red.diariocritico.com

Obama y Hillary después del 'mini martes'

Debo reconocer que estoy fascinado por las primarias demócratas de las elecciones americanas. Puede que sea porque la campaña de Obama seguida desde aquí a través de los medios de comunicación me recuerda mucho la de John F Kennedy en 1960, campaña que tuve la suerte de seguir desde la universidad de Stanford donde llegué en septiembre de 1960. Hay que recordar que en 1960 en los Estados Unidos apenas se estaba saliendo de la pesadilla del Macartismo.

Kennedy era joven, culto, liberal, irlandés y católico, lo  que en 1960 para  la América profunda no era menos trasgresor que lo que es hoy Obama,  que es joven, culto, liberal negro e hijo de un inmigrante keniata, y además, para echar más leña al fuego, dicen, aunque él lo niega, que es musulmán. Kennedy movilizó a una importante parte de la juventud, creó ilusión y anunció el cambio en la manera de hacer política en los Estados Unidos.

Siempre recordaré el primer mitin de campaña electoral al que asistí en mi vida, yo, recuerden, venía de la España de Franco. Fue en el Cow Palace de San Francisco y en él Kennedy anunció para el delirio de los que lo vitoreaban la creación del Peace Corps (Cuerpo de la paz), para enviar jóvenes voluntarios a países en desarrollo para ayudar en temas de cooperación. A muchos de mis compañeros les entusiasmó la idea, iban a poder poner su granito de arena para que hubiera un mundo mejor. Algunos de ellos se embarcaron en la aventura tiempo después.

Evidentemente vi los famosos debates Nixon-Kennedy en el salón de TV de mi fraternidad con mis compañeros de fraternidad los ATO. Había poca discusión entre nosotros pues la inmensa mayoría eran demócratas y liberales. Según cuentan las crónicas el fenómeno Obama incluso es algo mucho más increíble y fantástico que en los sesenta lo fue el de Kennedy. Obama está despertando verdaderas  pasiones, probablemente gran parte del público americano, por lo menos los que lo vivieron, asocian el 'Yes we can'  (Si que podemos), con los mensajes de cambio de Kennedy y con el 'I have a dream' (Tengo un sueño) de pocos años más tarde de Martín Luther King.

La encuesta publicada en el New York Times a finales de febrero dice que si las elecciones fueran ahora y los candidatos fueran Hillary Clinton y McCain ganaría las elecciones McCain. Pero si los candidatos fueran McCain y Obama ganaría Obama.

Las últimas once primarias han sido un paseo militar para Obama. Pero por fin este mini martes Hillary ha parado la buena racha de Obama en Ohio y Texas. Hillary Clinton y su entorno estaban viviendo un mal sueño, no se lo podían creer. Ellos se sabían favoritos y les estaban dando una paliza antológica. Pero los Clinton tienen experiencia, no se han puesto nerviosos, han hecho ajustes, han cambiado responsables de la campaña, y parece que también de estrategia, además de volcarse y trabajar intensamente en la campaña de Ohio y Texas y han ganado claramente en los dos estados. Aún quedan varias primarias una importante es la del 22 de abril en Pennsilvanya. Mi impresión es que hasta la convención demócrata no habrá un candidato claro. Allí  designarán al candidato a Presidente de los Estados Unidos de América.

Y mi pregunta es si el nominado es Obama, ¿está la América profunda preparada para tener un presidente trasgresor del sistema? Trasgresor por raza, edad, credo político, religión, origen social y étnico, por su deseo de que las cosas cambien y no sean igual que lo han sido casi siempre. De cundir el ejemplo de Obama a medio plazo supondría la eliminación de los viejos dinosaurios de la política americana. Mi deseo es que América haya madurado lo suficiente para que puedan aceptar un presidente como Obama, aun cuando haya gente a la que no le guste, pero tengo mis dudas. 

Los hechos han sido tozudos en la política americana. A John  Kennedy lo asesinaron, a Martín Luther King lo asesinaron, a Bob Kennedy lo asesinaron  ¿que ocurrirá con Obama si es nominado?, y ¿si se le ve como claro favorito ante McCain?, y ¿si llega a la presidencia de los USA? Cuanto me gustaría equivocarme.  Supongo que él es consciente de cuantas papeletas lleva. Lo tremendo además sería la reacción  de millones de americanos. Sería imprevisible. No se si esta reflexión se la harán o la compartirán los delegados pero si se la  hacen  podria influir para que la nominada sea Hillary.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios