red.diariocritico.com
Las cartas del Abuelo Pascasio: El asado es para los grasa peronistas

Las cartas del Abuelo Pascasio: El asado es para los grasa peronistas

martes 09 de febrero de 2016, 23:51h

Muy querida nieta Cristina:

Te hago llegar unas líneas para intentar desahogarme un poco. Siento una compresión en el pecho que no me deja respirar bien. Creo es consecuencia de los embates de la peste macricida. Tengo que relajarme pero me sube la presión al ver que los votantes de don Mauricio son una especie insolidaria de ciudadanos que buscan realizarse a través de la autoflagelación. El grandísimo Cervantes pone en boca de don Quijote la siguiente recomendación: Dad crédito a las obras y no a las palabras. Bueno, en las pasadas elecciones los macristas le dieron vuelta al consejo del noble caballero andante. Son flor de vivos. No le dieron crédito ninguno a la infinidad de realizaciones tuyas en grandes obras públicas pero se morfaron todas las palabras del trío ocultista de medios de comunicación formado por “Clarín”, “TN” y “La Nación”.

Es algo novedoso en la historia política argentina. Hasta ahora si querías ganar tenías que convencer al electorado de que tu programa de gobierno es el mejor para hacer crecer la economía. A lo mejor, si analizamos una frase de Aldous Huxley [1894-1963] le encontramos cierta explicación al triunfo de Macri. El autor inglés de la famosa novela “Un mundo feliz” es también un fino ensayista: La filosofía nos enseña a sentir incertidumbres ante las cosas que nos parecen evidentes. La propaganda, en cambio, nos enseña a aceptar como evidentes cosas sobre las cuales sería razonable sentir dudas. Me parece que el votante macrista no quiere pensar. Es un campeón del entendimiento de lo evidente y la propaganda lo llena de certezas dogmáticas: Todos los ñoquis son peronistas, Los grasa viven sin laburar, Yo no mantengo vagos.

Una serie de falsedades, repetidas una y otra vez por los “habladores a sueldo” fue la gran base ideológica que les hizo ganar las elecciones. Con su capacidad de análisis atrofiada, votaron por un candidato de la alegría. Otros veían con preocupación el ascenso de un empresario fracasado que se chamuyaba a los cabeza de globo para que le facilitasen el salvoconducto que le abría la caja de los fondos públicos. Se olvidaron de la miseria de país que se encontró Néstor cuando asumió la presidencia. El diputado Carlos Heller nos lo aclara: El gobierno está implementando una transferencia de recursos al revés. Le saca dinero a los que menos tienen, haciendo que el salario pierda valor, aumentando el precio de las cosas que consumen y mejorándole la situación a los que más tienen.

Los votantes macristas aseguraban con firmeza que ellos se ganaban todo lo que tenían con su esfuerzo personal. Vos, Cristina, no tenías nada que ver porque además eras una chorra cretina. Es de suponer que ahora con su ídolo no cambió nada en sus vidas. Siguen siendo los bancadores de lo que tienen. Estarán contentos con las nuevas tarifas eléctricas y encantados de que en “Coto” se limite la venta de asado a dos quilos por persona. Antes la carne estaba barata pero ellos querían dólares. El asado es para los grasa peronistas. Te puteaban por no liberar el dólar que ahora no pueden comprar al devaluarse en un 40% sus ingresos. ¡Son unos cerebros que las saben todas! Votaron para que los millonarios puedan aumentar sus activos en cuentas suizas que no pagan impuestos en Argentina.

Es cierto que no hay mal que dure cien años y la peste será erradicada en menos de cuatro años. Por desgracia, muchos seguirán metidos en la burbuja del resentimiento. No tendrán valor para protestar por la gran estafa de tener que pagar por el quilo de asado lo mismo que en Alemania, España, Francia o Italia. Son tan nabos que no se dan cuenta que un alemán paga tres veces menos por un quilo de asado. Su salario triplica el de Argentina.

Me despido. Tengo muchos más temas para lamentarme pero los dejaré para otro día. Tengo que irme a comer filloas, hechas en una piedra, que está preparando la vieja amiga Maruxa Villanueva para festejar que la capital de Galicia, Santiago de Compostela, es la invitada de honor en la próxima Feria del Libro a celebrarse en abril en Palermo. Si podés, acercáte. Vendrán varios buenos escritores gallegos a presentar sus obras. Recibí el cariño del viejo emigrante que no olvida la hermosa aldea fonsagradina donde nació.

PASCASIO FERNÁNDEZ GÓMEZ

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (13)    No(0)

+

20 comentarios