red.diariocritico.com

Un día antes de jurar su cargo

Los nuevos ministros hacen acto de presencia

Lo nuevos ministros que acompañarán al presidente José Luis Rodríguez Zapatero, en la nueva legislatura se despedían hoy de sus actuales cargos. Así, Celesino Corbacho, que mañana jurará como titular de Trabajo, abandonaba hoy el consistorio de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) que dirigía hasta ahora, Beatriz Corredor, futura ministra de Vivienda, decía adiós al Ayuntamiento madrileño en donde ejercía como concejala, mientras que Bibiana Aído, hacía lo mismo con sus compañeros del PSOE de Cádiz a los que abandona por su cargo en el Ministerio de Igualdad. Otros ya ejercían hoy como futuro miembros del Ejecutivo. Miguel Sebastián (Industria Turismo y Comercio) y Cristina Garmendia (Ciencia e Innovación) visitaron el Congreso de los Diputados y se reunieron con el portavoz del grupo socialista en la Cámara baja, José Antonio Alonso, que los definió como "dos personas de calidad".
   En un pleno extraordinario a las 12.30 horas de este domingo, Corbacho dejaba la alcaldía de L'Hospitalet en manos de su primera teniente de alcalde Nuria Marín, ya que ahora su destino es Madrid. El socialista abandona así sus 14 años como edil del Consistorio del municipio barcelonés "con la satisfacción de comprobar la transformación de la ciudad y con el recuerdo de las personas que a lo largo de estos años he conocido", señaló el futuro titular de Trabajo.

   Pero este no ha sido el único cargo del que se despidió Corbacho, que también presidía la Diputación de Barcelona que deja, también con la tranquilidad de una buena planificación de cara al futuro, puntualizó. Además, añadió que sin "ser amigo de dar consejos" recomienda que se trabaje para que esta institución sea "la mano tendida de los municipios". En este acto, otros partidos pertenecientes a la Diputación (como ERC, ICV o PP) no dudaron en desearle suerte y recordaron la relación cordial que ha predominado en estos dos años con Corbacho al frente, como sustituto de José Montilla.

   Tras la jornada de despedidas, Corbacho intervino en la Cadena Ser, donde habló de sus futuras funciones como ministro. En este sentido, destacó que abogará porque los inmigrantes que lleguen a España lo hagan con un contrato de trabajo, -"eso debe ser incuestionable", señaló- y al mismo tiempo apostó por buscar fórmulas para su integración sin que los españoles vean reducidos los beneficios del Estado del Bienestar. "El fenómeno de la inmigración se coloca en una escalera, en un barrio y se coloca en una ciudad, pero en mi opinión ni la escalera, ni el barrio ni la ciudad pueden funcionar nunca con la norma del último que se empadrona", declaró. Del mismo modo pidió que no se "criminalice" a este colectivo.

   Por su parte, la hasta ahora concejala de Vivienda del Ayuntamiento de Madrid Beatriz Corredor, se despidió de su cargo y declaró estar "feliz y orgullosa" de su nombramiento como ministra de Vivienda. "Es un honor formar parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero", señaló durante el Comité regional del PSOE de Madrid. Corredor no quiso aclarar si le había sorprendido su nombramiento, pero sí que dijo sentirse "cómoda, acogida y útil" en el PSOE.

   Nuevo Ministerio de Igualdad


   También la nueva ministra de Igualdad, Bibiana Aído, se daba a conocer a los españoles y mostraba su agradecimiento al presidente del Ejecutivo, por la "valentía" que ha tenido al crear un Ministerio para la Igualdad, lo cual definió como "el valor más noble de la democracia". En Cádiz, Aído destacó la "apuesta firme que mantiene por la igualdad de oportunidades y de derecho", así como "por haber sido valiente y haber puesto en la primera página de la agenda política la igualdad entre hombres y mujeres y luchar por que haya mayores cotas de igualdad y justicia social en este país".

   Aído señaló que uno de los objetivos fundamentales del Ministerio es la lucha contra la violencia de género, que definió como "una de las mayores lacras que tiene este país". En este sentido, señaló que España "no puede tolerar que cada semana muera una mujer víctima de esta violencia" y se refirió a las palabras del presidente del Gobierno en su discurso de investidura para recordar que "el cobarde que sea capaz de levantar la manos a una mujer, tiene que tener claro que no tiene que enfrente a un ser desprotegido, sino a 44 millones de personas dispuestas a plantarles cara".

   Del mismo modo, la gaditana indicó que recibió la llamada del presidente del Gobierno el pasado miércoles y que, después de estar tres horas reunida con él en la tarde-noche del jueves, le comunicó el nombramiento. En este sentido, de la reunión mantenida lo único que desveló es que Zapatero le dejó "claro" que "hay que luchar por tener un país más igualitario donde las cotas de justicia social sean mayores" y afirmó que "para cumplir ese objetivo es absolutamente necesario que hombres y mujeres sean más iguales en derechos y oportunidades".

   Primeras reuniones

   Tras el nombramiento que ayer hacía público Zapatero, algunos de los nuevos miembros del Ejecutivo ya han empezado a visualizar sus futuras competencias. Los primeros, Miguel Sebastián, que se encargará de Industria, Turismo y Comercio, y Cristina Garmendia, titular de Ciencia e Innovación, que hoy ya se reunían en el Congreso de los Diputados para hablar con Alonso de sus proyectos.

   Después del encuentro, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso presentó a Sebastián, y a Garmendia, como "dos personas de calidad" que tendrán como objetivo trabajar en el "área de la inteligencia, investigación y desarrollo" de cara al "mundo globalizado y competitivo". Sobre esto, Alonso explicó también que el nuevo Gobierno va a poner el "énfasis" en el área de I+D+I para "aumentar, aún más, la competitividad de las empresas españolas mediante el sustento intelectual y tecnológico para que eso sea posible".

   En su primera comparecencia pública, la nueva ministra de Ciencia e Innovación, agradeció a Zapatero, "su apuesta por la creación de este nuevo Ministerio y su convencimiento de que sin duda será uno de los motores económicos de la economía española". "Cuando asuma el cargo mañana, junto a mi equipo, trabajaremos con todo nuestro esfuerzo para conseguir los objetivos que pretende el Ministerio", afirmó. Garmendia no adelantó dónde estará situada la sede del nuevo Ministerio.

   Por su parte, Sebastián declaró sentirse "muy ilusionado" y "plenamente consciente de los retos" que tiene por delante "en materia de industria, energía, telecomunicaciones, sociedad de la información, comercio y turismo". "Afronto esos retos con muchas ganas de trabajar en equipo", concluyó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios