red.diariocritico.com
Los incendios y conatos duplican en 2015 la superficie calcinada y afectan a más de 516 hectáreas
Ampliar

Los incendios y conatos duplican en 2015 la superficie calcinada y afectan a más de 516 hectáreas

jueves 05 de noviembre de 2015, 15:23h

El delegado del Gobierno andaluz en Sevilla, Juan Carlos Raffo, acompañado por la subdelegada del Gobierno de España, Felisa Panadero Ruz, y la delegada territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Dolores Bravo García, ha informado este jueves del balance de la campaña de extinción de incendios forestales en la provincia, que se ha saldado con un total de 516,76 hectáreas afectadas.

De todas las incidencias registradas en terrenos forestales en la provincia de Sevilla y motivo de actuación, 104 resultaron conato, lo que supone un 80,62 por ciento, mientras que 25 (el 19,38 por ciento restante) tuvieron categoría de incendio.

Emergencias 112 Andalucía atendió un total de 4.848 llamadas relacionadas con incendios agrícolas y forestales durante el periodo de mayor riesgo (entre el 1 de junio y el 15 de octubre) en la provincia de Sevilla. Esta cifra se mantiene en la línea de los datos registrados en los últimos años.

Junto a las llamadas a través de 112, se encuentran también los avisos procedentes de los Sistemas de Vigilancia y Detección del Plan Infoca, mientras que el resto se canaliza a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o los servicios de Extinción de Incendios y Salvamento, entre otros.

MILES DE LLAMADAS

En cuanto a la actividad por meses, julio ha sido este año el mes que más llamadas aglutinó por incendios forestales (6.705), seguido de agosto (4.922), septiembre (2.558), junio (2.325) y los primeros quince días de octubre (601). Respecto a la superficie afectada en terrenos forestales, este año se ha registrado un notable ascenso pasando de las 214,89 hectáreas del año pasado a las 516,76 hectáreas.

Del total de alertas por incendios forestales registrados este año en la provincia sevillana, la Delegación del Gobierno andaluz en Sevilla tan sólo activó el nivel 1 del Plan de Emergencias por Incendios Forestales el pasado 24 de mayo en las proximidades de la urbanización Lagos del Serrano entre los términos municipales de Guillena y El Ronquillo de la Sierra Norte sevillana. El nivel 1 se refiere a aquellos incendios en los que, pudiendo ser controlados con los medios de extinción previstos en el Plan, se prevé por su posible evolución, la necesidad de la puesta en práctica de medidas para la protección de las personas y de los bienes.

Entre las tareas preventivas contra incendios que realiza Emergencias 112 Andalucía (112, Grupo de Emergencias de Andalucía -GREA- y Protección Civil), destacan los estudios en zonas interfase, enclaves donde los núcleos poblacionales se encuentran en espacios forestales o próximos a ellos.

ESTUDIOS PREVENTIVOS

En la provincia de Sevilla se encuentran, actualmente, en fase de elaboración un total de once estudios de este tipo: cinco en El Castillo de las Guardas (en el casco urbano; en las aldeas de Archidona, El Cañuelo y El Peralejo; en Las Minas y la Reserva Natural), dos en urbanizaciones de Castilblanco de los Arroyos (urbanización Las Minas y San Benito Abad y Colina) y otros tres estudios en Cazalla de la Sierra (Urbanización La Vega), El Madroño (aldea de El Álamo) y Coria del Río (Urbanización La Hermandad).

Del mismo modo, y también con carácter preventivo, Emergencias Andalucía lleva a cabo un programa de simulacros y ejercicios prácticos al objeto de probar los protocolos y actuaciones previstas en los planes de emergencia contra el fuego en zonas forestales e interfase. Dentro de la campaña de 2015 se ha realizó, el pasado 15 de mayo, un simulacro de incendio forestal en zona de interfase, precisamente en la Urbanización La Vega de Cazalla. Se trata de un residencial ubicado al sur del municipio, junto a la carretera provincial SE-179, en el límite de una extensa superficie de terreno forestal de matorral bajo y arbolado diverso, donde además existe un hotel y segundas residencias ocupadas durante los meses de verano.

Los simulacros de incendio forestal en zona de interfase, como el realizado en Cazalla, se llevan a cabo para ejercitar las medidas de prevención y planificación establecidas, para mejorar la coordinación entre los distintos operativos y ofrecer una respuesta ágil y eficaz en los casos de emergencia real. Durante los simulacros se evalúa que la instalación de los Puestos de Mando Avanzado (PMA) sea a correcta, la activación de los operativos y organismos, la movilización de los medios, los sistemas de protección a la población y la comunicación entre la estructura del plan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios