red.diariocritico.com

Reformado el Estatuto de Castilla y León

Este miércoles fue día de gala en el Senado. Se aprobaba, tras el correspondiente trámite parlamentario, la reforma del estatuto de Castilla y León.

Que yo recuerde se han admitido a trámite en esta legislatura el estatuto catalán, el aragonés, el valenciano, el andaluz y ahora el de Castilla y León.

El vasco fue el primero en pedir la reforma. Se le llamó Plan Ibarretxe pero ni fue admitido a trámite. El PP y el PSOE, que andan como el gato y el perro en todo, se pusieron de acuerdo y no nos dejaron pasar ni de la puerta. Ibarretxe la tocó y le dieron con ella en las narices. Ha sido la única vez, en toda la legislatura, que el PP y el PSOE llegaban a un acuerdo en algo. En decirnos que NO.

Podían haberlo admitido a trámite y enmendarlo, pero dijeron que NO. Rotundamente NO. Luego vinieron los demás. No quisieron ni cepillarlo, como diría Guerra.

Pensaba yo en esto cuando le escuchaba a Zapatero, a medio paso mío en la tribuna del Senado, decir que el estado autonómico va viento en popa.

La segunda consideración la centro en que no se han tenido en cuenta las reivindicaciones de León. Del reino histórico de León. A la singularidad Leonesa solo le queda el nombre. Nada más. Un pacto de Martín Villa con Guerra en su día, cepilló, palabras caras a Guerra las aspiraciones del viejo e histórico reino. Murcia fue autonomía uniprovincial. León no. Pero seguirán reivindicándolo.

Recuerdo como en su día como el diputado de UCD Modesto Fraile quiso que Segovia fuera, también, autonomía uniprovincial, pero Segovia, no tenia, el perfil de Leóny en esta cuestión no se le ha querido dar a León la posibilidad de que decida su futuro. Años de historia han quedado embridados en un corsé que con el tiempo, seguramente, reventará. Yo no he votado nada en contra de lo que querían los leoneses. He votado a favor de ellos.

Y finalmente Treviño. Se ha cerrado la posibilidad de un encaje adecuado a una realidad territorial que clama al cielo.

Pero ya nos lo dijo Rajoy a Ibarretxe y a mi, cuando Don Mariano era ministro de Administraciones Públicas: “Si Treviño estuviera en Ciudad Real, no habría problema, pero Treviño está en Araba, y todo lo que tiene que ver con el País Vasco es materia inflamable y mucho más si hay un referéndum de por medio. Nadie permitirá ese referéndum”.

Y ahí estaban en primera fila Rajoy, Acebes, Fraga y Pio García Escudero. Cerrando la puerta a Treviño.

Bueno, pues ya está aprobada ésta nueva reforma. Felicidades a los castellanos. Mi solidaridad a los leoneses y a los trebiñenses. La lucha continúa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios