red.diariocritico.com

Una exposición ofrece por primera vez una visión global de Josep Renau

Carteles, dibujos, bocetos de murales y fotomontajes muestran la fuerza expresiva y el compromiso político del artista valenciano Josep Renau en la muestra 'Josep Renau 1907-1982. Compromiso y Cultura' inaugurada este jueves en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid y abierta hasta el 30 de marzo.
Un total de 250 piezas, algunas de ellas inéditas, siguen el rastro biográfico y plástico del Renau (Valencia, 1907-Berlín 1982), un hombre "polifacético" y "muy mal conocido" según ha apuntado Jorge Ballester, artista y sobrino de Renau. Ballester ha subrayado el carácter "democrático" de sus trabajos y la visión "global" de Renau, que ofrece esta muestra, organizada y coproducida por la Universidad de Valencia a través de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) en el marco del centenario de su nacimiento.

Para ello, el proyecto, comisariado por el catedrático de la Universidad Complutense Jaime Brihuega, plantea un amplio itinerario por las múltiples facetas del artista, desde la más conocida como publicista o creador, hasta su papel como promotor del Pabellón español de la Exposición Universal de 1937 en París e incluso su "responsabilidad directa" en la creación del Guernica de Picasso, según ha indicado Jaime Brihuega. "Renau tenía claro que debía haber una máquina de agitación y propaganda realizada por los artistas más importantes del mundo", ha destacado.

Responsable cultural en momentos críticos de la historia -fue director general de Bellas Artes de 1936 a 1939- y, sobre todo, intelectual comprometido con todo aquello que compete el presente en el diseño del porvenir, simboliza uno de los polos de esta encarnizada dialéctica entre pureza y compromiso que marcó el devenir de la cultura contemporánea. El discurso expositivo en el Museo Contemporáneo se articula en cuatro grandes apartados: 'Tiempo de República: entre la formación y el compromiso' (1926-1931); 'España en guerra (1936-1939)'; 'Cruzando el océano: el exilio en México (1939-1958)' e 'Imágenes más allá del muro: Renau en la República Democrática Alemana' (1958-1982).

Así en las primeras salas, se observa los primeros pasos del Renau artista, que después se dedicó a la publicidad y al diseño gráfico y que obtuvo una gran fuerza expresiva con sus carteles, sobre todo los creados entre 1928 y 1936, y con los que logró "un gran impacto visual" en aquella época, según ha alegado Jaime Brihuega.
Otro de los momentos claves, de su biografía, según Brihuega, se sitúa en torno al momento el que el artista se "autorretrató" dentro del montaje 'El hombre ártico' (1971).

"Hemos cometido un sacrilegio, ha comentado Brihuega durante el recorrido de la exposición, porque hemos enmarcado portadas de revistas como si fueran cuadros y hemos colocado sus cuadros como si fueran portadas de revistas". Durante el recorrido de la exposición se combinan las obras originales con el material documental y proyecciones audiovisuales que reflejan cómo Renau fue uno de los personajes "fundamentales del primer tercio del siglo", según ha dicho Brihuega, que "utilizó los medios de comunicación de masas para abocarse sobre los grandes problemas sociales".

En este sentido, Brihuega ha destacado también su papel como protector de las obras del Museo del Prado, mientras eran amenazadas por los bombardeos que asolaron Madrid o la creación del Consejo Nacional de la Música y la Orquesta Nacional o el Consejo Nacional de Teatro. A este respecto, el presidente de la Sociedad Estatal de Conmeraciones Culturales, José García-Velasco, ha anunciado que en los próximos meses se celebrará en Madrid un concierto homenaje a Renau, como promotor de la Orquesta Nacional.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios