cual es cierto, pero sin el empuje estatal no va adelante.

FLACO: Menos los soretes mercenarios de los medios desinformadores locales de mayor difusión, todo el mundo nos aprueba y felicita por la gestión. Dicen que nuestro país es un “bastión de estabilidad”. En las páginas de The Economist se elogia la calidad democrática del Uruguay. La famosa revista National Geographic nos recomienda como uno de los mejores diez destinos para visitar en 2016. La clave está, creo yo, en mantener controlada la inflación. Con Danilo nos movemos dentro del margen de un dígito. Al aguantar los productos se protege el poder adquisitivo de los salarios. Los frenteamplistas seguimos el sabio consejo de don Quijote: Dad crédito a las obras y no a las palabras. Nuestros vecinos argentinos se dejaron chamuyar y marcharon al spiedo.

TANO: Acá tenemos la ventaja de que nos conocemos todos. Aunque la técnica desinformativa es la misma que en Argentina no es fácil ganar adeptos con la mentira reiterada en un país con gente que razona. Te quieren intoxicar pero la gran mayoría de la población agarra un lápiz antes de creerle a los pasquines nocivos. Con el lápiz en la mano hacemos una división para comprobar si aumentó el poder adquisitivo. Los números no engañan. Si comparamos el precio actual del boleto de transporte (28 pesos) con el que tenía en el año 2000 (9 pesos) enseguida nos alegramos de ser votantes del “Frente Amplio”. En el 2000 el salario mínimo era de 1.040 pesos que te daba para comprar 116 boletos. Hoy es de 11.140 pesos y te comprás 397 boletos. Habrá cornudos blancolorados que te dirán que los boletos no se morfan. Tienen razón pero para poder ganarte los garbancitos tenés que ir al laburo. Antes el boleto era el 5,6% del sueldo y ahora es el 3,1%.

DON JOSÉ: Me gustaría, botijas, tener el ánimo de ustedes pero no me olvido de grandes decepciones como cuando el malandra de Pacheco Areco nos hizo pelota. Es cierto que los malos gobiernos de Sanguinetti-Lacalle-Batlle avivaron a mucha gente. Me duele escuchar a los que atacan a los pobres. Son peligrosos. Los mueve un impulso aristocrático que busca arrastrar a la clase media. Son los mismos que están detrás del monumento a la “Virgen María” en el Buceo. Su única intención es desgastar al astur-galaico intendente Martínez. Son también los que critican a Raulito con una intensa campaña para borrarlo del mapa electoral. El tema de un curso de genética o un título en La Habana les resbala pero les viene bárbaro para quemar en la hoguera a un honrado político. No debemos de subestimar a los piojos neoliberales autóctonos blancolorados. Tienen un gen mutante que si te contagia te hace sentir que es de noche a pesar de estás con la gorra de Peñarol en la cabeza para que el sol en la tribuna no te impida ver el golazo de Pedro Virgilio Rocha.

Manuel Suárez Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

12 comentarios