red.diariocritico.com

Atentado en Afganistán

Dos albaceteños, entre los heridos

Dos albaceteños, entre los heridos

Un boeing 707 partirá por la tarde a Afganistán para trasladar heridos y fallecidos

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, confirma que dos de los heridos en el atentado registrado en Afganistán, en el que perdieron la vida otros dos soldados y un traductor afgano, son de la provincia de Albacete. Rubén López García, de 19 años y natural de la capital, se encuentra en estado grave; mientras que Carlos Soto Gacría, de 25 años de edad y herido leve, nació la  localidad de Casas Ibáñez.

Según el titular del Ministerio de Defensa, José Antonio Alonso, los fallecidos son los caballeros legionarios paracaidistas German Pérez Burgos, de 33 años de edad, casado y natural de Alanje (Badajoz), Estanley Mera Vera, de 20 años de edad, natural de Guayaquil (Ecuador), y el intérprete de nacionalidad afgana que les acompañaba, Rohulah Mosavi.

La deflagración dejó heridos graves a Rubén López García, de 19 años de edad, natural de Albacete, Julio Alonso Sanjuan, de 20 años, soltero y natural de Valladolid y Oscar Bertomeu Fernández, de 21 años, soltero y natural de Móstoles, y leves al soldado albaceteño y a Carlos Arbelaez Henao, natural de Sevilla Valle Cali (Colombia), David Ospina Motaño, de 19 años, soltero natural de Medellín (Colombia). Alonso señaló que la explosión que acabó con la vida de dos militares del contingente español y dejó heridos a otros seis fue causada por un artefacto explosivo activado por la rueda trasera del vehículo blindado atacado.

Dos heridos son albaceteños

 El joven Rubén López García, de 19 años de edad, herido grave en el atentado registrado hoy en Afganistán, es natural de Albacete, según confirmaron a Europa Press fuentes militares. López García, soltero, ingresó en el Ejército de Tierra en enero de este año y está destinado en la primera Bandera de la Brigada Paracaidista. En el atentado también resultó herido leve Carlos Soto García, de 25 años de edad, nacido en Casas Ibáñez (Albacete).

En rueda de prensa en la sede de su Departamento en Madrid, Alonso afirmó que el blindado español, perteneciente a la Fuerza de Reacción Rápida española de la base de Herat, sufrió "una fuerte explosión" a las 8.55 horas cuando circulaba por la carretera 517, en las inmediaciones de Shewan, en la provincia de Farah a unos 44 kilómetros al norte de la capital.

Según las datos del informe preeliminar que el jefe de Estado Mayor de la Defensa trasladó al ministro minutos antes de su comparecencia, el artefacto explosivo fue activado por la presión que ejerció la rueda trasera derecha del BMR, que encabezaba la columna española compuesta por otros cuatro vehículos.

Alonso indicó que, tras el ataque, los fallecidos y los tres heridos menos graves fueron evacuados al hospital ROLE 2 de la Base española de Herat, mientras que los tres heridos graves fueron trasladados al Hospital ROLE 3 de Farah.

El titular de Defensa confirmó que el vehículo atacado estaba dotado de inhibidor de frecuencia y defendió la idoneidad de los BMR para esta misión. En ese sentido, aseguró que los Blindados Medios de Ruedas son adecuados para esta operación, se encuentran entre los mejores vehículos desplegados en ese teatro de operaciones y son "mejores que la mayoría".

Alonso señaló que "la causa más probable" de la deflagración fue un artefacto explosivo activado por presión y explicó que las tropas españolas estaban desplegadas en la zona en el marco de una misión de la ISAF en apoyo al Ejército y la Policía afgana para mantener segura esa carretera.

Los militares fueron atacados cuando se disponían a ser relevados por efectivos italianos de la misma Fuerza de Reacción Rápida e iniciaban el regreso a la Base de Apoyo Avanzado de Herat, por lo que se encontraban en ese momento en la fase estratégica de una misión ya completada.

El ministro afirmó que mantiene la comparecencia para pedir autorización parlamentaria para el envío de un contingente de 52 instructores militares a Afganistán y subrayó el compromiso del Gobierno con la misión de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), avalada "políticamente" por el Parlamento y respaldada por Naciones Unidas.

Alonso reconoció que Afganistán es "un país inseguro" marcado por el terrorismo talibán y el narcotráfico y recordó que ISAF ha sufrido un total de 412 víctimas mortales, cuatro de ellas españolas, y sólo este año se han registrado más de 200 muertes por artefactos explosivos improvisados, 45 en la zona oeste del país.

Explicó además que un avión Boeing 707 de la Fuerza Aérea española está siendo preparado para la evacuación de los fallecidos y los heridos y que, previsiblemente, partirá de la Base Aérea de Torrejón de Ardoz esta misma tarde.

Alonso expresó sus condolencias por el fallecimiento de los dos militares cuando servían a España y manifestó la "admiración y recuerdo" del Gobierno por ambos. Tras ello, el titular de Defensa subrayó que el Gobierno español mantiene su compromiso con la misión de la OTAN en Afganistán.

El titular de Defensa confirmó que el vehículo estaba dotado de inhibidores de frecuencia y defendió la idoneidad de los BMR para la misión en Afganistán, como uno de los mejores vehículos desplegados por las tropas internacionales en el país. En este sentido, incidió en que la misión ISAF está respaldada por Naciones Unidas y está concebida para impedir que el terrorismo talibán controle el país.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios