red.diariocritico.com

Con pleito incluido

La Cumbre de Río dice ‘adiós’ al gigante EEUU

La Cumbre de Río dice ‘adiós’ al gigante EEUU

Suenan campanas de cambio, o eso parece que se ha fraguado en la Cumbre de Río que ha finalizado este martes y que ha reunido a mandatarios de 32 países de América Latina y Caribe en busca de soluciones para levantar la región. El reclamo más escuchado es la ‘independencia’ de la región latina del ‘todopoderoso’  Estados Unidos. Pero como no sólo de independencia vive el hombre, esta Cumbre ha dado mucho de sí, desde paquetes de ayudas para Haití, hasta peleas entre presidentes…

La Organización de Estados Americanos empieza a tambalear. Esta es la sensación que resume la reunión de mandatarios en Cancún, México, donde la necesidad de alternativas hace forzoso un cambio de rumbo. Los países asistentes han dado el sí a la creación de un bloque que una la voz de los estados latinoamericanos y del Caribe en los foros multilaterales sin la participación de Canadá ni Estados Unidos. Este nuevo mecanismo se llamaría, temporalmente, Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños e iniciaría oficialmente sus funciones en julio de 2011.

"Ha habido finalmente un consenso sobre la misma, también una discusión muy intensa y consultas país por país respecto del nombre, pero al final, hemos conseguido el consenso". Con estas palabras sellaba el presidente mexicano, Felipe Calderón, la reunión.

Pero no están todos los que son. A pesar del acuerdo, el canciller de Colombia, Jaime Bermúdez, se desmarca asegurando que su país difiere con la idea de que el nuevo mecanismo excluya a algunos países, como Honduras, que no ha sido integrado ni invitado al encuentro.

Parece que entusiasmo no ha faltado, ni consenso tampoco. El nombre del nuevo organismo ha sido propuesto por el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, uno de los principales promotores de este mecanismo. "No esperaba llegar tan rápido a conformar esta comunidad. Me motiva, no hay razón para ser pesimistas", decía el presidente del gigante sudamericano en la clausura de la Cumbre.

De acuerdo con el documento, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños integra a 32 naciones y servirá para el diálogo político de alto nivel en la región. El nuevo organismo tendrá entre sus principios promover el respeto al derecho internacional, la igualdad de los estados, evitar el uso o amenazas de fuerza y trabajar a favor del medio ambiente. Además, buscará la integración política de la zona así como el diálogo con otros bloques de países.

La Cumbre apoya a Argentina

El oro negro, o lo que es lo mismo el petróleo, trae de cabeza estas últimas semanas a Argentina y Reino Unido. Los dos países sostienen una disputa diplomática desde que Londres anunciara  la intención de buscar petróleo en las aguas que rodean las Malvinas, archipiélago por el que esos dos países libraron una guerra en 1982. Este ha sido, posiblemente, el segundo eje de la reunión y que ha provocado un apoyo unánime a Argentina.

Así, Felipe Calderón, presidente anfitrión de la Cumbre, ha asegurado que los países participantes pedirán "a las dos partes que se abstengan de adoptar decisiones que entrañen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación", en referencia a esas actividades petroleras a las que se opone el Gobierno de Argentina. Cristina Fernández, por su parte, pide que Gran Bretaña -miembro permanente del Consejo de Seguridad- cumpla las resoluciones de ONU que demandan establecer un diálogo directo con Argentina sobre el diferendo.

Pleito presidencial: Chávez manda "al carajo" a Uribe

Y como era de esperar, Chávez ha puesto la puntilla. Acostumbrados como estamos a las palabras del mandatario, en esta ocasión su objetivo era Uribe y ridiculizarlo durante el almuerzo de presidentes de la Cumbre del Grupo de Río. El motivo: Uribe comparó el bloqueo de Estados Unidos sobre Cuba con el trato comercial dispensado por Venezuela a empresas colombianas. Salto la chispa y Chávez mandó “al carajo” al presidente de Colombia. La respuesta de Uribe fue más sensata, le pidió respeto diciendo que él jamás haría algo así.

La situación se calentó y tuvo que intervenir incluso el presidente de Cuba, Raúl Castro, para intentar apaciguar los ánimos, aunque parece que de poco sirvió. En algún momento de la discusión, Chávez dijo que se iba a retirar del recinto, momento en el que Uribe dijo "sea varón y quédese aquí y hablemos de frente, porque usted a veces insulta en la distancia".

Sea como fuere, a pesar de la confrontación entre versiones venezolanas y colombianas, no nos sorprende el ‘momentazo’ Chávez. De todos modos, este no era el motivo de la reunión, aunque seguramente sea el más sonado… Una pena…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios