red.diariocritico.com
Venezuela: la confabulación de los buitres

Venezuela: la confabulación de los buitres

sábado 12 de enero de 2013, 15:52h
Sobrevuelan bajo y sin pausa, como otra forma de drones silenciosos que usan las palabras con el mismo fin que los misiles: Destruir, golpear, desestabilizar.
 
Los buitres  vagan alrededor de Venezuela, confabulando sin pudor para tratar de burlar la voluntad de un pueblo que ya eligió en dos procesos electorales(octubre y diciembre).
 
La oposición trató de utilizar la enfermedad del presidente Hugo Chávez Frías, y de violentar la Constitución y la decisión del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).
 
Sin embargo en las últimas horas han sido sorprendidos por  varios hechos. Un día después del tan esperado 10 de enero, el Secretario General dela Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, comunicó que esa institución  "respeta cabalmente, como no podría ser de otra forma, la decisión tomada por los poderes constitucionales de Venezuela con respecto a la toma de posesión del presidente de ese país" que se postergó hasta su mejoría.
 
Consideró "resuelto" el tema y "agotadas" las instancias internas, en respuesta a la oposición venezolana que recurrió a la OEA al considerar que la ausencia de Chávez a la toma de posesión el pasado 10 de enero  significaba una "alteración del orden constitucional".
 
Insulza no dejó lugar a dudas, al advertir en un comunicado que "el tema ha sido ya resuelto por los tres poderes del Estado. Lo planteó el Ejecutivo, lo consideró el Legislativo y lo resolvió el Judicial", recalcó,
 
Por otra parte, una serie de organizaciones de venezolanos residentes en Estados Unidos le habían solicitado al gobierno de Barack Obama  que urgiera a aplicar en Venezuela la Carta Democrática Interamericana. No hubo respuesta, sólo el mensaje de que ese proceso que debía ser  resuelto por los venezolanos, al no existir  ninguna "crisis institucional"
 
El otro hecho fue la respuesta del pueblo  y de América Latina, a  las maniobras que se utilizaron para desconocer la voluntad popular. Multitudinaria y pacíficamente el pueblo se tomó Caracas el pasado 10 de enero, contando con la presencia de presidentes, vicepresidentes, cancilleres y otros funcionarios de América Latina y el Caribe  para reconocer al gobierno y respaldar al mandatario que convalece en Cuba.
 
El presidente es  Chávez y puede jurar su nuevo período cuando haya mejorado en su situación de salud y cuenta con el permiso de la Asamblea para permanecer afuera.
 
Son extraordinarios los ecos de esta movilización, una evidente demostración democrática, y un definido posicionamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y otras instancias de integración regional.
 
La oposición pareció olvidar que cuando sucedió el golpe de abril de 2002, con el secuestro del presidente, el cierre del parlamento y todo lo que implica un golpe cívico-militar, el TSJ sostuvo y resolvió que no había habido golpe en Venezuela. El presidente Chávez acató esta decisión judicial, aunque no acordara. .
 
Pero los buitres de todo tipo y especialmente los mediáticos no parecen dispuestos a aceptar voluntades populares o justicias que toman decisiones justas,
 
Creyeron junto a sus financistas externos que Venezuela ante la enfermedad de Chávez,, que los medios de esos poderes sobredimensionaron necrológicamente, sin ningún respeto por la vida, sería un país debilitado y frágil.
 
Especularon que la revolución bolivariana era sólo un hombre, sin escuchar lo que Chávez decía  ante quien quisiera escucharlo, que lo más fuerte de ese proceso era haber "empoderado al pueblo", concientizado y haberlo convencido de que sólo la participación activa de un pueblo democratiza a un país. "De eso no se regresa más" ha dicho el mandatario.
 
Por eso el 8 de diciembre Chávez habló al pueblo con la verdad, sin eufemismos informando  que iba a ser operado   y que eso suponía riesgos, dejando como se dice "los papeles en orden". A pesar de esto las especulaciones ganaron a los medios del poder hegemónico y la guerra sucia fue cotidiana.
 
LOS BUITRES MEDIÁTICOS
 
No fueron cautos ni disimulados. Especularon día por día con la posibilidad de la muerte de Chávez,, incluyendo el robo de la cuenta de una de las hijas del mandatario en la que supuestamente le escribía a su padre "que ya había partido". Hasta dónde puede llegar el "buitrismo" mediático rompiendo toda ética y principio humanitario. Coincidió con el titular de ABC  sobre ell "coma inducido" y supuesto informe de que en cualquier momento  podían desconectarlo del aparato que lo mantenía vivo. Por Twitter convocaron para el día 10 de enero a participar en la "liberación de Venezuela, ocupada por Cuba"(sic).
 
El pasado 4 de enero la seguridad venezolana detectó que Alberto Ravell, ex directivo del canal Globovisión, ex ministro del que fuera presidente Carlos Lusinchi, golpista, prófugo de la justicia venezolana, estaba al frente de una campaña  de guerra sicológica a nivel internacional, incluyendo todo tipo de rumores y falsedades. Ravel fue hombre clave en el golpe de 2002, en los paros patronales y petroleros(2002-2003) y en otras actividades similares, incluyendo los caceroleos oligárquicos.
 
El portal de Ravell  se encargaría de reproducir  "reportajes" a personajes publicados por  ABC y otros similares y con estos  crear una serie de noticias, que aparecen como  generadas en distintos países. Una vieja norma de contrainsurgencia aplicada en diversas operaciones en América Latina.
 
La cadena del miedo que ha denunciado a nivel  nacional la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, también existe y extiende sus redes a nivel internacional  y latinoamericano.
 
La guerra mediática  evidencia la amoralidad de una oposición que maniobra y juega con la  salud de un mandatario,  a pesar de la transparencia con que se informa sobre su salud, sus mejorías y retrocesos.
 
Las derechas latinoamericanas se habían unido para esta tarea de guerra sucia tratando de ayudar a sus pares venezolanos a  llegar por otras vías hacia el gobierno, que desde hace más de una década no pueden ganar en las urnas.
 
La respuesta fueron  las dos victorias contundentes en octubre y diciembre pasado, en este caso cuando el presidente ya estaba internado fuera del país.
 
Los ejes de las campañas de estos días ratificados por informes sobre las comunicaciones entre Ravell y directivos del diario ultraderechista ABC de España y el Nuevo Herald de Miami,  el 27 de diciembre pasado, están destinados a crear un conjunto  de mentiras sobre el futuro de Venezuela, Chávez y su gobierno.
 
"Implosionar" al "chavismo desde adentro" sembrando noticias que confundan a la población, en un eje destinado a crear desconfianzas y enfrentamientos, especialmente  entre el vicepresidente  Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional. Desde Miami  partió el cable que aseguraba que Cabello negociaba con Estados Unidos para que no quedara Maduro al frente del gobierno por su "relación con Cuba" y como no resultó, era Maduro el que negociaba con Washington. Tampoco prosperó.
 
Romper la unidad política y militar, alentar divisiones de todo tipo, usar presiones desde algún sector de supuestas izquierdas, que como en toda América, colabora no en la crítica y la batalla de ideas. que tan bien hace a los gobiernos, sino en la descarnada actividad de desestabilización que manejan las derechas.
 
Golpear a Nicolás Maduro es ahora un eje de campaña. Un eje que está dirigido a desacreditar en todas las formas posibles también a los mandatarios de la región "no sumisos".
 
Un pueblo los ha derrotado en Venezuela pero hoy es más necesario que nunca estar  alerta contra todo tipo de buitre, y no olvidar nuestras experiencias del pasado y la capacidad de resistencia de nuestra América.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios