red.diariocritico.com

Lugares para la reeducación

La región dispone de 508 plazas para menores sujetos a medidas judiciales

La Ley del Menor los sacó de las cárceles para reeducarlos. Los menores infractores pasaron a cumplir las medidas judiciales en centros más acordes con el nuevo espíritu de la ley, que puso el acento en la reeducación y la reinserción, más que en el castigo por el delito cometido. Así son los centros de menores madrileños.
Cuando la nueva Ley del Menor entró en vigor en 2001, la Comunidad de Madrid solo disponía de 45 plazas para que los menores pudieran cumplir sus medidas. Para poder hacer frente a las nuevas necesidades, el Gobierno regional puso en marcha en 2005 la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor, encargada de ejecutar las medidas impuestas por los jueces a los menores.

Vista exterior del centro de menores El PinarLa apertura de nuevos centros y la dotación de recursos dieron sus frutos y Madrid ya dispone de 508 plazas repartidas entre sus dieciséis centros: 211 en régimen semiabierto, 251 en cerrado y 14 en abierto.

A estas plazas hay que sumar las 23 en régimen terapéutico de consumo de drogas, en el centro Los Álamos, a cargo de la Agencia Antidroga, y otras nueve para terapias de salud mental en el Teresa de Calcuta, gestionado por la Asociación Ginso.

La estructura de los centros, como explica la coordinadora de tratamiento de este último centro, Magdalena Mayorga, se corresponde con las distintas fases del proceso de reeducación de los menores. Así, comparten módulo los menores que se encuentran en la fase inicial de cumplimiento de la medida; los que se encuentran en la segunda, de observación; y los que han ido cumpliendo objetivos y están próximos al vencimiento de la medida, los 'finalistas'. "Cada nueva fase conlleva un mayor grado de autonomía y una serie de 'privilegios' para incentivarlos en su reeducación", apunta Mayorga. "Así, si un menor está en una fase avanzada pero quebranta el reglamento, puede regresar a una fase anterior", prosigue.

Detalle del exterior del centro de menores El Renasco Esta separación, sin embargo, no se mantiene en todo momento, puesto que las clases de enseñanza reglada, los talleres prelaborales o las actividades deportivas se realizan en común. Así ocurre también con los menores que se encuentran en régimen terapéutico: "De cara a su normalización, ellos también practican algunas actividades con el resto de los internos", aclara.

Los reglamentos, los horarios, el proceso de reeducación y las actividades están unificadas por la Agencia del Menor Infractor. Sin embargo, algunos centros ofertan algunas plazas especializadas. Es el caso de El Laurel, que acoge a menores que han cometido delitos de maltrato familiar. Aquí, según explica su director, Manuel Córdoba, "hacemos hincapié en la familia, porque de nada serviría reeducar al menor si sigue manteniendo el mismo tipo de relación con su entorno". Así, si la familia siempre participa en los procesos de reeducación, aquí se añade una terapia específica con la familia, que también es objeto de intervención".

Habitación del centro de menores El Pinar Los centros de régimen semiabierto, donde los menores pernoctan pero realizan parte de las actividades en el exterior, trabajan en coordinación con toda una red de recursos que permiten que el interno ejecute su medida con éxito.

Así, en el centro Los Robles, gestionado por Fundación Diagrama, "algunos menores acuden al instituto de la zona y también hay profesores que vienen al centro a dar clase a los que todavía no pueden salir al exterior. Además, los educadores los acompañan en las salidas al médico, al juzgado o a su domicilio si disfrutan de permiso de fin de semana", cuenta Gorka Vázquez, director del centro. En esos días, además, los menores realizan salidas programadas culturales, de ocio o deportivas, "de cara a su normalización", explica.

En cuanto a los menores no acompañados sometidos a régimen semiabierto, existen pisos tutelados para acogerlos durante las salidas de fin de semana. "También estamos coordinados con los Centros de Atención a la Drogadicción (CAD) o de salud mental de la zona", explica Pablo Justo, director de El Pinar II, gestionado por la Fundación Grupo Norte.

Detalle del interior del centro de menores El Pinar En los centros trabajan numerosos profesionales, entre psicólogos, educadores, trabajadores sociales... "En El Pinar I, que dispone de 60 plazas, hay unos 82 trabajadores, sin contar al personal de seguridad, cocina, mantenimiento o servicio médico", apunta Montserrat Domínguez, directora del centro. "Esto se explica porque aquí se trabaja por turnos, para cubrir las 24 horas, los siete días de la semana", añade.

En cuanto a los menores que cumplen medidas en régimen abierto, la Comunidad dispone de técnicos especialistas en libertad vigilada y seis centros de día, con 49 educadores que hacen el seguimiento de la ejecución. Todos ellos desarrollan actividades como habilidades sociales, apoyo y esfuerzo escolar o asistencia psicológica. Ana Rodríguez Gil, directora del Centro de Día Albufera, gestionado por Asociación Trama, explica que este tipo de centros ofrecen opciones educativas "en función de la medida que debe cumplir el menor".

Interior del centro de menores El PinarAsí, por ejemplo, si debe realizar prestaciones en beneficio de la comunidad y entre semana trabaja o va a clase, la medida se ejecuta en fin de semana. Entre los dos centros de día que Trama gestiona en Madrid, trabajan seis técnicos especializados en  libertad vigilada, cuatro mediadores, dos psicólogos, un trabajador social y un terapeuta ocupacional.

Todas estas infraestructuras sirvieron para que, durante todo 2006, 1.028 menores cumplieran medidas de internamiento (en regímenes cerrado o semiabierto) y otros 2.276 lo hicieran en medio abierto. Para ello, la agencia contó ese año con un presupuesto de 60 millones de euros. La dotación prevista para 2008 asciende a 67,6 millones, que se administrarán para conseguir que los menores infractores de Madrid no reincidan tras cumplir su medida. De momento, las estadísticas dicen que un 83 por ciento han alcanzado su objetivo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios