red.diariocritico.com

Contundente 3 a 0

Croacia nos despertó del sueño y solo un milagro nos dejará en el mundial

Croacia nos despertó del sueño y solo un milagro nos dejará en el mundial

Caballero cometió un error que desmoronó al equipo

Por Eduardo Fleming
jueves 21 de junio de 2018, 19:08h

El tres a cero final grafica lo sucedido en el campo de juego. Un conjunto croata que no se separó en ningún momento de su libreto y un equipo argentino que tras el groserísimo error de Caballero no pudo recuperarse anímicamente y de ahí en más solo se vieron atisbos individuales en el conjunto dirigido por Sampaoli. Para colmo Messi en ningún momento se puso al hombro al equipo jugando uno de los peores partidos desde que debutó en la selección. Ahora habrá que rezar para que resultados ajenos no nos dejen afuera del mundial.

Desilusión, esa es la definición que podría agrupar a la mayoría de los argentinos que soñaban tener con este mundial una oportunidad para poder inflar el pecho y decir tenemos al mejor del mundo y lo vamos a demostrar, vean que no solo somos Messi, están también el Kun, el Pipa, Masche, Otamendi, los más “nuevos” como Dybala o Pavón, pero la actuación de la selección dejó todo para realizar un serio replanteo, y por más que partidos son partidos, la imagen final que dejó el equipo ante Croacia lejos está de lo que se pretende para un seleccionado de tamaña categoría.

Es cierto que como bien lo asumió Sampaoli tras la derrota consumada que no leyó el partido como correspondía, pero aún habiendo planteado mal el encuentro, nunca apareció esa rebeldía que caracterizaba al jugador argentino, una falta de liderazgo alarmante tanto desde afuera como desde adentro del campo de juego, con un técnico peleándose con los jugadores croatas y un Messi que no se sabía si estaba o no dentro de la cancha.

El partido hasta los ocho minutos del segundo tiempo estaba para cualquiera. Los croatas aprovechaban la falta de trabajo de la línea de tres argentina y con pelotazos cruzados dejaban expuestos a Salvio y a Acuña, no acostumbrados a jugar en esos puestos, pero a su vez el conjunto argentino también llegaba con peligro, y todo hubiese cambiado si Enzo Pérez acertaba la chance clarísima que tuvo con el arco a su disposición.

Así se llegó al fatídico minuto siete del segundo tiempo cuando en una jugada que no generaba ningún peligro, le pasan la pelota a Caballero, y, paradoja del destino, el protegido casi increíblemente por Sampaoli equivocó el pase, se la dio a Rebić, quien la agarró como venía para poner la ventaja que iba a desmoronar el ánimo argentino.

De ahí al final, un golazo de Modric de media distancia, y sobre el final Rakitic puso el 3-0 con un equipo que iba en búsqueda del descuento totalmente enceguecido.

Ya habrá tiempo de analizar el porque se llegó a esta situación, ahora solo resta esperar que los resultados ajenos nos den una mano y poner una vela para que esta ilusión no se convierta en la peor pesadilla.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios