red.diariocritico.com

Las dos empresarias 'abertzales', a prisión por financiar a ETA

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ordenó el ingreso en prisión incondicional para las dos empresarias detenidas la noche del martes en Orio (Guipúzcoa) por realizar pagos voluntarios a la organización terrorista ETA. El juez les acusa de colaboración con ETA mediante el pago voluntario de dinero a la banda terrorista.

  Según el juez, está acreditado que ambas recibieron sendas cartas entre los años 2003 y 2005 en la que se les pedía en un primer momento 120.000 euros y de forma posterior 30.000 euros. Las dos hermanas -María Isabel y Blanca Rosa Bruño Azpiroz-negociaron una rebaja de hasta 6.000 euros, cantidad que finalmente pagaron, explica el juez en su auto.

  El juez ha basado su decisión en la existencia de una carta de agradecimiento remitida a las imputadas una vez efectuados los pagos. El magistrado ha detectado términos que no son habituales en la extorsión a empresarios. En la carta se les da las gracias debido a que con esta financiación han contribuido "a la libertad de Euskal Herria" y se les anima a que en el futuro sigan realizando aportaciones económicas

  Garzón considera que el contenido de la misiva demuestra, por una parte, la próximidad ideológica de las dos hermanas a ETA y por otra, que disponían de la "vía para continuar colaborando" con la banda terrorista.

  El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 tomó declaración a las dos detenidas -las hermanas María Isabel y Blanca Rosa Bruño Azpiroz- en el marco de la causa en la que investiga la extorsión a empresarios a través del denominado 'impuesto revolucionario', en la que se encuentran imputados, entre otros, el dueño del bar 'Faisán' de Irún, Joseba Elosúa, y el dirigente del PNV Gorka Agirre.

  Durante el interrogatorio, que comenzó a las nueve y media de la mañana, las dos imputadas negaron haber realizado pagos a la banda terrorista si bien reconocieron que entre los años 2003 y 2005 recibieron dos cartas de extorsión firmadas por ETA que destruyeron e ignoraron.

  Las hermanas Bruño Azpiroz fueron detenidas en una operación relacionada con la documentación incautada durante el arresto de la cúpula de ETA que se desarrolló el pasado 20 de mayo en Burdeos, que se saldó con las detenciones del supuesto número uno de ETA, Francisco Javier López Peña, 'Thierry', y los presuntos miembros del aparato político Ainhoa Ozaeta, Igor Suberbiola y Jon Salaberria.

  El registro de la pequeña vivienda de Burdeos que ocupaban los cuatro presuntos etarras permitió hallar una nota manuscrita en la que la banda terrorista agradecía a las dos hermanas su aportación voluntaria a la organización terrorista, próximas a la investigación.


UNA DE ELLAS, CANDIDATA DE EH

  Una de las dos detenidas, María Isabel Bruño Azpiroz, figuró como segunda suplente en las listas que la formación Euskal Herritarrok (EH), ilegalizada por el Tribunal Supremo en 2003 por su subordinación a ETA, presentó en Orio en las elecciones municipales de 1999. En el marco de esta operación, la Guardia Civil también registró dos empresas situadas en las localidades de Usurbil (Guipúzcoa) y Aguinaga (Navarra).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios