red.diariocritico.com

El próximo viernes

Nueva York recibe al Papa Benedicto XVI

Nueva York recibe al Papa Benedicto XVI

Nueva York se prepara para recibir el próximo viernes a Benedicto XVI, que atravesará una de sus arterias principales, la Quinta Avenida, con su "papamóvil", al tiempo que las autoridades han reforzado la seguridad con un gran despliegue policial.

El Papa, que llegará este viernes a la Gran Manzana y permanecerá en la ciudad hasta el próximo domingo, estará protegido por cientos de agentes del Departamento de Policía de Nueva York, así como por otros del Servicio Secreto de EE.UU., de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y equipos antiterrorismo, además de la propia seguridad del Vaticano y la de Naciones Unidas.

Las autoridades locales y federales han previsto que varios helicópteros patrullen y vigilen los lugares a los que el pontífice se desplazará los próximos días y que irán desde un paseo en "papamóvil" por el corazón de Manhattan hasta las misas que celebrará en las catedrales de San Patricio y en el estadio de los Yankees y una visita a la "zona cero" del World Trade Center.

El jefe de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly, prepara desde octubre pasado la visita papal, que incluye, aunque fuera de la agenda oficial, una visita a una céntrica sinagoga de Manhattan.

Kelly también ha previsto vigilar las aguas del río East y dispuso que haya francotiradores ubicados en los tejados de los principales edificios de la ciudad.

Benedicto XVI, que es recibido en EE.UU. en su doble condición de líder religioso y jefe del Estado vaticano, se alojará durante su estancia en la Gran Manzana en la residencia del nuncio ante la ONU, Celestino Migliore, que también se ubica en el centro de la ciudad y lleva ya varios días con vigilancia y vallas alrededor.

Además, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha previsto que se cierren las calles adyacentes a la ONU, primera parada del Papa en la ciudad para reunirse con el secretario general de la Organización, Ban Ki-moon, y participar en varios actos.

También se cerrarán al tráfico y habrá agentes custodiando las calles en torno a los otros lugares que visitará el Papa, como la sinagoga de Park East y la iglesia de St. Joseph, ese mismo día.

Alrededor de la catedral de San Patricio, el principal centro católico de Manhattan, y ubicada en la Quinta Avenida, también se ha reforzado la seguridad.

La archidiócesis de Nueva York ha distribuido 5.000 entradas entre los fieles católicos que acudirán el 19 de abril a la catedral de San Patricio para saludar al Papa, a quien también podrán ver en las pantallas gigantes instaladas en el exterior del templo.

En el interior de San Patricio habrá otros 3.000 católicos, dijo el rector de la catedral, monseñor Robert Ritchie, quien señaló que en los últimos días ha aumentado la presencia de feligreses y turistas.

"Hay mucho entusiasmo, cantidad de gente viniendo a las misas, en preparación por la visita del Papa", agregó.

La visita a la "zona cero", en el sur de la ciudad y devastada por los ataques terroristas de Al Qaeda el 11 de septiembre de 2001, así como la zona del estadio de los Yankees llevan varios días bajo protección policial, a la espera de que Benedicto XVI acuda allí el 20 de abril, en el cierre de su visita de seis días al país.

En las entradas del estadio de los Yankees, que tiene capacidad para 57.000 personas, se instalaron arcos detectores de metales y dentro habrá cientos de policías, muchos de ellos vestidos de civil.

Además, las autoridades prohibieron los puestos de ventas ambulantes con recordatorios de esta primera visita de Joseph Ratzinger a EE.UU., y sólo se permitirán los oficiales con camisetas, mochilas, crucifijos y rosarios, aunque en algunas calles se ve algún puesto no autorizado.

Para gestionar esas ventas, la archidiócesis de Nueva York contrató a una empresa de Broadway, Max Merchandising, habituada a gestionar para el mundo del teatro y del cine grandes eventos, y que será el único vendedor autorizado en el exterior del estadio.

No obstante, la empresa de cerámica española Lladró puso a la venta, en uno de los grandes almacenes de la ciudad, una figura del Obispo de Roma para conmemorar su visita a este país.

La ciudad, que gastará varios millones de dólares para recibir a Benedicto XVI, también ve la visita como una ocasión para atraer a miles de turistas estadounidenses y de fuera que quieren estar presentes en los eventos.
"Tendrá un coste significativo, pero todavía no tenemos los datos", dijo el responsable de la Policía de Nueva York sobre unos gastos que tendrán que ser compartidos entre varias agencias, incluyendo a la misma Policía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios