red.diariocritico.com

Lo afirma el médico español que viajó a La Habana

Fidel Castro no padece ninguna enfermedad maligna y se encuentra en proceso de recuperación

Fidel Castro no padece ninguna enfermedad maligna y se encuentra en proceso de recuperación

Fidel Castro no padece ninguna enfermedad maligna y se encuentra, además, en proceso de recuperación. Así lo ha afirmado este martes el jefe de cirugía del Hospital Público Gregorio Marañón, de Madrid, José Luis García Sabrido, quien acaba de regresar de su  viaje a La Habana para estudiar una posible intervención del jefe del Estado cubano. Mucho se ha especulado con la salud del dictador, pero, según Sabrido, Castro no padece cáncer y además se está recuperando. En diversos foros web ya le daban por fallecido.

  El jefe de cirugía del Hospital Público Gregorio Marañón, de Madrid, José Luis García Sabrido, se desplazó el pasado jueves a La Habana para valorar el estado de salud de Fidel Castro, según confirmó ayer, lunes, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, quien además explicó que desde el pasado junio los servicios sanitarios madrileños han enviado diversos medicamentos a petición del Gobierno de Cuba, a través de su Embajada.

   Según confirmó el responsable de la Sanidad madrileña, el Ejecutivo regional seguirá "dando el apoyo, los medicamentos y la asistencia que el Gobierno cubano pueda demandar en cada momento", ya que, recordó Lamela, "el auxilio en materia sanitaria es una obligación internacional".

  En rueda de prensa en Madrid, con asistencia de numerosos corresponsales extranjeros, García Sabrido confirmó que Fidel Castro no padece ninguna enfermedad maligna y que se encuentra, además, en proceso de recuperación.


Asimismo, dejó claro que el presidente cubano no requiere en la actualidad otra intervención quirúrgica. "En estos momentos, la discusión con el servicio médico no revelaba necesidad de ninguna intervención quirúrgica porque la actividad del presidente es excelente. Tiene una actividad intelectual, uno de los grandes problemas que tiene el equipo médico, intacta y fantástica", resaltó.

   Inquirido si su paciente ha tenido que someterse a una segunda intervención en las últimas semanas, insistió en que no se está considerando esta posibilidad aunque para "un paciente que ha tenido algún problema y una complicación quirúrgica, siempre es susceptible de evaluarse otro tratamiento".

Sin cambios en su tratamiento

   El jefe de cirugía del Hospital público del Gregorio Marañón subrayó que Castro está "en proceso de recuperación de una serie de problemas médicos derivados de una gravísima intervención" a finales de julio y desveló que dicho proceso incluye rehabilitación muscular, nutrición y una limitación de su actividad, "uno de los grandes problemas que se encuentra su equipo médico".

   García Sabrido añadió que no ha recomendado cambios importantes en el tratamiento que se le da al presidente cubano. "Básicamente, no hicimos prácticamente ningún cambio porque su condición ahora es estable y está en un proceso recuperación paulatina. (...) Puedo asegurar que, básicamente, todo lo que tiene el presidente Castro en su estrategia y logística terapéutica ha sido considerado por mí como muy bueno", indicó.

   Asimismo, adelantó que prevé acudir de nuevo a Cuba en los próximos meses por razones académicas o profesionales. "Estamos en contacto para ver cómo es su recuperación y esperamos en las próximas semanas o meses tener un nuevo contacto para ver si hay que hacer algún cambio o reconsideración" en el tratamiento a Castro, subrayó.

   El doctor español señaló que el líder cubano "quiere volver al trabajo cada día", aunque las recomendaciones médicas le exigen "prudencia". Por ello, su decisión de delegar poderes en su hermano, Raúl Castro, entraña que debe estar dedicado a su recuperación. "Lo que ocurra en el futuro será una competencia personal de él. Si tiene una recuperación completa y es capaz de su decisión, pues será su decisión", aseveró cuando se le preguntó por las posibilidades que tiene Castro de reasumir las funciones.

   García Sabrido adelantó que su relación "con el equipo médico cubano no data de ahora", sino que los doctores que tratan a Castro son "todos viejos conocidos" de los últimos años. "Les puedo asegurar que la salud del presidente Castro está en manos de unos excelentes profesionales", resaltó.

Primera vez en examinar a Castro


   Asimismo, explicó que había sido la primera vez que había tenido la oportunidad de examinar como médico al presidente Castro y que la visita de la pasada semana ha sido "absoluta y estrictamente" a título personal.

   Eso sí, tuvo que informar a sus superiores del viaje a Cuba. "Como trabajador del sistema público de la Comunidad de Madrid, estoy obligado obviamente por razones administrativas a informarles de la razón de mi viaje y de que este viaje es a título personal", puntualizó.

   Preguntado por el hecho de que España y, concretamente, la Sanidad española atienda a un paciente considerado como un dictador por muchas personas, García Sabrido antepuso su profesionalidad del médico por encima de cualquier otra consideración.

   "Si a mí me piden opinión de cualquier paciente, no le pregunto ni su religión, ni sus ideas políticas ni sus tendencias. Soy un profesional de la medicina y me debo a mi profesión. El presidente Castro, para mí, es un paciente excepcional pero no deja de ser un paciente", manifestó.

   En último término, opinó que la Sanidad cubana tiene una "medicina básica que está entre los mejores del mundo" y que la hace "excelente". Sin embargo, tiene "algunas limitaciones de suministro por razones del mercado internacional", en referencia al embargo estadounidense, que obliga a las autoridades cubanas a buscar un "acceso a diverso tipo de tecnología que a veces no es fácil", concluyó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios