red.diariocritico.com

¡Cuidado con Soraya!

   ¿Qué le pasa a la vicepresidenta? Esa es la pregunta que se hacen algunos diputados socialistas porque, en las últimas sesiones parlamentarias, Soraya Sáenz de Santamaría, ha logrado acorralarla. Incluso en el PP, donde hay muchos diputados que echan pestes de su portavoz, reconocen que Soraya Sáenz de Santamaría le ha cogido la medida a Teresa Fernández de la Vega, y que en las sesiones de control se está alzando con la victoria.

   El caso es que la portavoz el PP no gusta a los suyos porque considera que su nombramiento no es merecido, sino fruto del 'dedazo' de Mariano Rajoy y, la verdad sea dicha, la suelen poner a 'caldo'. Pero el caso es que la portavoz popular, paso a paso, se está abriendo su propio espacio y ya digo que para sorpresa de propios y extraños ha conseguido batir a la vicepresidenta en las sesiones de control de los miércoles.

   Puede que la 'vice' haya estado con la guardia baja, o puede que que Soraya Sáenz de Santamaría se venga preparando sus intervenciones con el ahínco de los opositores y cuando sale a la tribuna lo hace con ganas de comerse el mundo y demostrar que si está donde está no es solo por el 'dedazo' de Rajoy. El caso es que estos días se habla de Soraya Sáenz de Santamaría en los corrillos del Congreso, porque, todo hay que decirlo, la clase política es más endogámica que nunca, y mientras los ciudadanos empezamos a tener que sortear como podemos la crisis que se nos ha echado encima, Gobierno y oposición parece que se han cogido vacaciones.

   El Gobierno porque no termina de decirnos qué va a hacer para resolver el problemón de la crisis, y la oposición porque anda en lo suyo, o sea peleándose para ver si a Mariano Rajoy le despiden ahora o dentro de tres años. El caso es que muchos ciudadanos tienen la impresión de estar abandonados a su suerte, mientras el presidente luce por su ausencia, que es lo que suele hacer cuando hay problemas, dar un paso atrás y que sean otros los que salgan a dar la cara, aunque hay ocasiones en que nadie la quiere dar.

   Ya digo que los ciudadanos empezamos a notar en el bolsillo las primeras consecuencias de la crisis, palabra proscrita por el Gobierno, pero que responde a la realidad. Mientras, en medio de esa apatía que parece haberse apoderado de nuestra clase política que ya digo que esta en sus propios asuntos, la portavoz popular intenta hacerse un hueco y que se note que puede con el cargo en que le han colocado. Por lo pronto, está demostrando que puede enfrentarse con éxito a Teresa Fernández de la Vega, y eso, hay que reconocerlo, es un tanto a su favor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios