red.diariocritico.com

Más de 550 vehículos ya usan GLP como combustible alternativo

Más de 550 vehículos utilizan ya en Madrid el Gas Licuado de Petróleo (GLP) como combustible alternativo, entre los 300 turismos 'limpios' que hay en la región y los más de 250 taxis que se abastecen de él desde la firma de un convenio de fomento de este gas.
Este carburante, que casi elimina la emisión de los gases más contaminantes que generan los combustibles convencionales, sobre todo óxidos de nitrógeno y partículas en suspensión, es la alternativa ecológica más utilizada en el mundo, donde más de 11.000 vehículos lo emplean. En España, más de 2.500 turismos apuestan por él.

A fin de impulsar el uso del 'autogas' y dentro de una serie de acciones llevadas a cabo para alcanzar este propósito, la directora de Desarrollo de Negocio y Marketing de Repsol Butano, Aurora Gómez, entregó este martes al delegado del Área de de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, un vehículo GLP en calidad de autorización de uso.

El acto tuvo lugar en la estación de servicio de Méndez Álvaro, la única que suministra este carburante en la región junto con la del barrio de San Isidro, pero Repsol expandirá la red de puntos de venta de este combustible hasta cuatro estaciones más, para lo que la empresa ya ha obtenido licencia, según informó Gómez.

Calvo señaló que el fomento del uso de gases menos contaminantes que realiza el Consistorio madrileño tiene como finalidad "mejorar la calidad del aire de Madrid y, con ello, la calidad de vida de los vecinos de la ciudad". Por ello, el Gobierno municipal se ha fijado el objetivo de que toda la flota municipal se abastezca de gases alternativos menos contaminantes antes de 2011.

Por su parte, la representante de Repsol agregó que el impulso de los combustibles ecológicos es un "ejemplo clarísimo de contribución a la mejorar general del entorno" e indicó que tiene "muchas ventajas para el medio ambiente". Esta empresa insiste en las ventajas técnicas de las que este gas permite dotar a los vehículos, como son una combustión "más limpia y completa", un coste inferior a los carburantes convencionales, mayor duración del motor, mantenimiento más económico, conducción suave, silenciosa y sin vibraciones, y maletero no reducido por el espacio del depósito.

Según datos del Real Automóvil Club de España (RACE) aportados por el concejal, este gas emite mucho menos dióxido de carbono (CO2) que el diésel y un 15 por ciento menos que la gasolina; genera un 96 por ciento menos de emisiones de óxido de nitrógeno que el diésel y un 68 por ciento menos que la gasolina; desprende un 99 por ciento menos de partículas en suspensión que el diésel; y reduce hasta un 50 por ciento el ruido que hacen los combustibles convencionales.

Además, otra de las ventajas que supone la utilización de este gas como combustible es el precio, pues el usuario puede ahorrarse 4 euros cada 100 kilómetros respecto a un coche de gasolina y hasta 2 euros durante el mismo recorrido si se compara con un vehículo abastecido con diésel.

"Hoy son muchos los motivos que nos ayudan a utilizar el GLP, entre otros, seguro que también será la buena respuesta del vehículo, como estoy seguro de que comprobaré estos días", declaró Calvo en su intervención, al tiempo que trasladó su agradecimiento a Repsol por contribuir a la calidad del aire.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios