red.diariocritico.com

Dice que es "incomprensible" que no apele

La dura pugna Piñera - UDI

La dura pugna Piñera - UDI

Una vez más, Sebastián Piñera ha tropezado con sus aliados. Las ambiciones políticas de Piñera se estrellaron ya en 1992 con una sorprendente maniobra política-policial, en la que estuvieron comprometidos Evelyn Matthei, Ricardo Claro, los servicios de Inteligencia del Ejército y otros.
Como el empresario insiste en ser protagonista político, los odios de un sector de la derecha le persiguen. Así ha ocurrido nuevamente. Tras la millonaria multa de la Superintendencia de Valores y Seguros, Piñera embistió contra el gobierno. Pero no fue necesario que éste replicara.

Su adversario “natural”, la UDI, le salió al paso. Resulta “incomprensible que Piñera embista contra la UDI, como si nuestro partido tuviera la obligación de defender sus intereses en negocios particulares”, declaró el partido que encabeza Hernán Larraín.

Y más aún. El punto 4 de una declaración oficial entregada el martes, dice textualmente: “Esta lamentable experiencia no hace sino confirmar en todos y cada uno de los militantes de nuestro partido, la convicción de que la UDI tiene ante el pueblo de Chile el ineludible deber de construir una alternativa propia que, dentro de la Alianza por Chile garantice el triunfo en las próximas elecciones presidenciales”.

En buen castellano, eso significa desahuciar una candidatura de Piñera y proclama la necesidad de levantar un candidato propio “dentro de la Alianza por Chile”.
 
La UDI explica que “el país no entiende por qué Piñera prefiere pagar una millonaria multa en vez de exigir que se le haga justicia”.

La declaración de la UDI se produjo luego de las declaraciones del empresario, quien acusó a sus pares de usar el dictamen del organismo regulador, de estarlo “chaqueteando”. Piñera se refirió al senador Jovino Novoa (UDI), quien respaldó la multa de la SVS.

El lunes, el presidente de la UDI, Hernán Larraín, ya había considerado que la reacción de Piñera no era “razonable”, considerando que se trataba de una materia “opinable” y que en la UDI existían diversas opiniones. En esa línea, lo exhortó a “no confundir a su adversario”, pues "él tiene que entender que su problema es con la Concertación" y a que no contaminar con sus problemas la unidad de la Alianza.

El empresario fue sancionado la semana pasada con una multa de $ 363 millones por comprar en julio de 2006 acciones por $ 3.000 millones de la aerolínea LAN, pese a que minutos antes había conocido los estados financieros la empresa.

Aunque el organismo descartó el uso de información privilegiada, estimó que el candidato presidencial derechista incumplió con el deber de abstención que rige para quienes tienen acceso a estos datos.

El conflicto entre Piñera y la extrema derecha se agudizó aún más con las declaraciones de la senadora Evelyn Matthei (UDI), ex amiga del empresario e integrante de la antigua “patrulla juvenil” que formaron Allamand, Matthei y Piñera. 

En declaraciones a radio Cooperativa, Matthei recordó que desde hace una década que vienen exhortando sin éxito al empresario a que “separe aguas” y si bien reconoció que es extraño que la SVS aplique por primera vez una norma que existe hace tres años, precisó que Piñera "tiene que ser el triple más cuidadoso que cualquier persona".

"Hay un reproche a Sebastián porque hizo algo que está prohibido por la ley, ley por lo demás que él estuvo presente cuando se discutió y se votó en el Senado. Pero también hay un reproche a la superintendencia, porque miren la casualidad que después de 13 años la primera vez que aplican esta ley es a Sebastián Piñera", agregó.

Entretanto, el presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín, admitió que es incompatible ser Presidente de la República y accionista de LAN.

Que Sebastián Piñera fuera Presidente de la República y a la vez uno de los principales accionistas de LAN, es imposible. Él lo entiende así y se va a deshacer de sus acciones de LAN. ¿Cuándo y cómo? No lo puedo decir, porque no estoy en conocimiento. Las va a vender o entregar en un fideicomiso ciego, pero el encontrará la fórmula”, indicó Larraín a la radio Bío Bío.

Con todo, estimó que se trata de una operación que debe realizarse con sumo cuidado, teniendo en cuenta de que Piñera, cuando decidió no apelar contra el dictamen de la SVS, ya decidió optar por la política. "Ahí se tiró a la piscina con ácido, entonces esta es una operación de embarque que tiene que hacerse gradualmente, con cuidado y con inteligencia”, precisó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios