red.diariocritico.com

Impidieron que un senador leonés le entregase un casco de minero

El PSOE pide investigar la presencia en el Pleno del Senado de los escoltas de Rajoy

miércoles 06 de junio de 2012, 17:14h
El grupo socialista va a pedir a la Mesa del Senado una investigación sobre la presencia en el hemiciclo de un miembro de la escolta del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que, minutos antes del pleno, impidió el martes que el senador leonés del PSOE Iban García del Blanco le entregara un casco de minero.

El secretario general del grupo socialista, José Miguel Camacho, ha avanzado que dirigirán un escrito a la Mesa ya que un miembro de las Fuerzas de Seguridad, como es el escolta de Rajoy, no tiene por qué entrar en el Hemiciclo.

El senador socialista Ibán García del Blanco intentó regalar al presidente del Gobierno un casco de minero para pedirle que se implique en la crisis del sector y que vaya a visitar a los ocho mineros encerrados desde hace quince días en un pozo en el municipio leonés de Santa Cruz del Sil.

Un miembro del equipo de seguridad del presidente cogió del brazo al senador socialista y le alejó del escaño que ocupa Rajoy, ante el que se interpuso también su jefe de gabinete, Jorge Moragas, en un incidente que tuvo lugar minutos antes de que comenzara la sesión de control del pleno.

Camacho ha recalcado que el PSOE pedirá que se investigue por qué había un escolta en el Hemiciclo y ha recordado que cuando empieza la señal acústica de llamada a pleno, los ujieres de la Cámara se sitúan en las puertas e impiden que pase alguien que no sea parlamentario.

Ha hecho hincapié en que sólo el equipo de seguridad del Senado puede ir armado y ha expresado sus dudas por que los miembros de la escolta del presidente puedan incluso circular por el edificio, ya que dentro del Hemiciclo -ha remarcado- no pueden estar salvo que lo requiera el presidente de la Cámara, Pío García Escudero.

Fuentes de la Cámara Alta han destacado a Efe que el incidente tuvo lugar cuando no había comenzado el pleno -puesto que el presidente del Senado no había abierto aún la sesión- y que la limitación para entrar en el Hemiciclo a los parlamentarios y miembros del Ejecutivo comienza sólo cuando empieza el pleno.
 
Las fuentes han añadido que el Reglamento del Senado no establece nada sobre la presencia de miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y han señalado que el escolta de Rajoy que apartó al senador socialista entró en el Hemiciclo cuando, desde el pasillo, vio que se acercaba a Rajoy con una bolsa en la mano.

El vicepresidente del Senado, Juan José Lucas, ha dicho que la presencia del escolta está "plenamente justificada" porque no había comenzado la sesión plenaria y se limitó a cumplir su deber.

Lucas ha indicado que no es la primera vez que entran policías en el Hemiciclo y ha recordado el debate de investidura de Felipe González en diciembre de 1989 en el que el entonces presidente del Congreso, Félix Pons, expulsó del pleno a los tres senadores de Herri Batasuna que querían acatar la Constitución "por imperativo legal". En esa sesión, ha dicho Lucas, había policías en el interior del salón de sesiones, "y nadie protestó".
 
En el Congreso, el episodio ocurrido ayer en el hemiciclo del Senado ha causado extrañeza, especialmente en los servicios de seguridad, puesto que en la Cámara Baja los escoltas de Presidencia del Gobierno nunca acceden al salón de plenos.

Fuentes parlamentarias han explicado a EFE que el protocolo de seguridad que se sigue en el Congreso está perfectamente definido, de manera que son agentes de paisano adscritos a la comisaría de la Cámara los que se ocupan de la seguridad dentro del hemiciclo.

Cuando el presidente del Gobierno acude al Palacio de las Cortes, y una vez que ha accedido al interior del edificio, los miembros de su equipo de seguridad permanecen en el exterior, o a lo sumo apostados en el vestíbulo, en el acceso a la zona de gobierno.

A partir de ese momento son los escoltas de la Cámara los que se ocupan de la protección del jefe del Ejecutivo, tanto en los pasillos como dentro del hemiciclo.
Las fuentes han hecho notar que al ser los policías destinados permanentemente en el Congreso quienes entran en el hemiciclo ellos conocen perfectamente a los diputados y pueden actuar adecuadamente en caso de que ocurra algún imprevisto con algún parlamentario.
Se trata, han remarcado las fuentes, de resolver posibles situaciones críticas de la forma más eficaz y discreta posible evitando imágenes que pueden resultar contraproducentes como la vivida ayer en el Senado, con una escolta, dentro del hemiciclo, sujetando por el brazo a un senador que quería regalar un casco de minero a Mariano Rajoy.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios