red.diariocritico.com
¡Pobre mi Uruguay querido!

¡Pobre mi Uruguay querido!

Por Manuel Suárez Suárez
viernes 07 de mayo de 2021, 14:31h

En mi esquina montevideana del “Rover” hace meses que la barra no disfruta de sus alegres reuniones de charla entre viejos amigos. El horno sigue invitando al morfe de pizza y fainá, bien calentitas, ahora que entramos en un otoño que casi siempre viene con tiempo revuelto.

Claudio: Bueno, al fin nos podemos juntar después de varios meses de preocupación. Creo que cuando te jugás la vida da lo mismo esperar tres o seis meses para una reunión. Lo importante es la responsabilidad de los ciudadanos pero con un gobierno de irresponsables es difícil de superar una crisis sanitaria de alcance mundial. Nosotros somos frenteamplistas, así que avisamos de que el llamado cambio era una marcha atrás.

Flaco: Estamos todos vacunados con la primera dosis y don José, por la edad, ya tiene las dos. Aunque parece que vamos saliendo del pozo se vislumbra un horizonte lleno de nubes. Murió mucha gente porque más de 3.000 personas para nuestra población es excesivo pero gracias a que el Frente Amplio dejó unas excelentes instalaciones hospitalarias repartidas por todo el país se va a poder derrotar a la pandemia. Es complicado porque nuestro actual gobierno (más bien es un desgobierno) actúa en contra de los intereses de los uruguayos.

Gildo: Es triste y te calienta que se haya elegido la miseria para una mayoría de ciudadanos por el odio a una gestión benefactora que puso al país al frente de todos nuestros vecinos de la región. Lo que dijo Mujica de ¡Cómo me duele ver que se ponga la economía por encima de la vida! te resume y define a una clase política de auténticos discriminadores. Son sabedores de que tienen la firme adhesión de unos votantes que siguen envenenados por la basura mediática. Son los que si pudieran le negarían la vacuna a los frenteamplistas. Estamos viviendo una realidad que se aleja de aquellos tiempos heroicos en que el batllismo se había instalado en gran parte de la sociedad.

Don José: Estoy tranquilo, en lo personal, ya que me pincharon y todo bien pero me duele que mis vecinos no entiendan que somos una comunidad en la que no hay futuro si solamente se vacunan los que más guita tienen. Es evidente que hay quien puede comprar dos o tres vacunas diferentes para que el virus no los afecte. Estos mismos vecinos votaron en contra de la sanidad pública que ahora les está salvando la vida. Acá tengo una reflexión de mi tocayo Saramago que va muy bien para la actual situación. Dice el gran humanista portugués que “Somos la memoria y la responsabilidad que asumimos. Sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir”. Claro que al votante “blancoloradocabildero” le importa un carajo si te contagia porque lo convencieron de que vos sos un bichicome que lo estás jodiendo. Acá me hago la pregunta sobre cómo se logró meter la mierda más insolidaria en los cerebros de millones de personas en todo el mundo. Aristóteles decía que “la verdadera felicidad consiste en hacer el bien” pero quizás se equivocaba ya que son muchísimos los que disfrutan haciendo el mal.

Claudio: Quisiera saber cuál es el beneficio de odiar al Frente Amplio, en serio, no lo entiendo. Si no ganás nada me tenés que explicar la razón de tu resentimiento. Hay que ser muy mala persona para apoyar el afane de los que menos tienen. Me estoy refiriendo a los malandras del MIDES que se llevan la coima de la empresa que estafa a los que necesitan alimentarse en una Olla Popular. Son asquerosos pero los mercenarios mediáticos te dicen que así van a comer mejor y vos que sos un caracagada, lo aceptás sin rechistar. Acá no se habla de ninguna nueva política social, es simplemente el engaño total para robar de los fondos públicos. Nunca pensé, a pesar de conocer los oscuros antecedentes, que el hijo del ladrón del Banco Pan de Azúcar supere en cinismo a su progenitor. Este muchacho deberá de ser denunciado en sede judicial cuando acabe su mandato en marzo del 2025.

Flaco: Ustedes conocen a mi ex cuñado, el gran Juancito de Aires Puros, que estuvo acá con nosotros de visita hace unos años. Es el presidente del “Centro Uruguayo de Madrid” y una persona que lleva más de 40 años ayudando a los uruguayos que se instalan en la capital del Reino de España. Me envía información semanal sobre los acontecimientos que se van sucediendo en su barrio de Carabanchel y me cuenta que se acabó la clase obrera pero que el triunfo del franquismo más rancio en las recientes elecciones autonómicas escapa a las limitaciones de carácter ideológico. Si el gobierno madrileño no te da ayudas pero te deja abrir el boliche cuando y como quieras, entonces esos son los míos. Es increíble que las ayudas estatales hayan servido de acicate para moverse en contra del presidente Sánchez reclamando “libertad”. Juancito dice que en Roma te daban pan y circo. Aunque en Madrid te sacan el pan, igual vas corriendo a votarlos. Semeja que al espacio madrileño no se le aplican las grandes diferencias que hay entre derecha e izquierda.

Gildo: Lo sucedido en Madrid me hace pensar que triunfaron los mismos que ayer votaron a Bolsonaro, Macri y Trump. Creo nos enfrentamos a un desafío que tiene su base en la negación de derechos sociales a los que te dicen son tus enemigos. Hay que hundir al que menos tiene para enriquecer más al poderoso. Es la proclamación definitiva del individualismo más insolidario. Soy yo el que me labro un futuro. Me tengo que defender de los que quieren tener lo mismo que yo, aunque es evidente que no lo merecen. Algo de esta patología social la podemos detectar acá en el votante que llevó a don Lacayo a la presidencia. Me parece que no corresponde hablar de fascismo más allá de que el milico Caganini sea un facho de manual. El combate que derrote al voto-egoísta que lleva al autoritarismo es muy difícil de ganar.

Don José: Estoy abatido y desanimado. No encuentro consuelo para este desastre ya que retrocedemos a ritmo veloz al tiempo de amos y esclavos. Conocemos la historia de la humanidad pero somos demasiados los que no aprendemos del pasado. Es que no tiene gollete que vuelvan los herreristas que fundieron al país después de ganar las elecciones del domingo 30 de noviembre de 1958. Es que no se explica que vuelvan a tener fuerza los partidos Voxta (facho-nazi) en Europa que son los responsables directos de la muerte de millones de personas y de la proliferación de la miseria que se extendió hasta principios de los años sesenta (es decir, ayer nomás). Me gustaría saber la razón de enfrascarse en la mentira para huir de la verdad. Acá viene bien lo que decía el filósofo Kirkegaard: Existen dos maneras de ser engañados. Una es creer lo que no es verdad. La otra es negarse a aceptar lo que sí es verdad. Espero no irme al cementerio sin poder celebrar el retorno del Frente Amplio. Quiero gritar fuerte ¡Vamos a volver! ya que tengo el convencimiento de que habrá miles de ciudadanos que reconocerán haber metido la pata al confiar en unos partidos políticos que los dejaron en la lona. La vuelta al bienestar pasa por recuperar la convivencia en democrática armonía solidaria.

Manuel Suárez Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

3 comentarios