red.diariocritico.com

El hijo de 11 años de un cautivo de las FARC encabeza una caminata por su liberación

El pequeño Johann Steven Martínez Tulcán, de once años de edad e hijo del cabo Libio José Martínez, secuestrado por las FARC en 1997, encabeza desde hoy una caminata de casi 100 kilómetros para pedir la liberación de su padre.
El niño, que no conoce a su progenitor porque nació cuando este llevaba tres meses secuestrado, va acompañado por habitantes de Ospina, su pueblo natal en Nariño (sur del país), y pretende llegar el próximo viernes a Pasto, capital de ese departamento fronterizo con Ecuador.

"Queremos con esta caminata pedir por mi padre, pero también por todos los secuestrados de Colombia y para que la guerrilla se ponga la mano en el corazón y deje libres a todos los que tiene en la selva", clamó Johann Steven en una invitación difundida por Internet.

El cabo Martínez prestaba servicio temporal en la Estación de Comunicaciones del Ejército en el cerro de Patascoy (Nariño), tomada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el 21 de diciembre de 1997, y es, junto al también cabo Pablo Emilio Moncayo, el rehén más antiguo en poder de la guerrilla colombiana.

A los pocos días del ataque debía iniciar sus vacaciones y su plan era dedicar todo su tiempo a su novia Claudia y al bebé que venía en camino.
Martínez y Moncayo sobrevivieron al ataque y los combates, pero fueron hechos prisioneros por las FARC.

La guerrilla anunció en abril pasado que dejaría libre al compañero de Martínez, hijo del profesor Gustavo Moncayo, conocido como "el caminante de la paz" por las distintas travesías a pie que ha realizado en Colombia y otros países para reclamar la libertad de su hijo.

El profesor Moncayo también pide un acuerdo humanitario que permita un intercambio de secuestrados de las FARC por guerrilleros presos, la principal demanda de los subversivos para liberar a sus cautivos.

El pequeño hijo del cabo Martínez, que pretende así emular las hazañas del padre de Moncayo, comenzó a aparecer en la televisión colombiana para reclamar la liberación de su progenitor.

El cantante colombiano Juanes llegó a invitar al pequeño al concierto que ofreció en Bogotá en diciembre de 2007, conmovido por su situación.

Las FARC mantienen aún como rehenes considerados "canjeables" a 22 militares y policías, entre ellos Martínez y Moncayo, a quienes busca intercambiar por unos 500 guerrilleros presos.
 
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios