red.diariocritico.com

Entra en servicio

El pantano de Melonares aumenta un 30% la regulación de la provincia de Sevilla

El pantano de Melonares aumenta un 30% la regulación de la provincia de Sevilla

martes 24 de marzo de 2015, 17:26h
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha presidido este martes el acto de puesta en servicio del embalse de Melonares, una vez finalizada la fase de pruebas técnicas de la infraestructura de conexión entre el pantano y el sistema de abastecimiento de Sevilla y su zona de influencia, iniciada en enero tras terminarse los trabajos, incluyendo el recrecimiento de la infraestructura existente en el canal del Viar y las de la balsa que conecta el canal con la tubería.

   La finalización de estas obras, "muy deseadas", ha cristalizado en un evento en el que además de la vicepresidenta también estaban presentes el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, entre otras autoridades, además de alcaldes de la zona de influencia que se verá beneficiada por la construcción: un total de 41 municipios, con una población de 1,3 millones de personas.

   Durante su intervención, Sáenz de Santamaría ha incidido en la importancia del agua como un recurso "esencial" para el desarrollo sostenible, de lo cual Melonares puede ser un ejemplo en tanto que abastece a una cantidad principal de población y contribuye al "desarrollo económico y social".

   "El agua es calidad de vida, clave para el desarrollo de los países", ha insistido la también ministra de Presidencia, que recalca la importancia de garantizar el acceso a un bien "tan escaso e irregular" en la cuenca del Guadalquivir, así como contribuir al desarrollo del sector agrícola.

   La vicepresidenta ha expuesto que el Gobierno ha terminado en tres años lo que debía cumplirse en ocho, en referencia al primer ciclo de planificación hidrológica, y ha anunciado que el segundo estará cerrado en 2015, año en el que se han invertido 350 millones en infraestructuras de agua en Andalucía, superándose los 458 millones en la presente legislatura.

60 KILÓMETROS DE RECORRIDO

  En lo referente a la iniciativa ya inaugurada, la canalización de las aguas, que recorrerán 60 kilómetros desde el embalse hasta la estación de tratamiento de agua potable del Carambolo, ha supuesto una inversión por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) de 43,7 millones de euros, la mayor de esta legislatura, dentro de una intervención total de 110 millones cofinanciada entre el organismo de cuenca y fondos europeos.

   De esta forma, la infraestructura, que permite almacenar hasta 186 hectómetros cúbicos, finalizó en 2007. Un año después se redactó el proyecto de las conexiones, que no se acometieron hasta 2012: la obra, transferida en su momento a la Junta de Andalucía bajo la premisa de traer el agua hasta Sevilla con la ejecución de dos iniciativas --con la utilización del canal del Viar para los 30 primeros kilómetros, con funcionamiento por gravedad, y la construcción de tuberías para el tramo restante--, fue posteriormente devuelta a la CHG.

   El embalse, de uso exclusivo para abastecimiento urbano, proporcionará unos 34 hectómetros cúbicos al año, implicando un incremento de la capacidad de regulación de la provincia en un 30 por ciento.

INTERVENCIONES CONCRETAS 

 En cuanto a las intervenciones concretas, la modernización del canal del Viar para su uso compartido para riego y abastecimiento a la ciudad de Sevilla ha contado con una inversión de 15,14 millones de euros. El actual canal fue construido en 1953 y tiene una longitud total de 85 kilómetros para regar 12.000 hectáreas situadas en los términos municipales de Cantillana, Villaverde del Río, Alcalá del Río, Burguillos, Guillena y La Algaba.

   La segunda actuación que simultáneamente se ha desarrollado en esta zona ha sido la conducción de conexión del Canal del Viar con el sistema de abastecimiento a Sevilla, con una inversión que supera los 27 millones de euros. Las obras han consistido en la ejecución de una balsa de regulación y un depósito de 180.000 metros cúbicos, que garantizarán una respuesta rápida ante las necesidades de Sevilla, con dos horas de tiempo de reacción.

   El proyecto también incluye una nueva tubería a lo largo de 17 kilómetros de longitud con capacidad para que circule un caudal medio de dos metros cúbicos por segundo, que conducirá el agua desde su conexión con el Canal del Viar hasta las instalaciones de Emasesa en San Ignacio del Viar. Desde aquí, y a través de infraestructuras ya existentes, se impulsará el agua hasta el Carambolo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios