red.diariocritico.com
Fernando Jáuregui
Fernando Jáuregui

¿Cuándo conoció usted el término 'hashtag'?

martes 06 de diciembre de 2011, 18:04h
Celebración de la fiesta aniversario de la Constitución, en el Congreso de los Diputados. Han venido siete -seis más uno- presidentes autonómicos, ningún ex presidente del Gobierno, algunos alcaldes, tres padres de la Constitución, un presidente del Gobierno en funciones, otro 'in pectore' -por cierto, que, por fin, Mariano Rajoy habló algo acerca de lo que piensa hacer-...Gran discurso de José Bono, corrillos en torno a Zapatero, Rubalcaba, Rajoy... Ausencia de los nacionalistas y, claro, de los 'abertzales', presencia 'limitada' de Izquierda Unida, descontenta con la última -y segunda- modificación constitucional. Y lo que te rondaré, morena.
Más o menos, con las variantes propias de la coyuntura, lo de siempre, aunque esta vez todo era diferente: primera vez en treinta y tres años que el Parlamento estaba oficialmente cerrado, el Ejecutivo en funciones, las dos principales formaciones políticas a escala nacional de acuerdo en presentar la misma cara ante una Europa exigente, que, a partir de hoy, nos va a examinar aún más que hasta ayer. Llevo treinta y dos años asistiendo a estas conmemoraciones: jamás percibí, como ahora, una sensación de nueva era, de que todo va a ser diferente. Y de que esta Constitución de 1978 va a experimentar unos cambios que irán mucho más allá de lo que preveían algunos programas electorales que jamás se cumplieron.
Hablo largo rato con uno de los 'padres' de la Constitución. Me sugiere vagamente que algunos cambios 'menores' ya se van imponiendo en nuestro texto legal fundamental. Le pregunto cuándo oyó hablar, por primera vez, del término 'hashtag'. Reconoce que jamás había escuchado la palabra hasta hace ocho o nueve meses, cuando ardía el norte de África merced a las redes sociales, cuando nacía el movimiento de los 'indignados'. "Pues con el hashtag ha empezado a cambiar el mundo", le digo. Y es que esta Constitución de 1978 no contempla ni a esa Europa que nos exige, nos agobia y nos condiciona, ni contempla la revolución de Internet, ni el euro y los teléfonos móviles, o la de los avances tecnológicos. O la confusión de la marcha del 'Estado de las Autonomías', o las injusticias de la normativa electoral, ni los desequilibrios de una estructura económica que tampoco -y tan poco- nos sirve ya.
No, mi interlocutor no es un experto en redes sociales, su nieto más pequeño domina el teléfono móvil y sus interminables secretos mucho mejor que él y, para colmo, se siente profundamente desconcertado ante la que nos viene, una parte de lo cual está, en esos momentos, siendo difusamente anticipado por Rajoy a una nube de periodistas que le asedian, circunstancia para la que el inminente presidente del Gobierno estaba, obviamente, preparado, lo mismo que su jefa de prensa. Todos estaban preparados para asumir el rol que este martes les tocaba: Rajoy, Zapatero, Rubalcaba. Sabían lo que los periodistas les íbamos a preguntar y estaban perfectamente preparados para no responder con la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. No saben qué contestarnos; cómo saberlo cuando el mundo cambia cada día, cuando la Unión Europea se enfrenta cada lunes y cada martes con declaraciones diferentes de la Merkel, con retos distintos a asumir hoy en Marsella, mañana en Bruselas. Cuando ninguno de los líderes europeos tenía la más puñetera idea, hace ocho meses --ponga usted diez, si quiere-- del significado del término 'hashtag', que ha modificado la vida de tantas personas, que ha impuesto tantas coyunturas difíciles en tantas partes del mundo. Qué quiere que le diga: hemos entrado de cabeza en un mundo que desconocemos, así que más vale tomarlo con calma, pero sin pausas, como decía Goethe.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios