red.diariocritico.com

Apertura curso 2007-2008

Cañizares: 'El que olvida sus raíces es incapaz de labrar su futuro'

Cañizares: "El que olvida sus raíces es incapaz de labrar su futuro"

En 2007 se han producido profanaciones en varios pueblos de la diócesis 

El cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, critica el  hecho de que la historia visigótica se ha borrado de los planes de estudio de la enseñanza obligatoria. El arzobispo inauguró el curso 2007-2008 del Seminario de Toledo. El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española califica de ataque a la libertad religiosa en su núcleo más íntimo la profanación de la ermita de Fuensalida (Toledo), ocurrida hace tan solo unos días.

Antonio Cañizares criticó que la historia visigótica ha sido "borrada" de los planes de estudio de la enseñanza obligatoria y apostilló que "quien olvida sus raíces es incapaz de labrar su futuro", dijo. 

Cañizares realizó estas declaraciones durante el discurso ofrecido el lunes, en el Seminario de Toledo, con motivo de la inauguración del curso escolar 2007-2008, al que precedió una eucaristía que presidió y que estuvo concelebrada por el obispo auxiliar Ángel Rubio y otros veinticinco sacerdotes.  

Al igual que en la homilía, el cardenal arzobispo de Toledo insistió en el mensaje de que los nuevos sacerdotes deben ponerse al servicio de la sociedad e instensificar su oración "por esta España nuestra, que tanto lo necesita", manifestó.

Añadió que no quería "dramatizar", pero que "la situación es muy complicada" y que la Iglesia católica no puede mantenerse ajena, sino "implicarse" para dar respuesta a los grandes problemas que se le plantean al hombre y a la sociedad.       

El purpurado toledano realizó estas afirmaciones durante la apertura del curso 2007-2008 en el Seminario Conciliar de Toledo, donde mostró su agradecimiento personal y "de toda la Diócesis" al arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, canciller de la Facultad de Teología San Dámaso de Madrid.

135 alumnos cursarán estudios este año

Mientras, el secretario del Seminario, Francisco María Fernández, en declaraciones a los medios señaló que serán un total de 135, (118 seminaristas) los alumnos que cursen sus estudios en el Seminario toledano, lo que supone una baja con respecto al año pasado, sobre todo de los procedentes de misiones.

Según Fernández, de los 136, 122 estudiarán ciclo institucional y 13 la licenciatura en Historia de la Iglesia, y señaló que este año ha abierto sus puertas una sucursal en Talavera de la Reina (Toledo) donde cursarán el primer curso de Ciencias Religiosas.

Al acto de apertura del curso del Seminario asistieron representantes del Ayuntamiento de Toledo, de la Diputación Provincial, así como de la Comandancia de la Guardia Civil.

Profanación de una ermita en Fuensalida (Toledo)

Antonio Cañizares alertó ayer sobre las profanaciones ocurridas en los últimos tiempos en los templos de algunos pueblos de Toledo y aseguró que el móvil de estos actos no es el robo, sino "un ataque a la libertad religiosa en su núcleo más íntimo".

El también vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), ordenó la lectura de este mensaje durante la misa que se celebró el domingo enl a catedral de Toledo, que no presidió, como suele ser habitual, ya que él mismo, junto a los dos obispos auxiliares de la diócesis toledana, se encontraba en la localidad de Fuensalida, cuya ermita sufrió a finales de la semana pasada el robo del sagrario, y que ayer celebraba actos de desagravio, expiación y reparación por la profanación.

El cardenal denunció que en poco tiempo se han producido en la diócesis "varias profanaciones similares de robo y ultraje al Santísimo Sacramento" y aseguró que "son ya demasiadas, con todo, para que nos callemos". Confirmó estar seguro de que hay una clara intencionalidad que "vulvnera el respeto a lo más santo de la Iglesia y del Mundo: Jesucrito". "Es un ataque a la libertad religiosa, un delito contra el derecho fundamental e inalienable de la libertad religiosa", subrayó Cañizares.

El arzobispo añadió que este "desgraciadísimo y deleznable hecho" sucede mientras que en Ibiza y Madrid se llevan a cabo "manifestaciones o muestras atentatorias contra el derecho fundamental, garantizado en la Constitución, a la libertad religiosa, contra la fe y la Iglesia Católica", subvencionadas, "para matyor escarnio, don dinero público", declaró.

En el caso de Ibiza, el arzobispo alude a la exposición en una antigua iglesia de una muestra que incluye una obra de un pintor holandés, en la que se presenta a Juan Pablo II en una postura que, según el Obispado de Ibiza, ofende a los católicos. A su juicio, un país donde no se respeta el derecho fundamental a la libertad religiosa "camina a la deriva" y si, además, este derecho está tutelado por la Constitución y una Ley Orgánica que la desarrolla en este punto, el Estado de Derecho debe actuar en esa salvaguardia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios