red.diariocritico.com

ELECCIONES 28 -N

CiU exculpa al PSC del 'no' de la JEC al debate mientras los socialistas acusan a la federación

CiU exculpa al PSC del 'no' de la JEC al debate mientras los socialistas acusan a la federación

Herrera cree que se ha generado un cara a cara estéril que incita a la abstención

El jefe de campaña de CiU, David Madí, ha lamentado la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de prohibir el cara a cara entre Artur Mas y José Montilla porque la petición incumple el plazo mínimo de cinco días establecidos por ley. Asimismo, ha asegurado que "quedará en el aire" saber si la propuesta ya venía calculada por parte del PSC. Por su parte, Montilla ya ha sido más beligerante con su directo rival y, tras el guante de seda -ha hablado de los impedimentos burocráticos- no ha escondido el puño de hierro culpando, en la medida que fuera posible hallar algún vestigio, a los nacionalistas del veto legal. Una tercera opinión entre las formaciones que figuran con su nombre en el Parlament ha venido de parte del secretario general y candidato de ICV, Joan Herrera, que opina que el debate sobre el debate en que al final se ha convertido la conveniencia de este debate a dos sólo genera abstencionismo.

Empecemos por el jefe de campaña de la formación que actualmente tiene más escaños en el Parlament. David Madí, de CiU, se ha pronunciado después de que la Junta Electoral central haya ratificado la decisión de la junta provincial de Barcelona de prohibir, por unanimidad, el careo entre ambos candidatos alegando el incumplimiento del aviso con cinco días de antelación para poderse celebrar. Ante esta situación, ha expresado su "perplejidad".

Pese a que respeta y acata el dictamen, Madí ha asegurado que tanto CiU como el PSC estaban dispuestos a celebrar el cara a cara, aunque ha evitado en todo momento culpar a los socialistas: "Quedan preguntas en el aire, no tendremos respuestas inmediatas. Nos lo podríamos haber ahorrado, pero no es momento de reproches. El PSC creo que quería hacer este debate y nosotros también. No ha podido ser y hay que acabar la campaña".

Sin embargo, el candidato de CiU, Artur Mas, ha sido más contundente esta mañana cuando ha culpado a los socialistas de ser los responsables de que el cara a cara peligrase por haberlo planteado "a destiempo y a última hora".

Aunque Madí ha reiterado que se hubiera podido evitar llegar hasta este extremo si el PSC hubiera aceptado desde el primer momento el debate, ha insistido en que "no es momento de poner el dedo en el ojo" y ha apostado por mantener la campaña positiva que han reclamado desde el inicio.

Además, considera que se ha puesto de manifiesto la necesidad de reformar a fondo los mecanismos de la Junta Electoral y de la propia Ley Electoral, "que quedaron anclados en la transición democrática cuando se hizo la LOREG".

Al preguntarle si cree que esta decisión puede potenciar la abstención, el jefe de campaña de CiU ha confiado en que no sea así, y ha pedido que se entienda que han hecho "lo posible" para que se celebrara el careo.

Y es que, según Madí, un careo hubiera sido interesante para conocer las propuestas de ambas formaciones y porque sería el primero que se celebraría en los 30 años de democracia en Cataluña, aunque no ha perdido la esperanza de que pueda ser una realidad de cara a otras elecciones catalanas.

Ahora, según Madí, redoblarán los esfuerzos hasta que termine la campaña para hacer llegar el mensaje de cambio de la federación.

Según fuentes de la misma, Mas ha estado en la sede de CDC esperando la decisión de la Junta Electoral hasta pasadas las 20.00 horas, y después se ha ido a casa para prepararse en caso de que tuviera que acudir al cara a cara.

Todas las horas de incertidumbre hasta conocer la decisión final han provocado situaciones hilarantes, teniendo en cuenta que CiU celebraba esta noche el mitin final en las comarcas de Lleida y al que, finalmente, no ha podido estar presente el propio Mas.

Pese a todo, el bus de campaña de los periodistas ha salido de la sede de CDC para acudir al acto electoral pensando que a Mas le daría tiempo de acudir, aunque al saber que la Junta Electoral Central posponía su decisión han decidido dar marcha atrás cuando habían llegado a Collbató (Barcelona).

Montilla, sólo ataca y no admite preguntas

El jefe de la segunda fuerza en escaños en el Parlament, aunque gobernante hasta la fecha de Cataluña, y candidato socialista a la reelección, José Montilla, "deplora" que no haya cara a cara televisivo entre él y su rival Artur Mas (CiU), decisión que ha atribuido a un exceso de formalismo burocrático, aunque también ha apuntado al líder de la federación nacionalista. Lógico: de perdidos al río, hay que tirarse en plancha a ver si se produce un milagro que ni la encuesta más optimista avala.

"Hay responsables, unos por razones formales -la Junta Electoral Central- y CiU y el señor Mas por su partidismo", ha dicho Montilla, recalcando que desde hace semanas viene proponiendo que haya este debate a dos, y a su juicio la federación nacionalista lo ha rechazado.

El candidato socialista lo ha dicho en una rueda de prensa en la que no ha admitido preguntas, poco después de que la Junta Electoral Central haya ratificado la decisión de la Junta Electoral de la Provincia de Barcelona de que no es posible este careo por razones formales, ya que la petición se hizo con menos de los cinco días que marca la norma.

José Montilla ha recalcado en su comparecencia que en el debate que debía hacerse en TV3 quería poner de manifiesto las "contradicciones e indefinición" de Mas. En este sentido, Montilla ha mostrado en su comparecencia noticias publicadas en prensa escrita en el año 2004, que certifican que en la negociación del Estatut, CiU renunció meses más tarde al concierto económico bilateral que había defendido y que ahora vuelve a reivindicar.

Montilla hubiera exhibido también que él apuesta por las políticas sociales mientras que Mas aunque no lo diga tiene una "agenda oculta" que pasa por recortes.

Otra de las diferencias, que mientras que el PSC defiende el Estatut, CiU a juicio de Montilla no sabe si quiere que Cataluña sea independiente.

"Mas está dispuesto a todo, porque o bien no tiene programa o tiene escasos principios, le interesa la silla y la presidencia y no tiene propuestas", ha añadido.

"Estoy muy decepcionado", ha asegurado Montilla, quien ha recordado que en las elecciones generales de 1993 y 2008, hubo debates televisivos entre los candidatos de PSOE y PP, y que la Junta Electoral Central no impidió su emisión.

Herrera acusa de llevar a la abstención

El candidato de ICV-EUiA a las elecciones catalanas, Joan Herrera, ha acusado a los candidatos José Montilla (PSC) y Artur Mas (CiU) de "despistar" y fomentar el abstencionismo con un debate estéril sobre la posibilidad de celebrar un debate entre ambos.

"Durante dos días no han hablado de política, sino que se han dedicado a hablar del cara a cara", ha asegurado el ecosocialista durante un mitin este martes en el casal Pere IV de Sabadell ante unas 300 personas, y ha considerado que este debate entre socialistas y convergentes provoca que el electorado "se quede en casa".

Ante este panorama, Herrera ha alertado a quienes tienen pensado no ir a votar este domingo como señal de protesta de que tanto la abstención como el voto en blanco "dos días después de las elecciones será olvidado".

Por eso ha pedido a los resignados e indecisos que votar a ICV-EUiA será la única manera "de parar los pies a la derecha" porque la izquierda en la calle es mayoría.

El candidato se ha reivindicado como el único que ha plantado cara a Mas en materias como infraestructuras y estado del Bienestar durante el debate electoral del pasado domingo entre los seis candidatos.

En la misma línea ha intervenido el coordinador general de EUiA y número 3 de la coalición, Jordi Miralles, quien ha vuelto a reclamar el apoyo de los socialistas desencantados asegurando que "la izquierda catalana ya no traga con el voto útil".

La opinión marginal españolista cita a Laporta

Y aunque no tiene grupo propio en el Parlament y debe acogerse a esa fórmula ambigua del Grupo Mixto, Albert Rivera, por C's también ha metido baza en el asunto. El presidente de C's y candidato a la Generalitat ha celebrado la decisión de la Junta Electoral Central de impedir que se celebre el debate a dos entre el candidato del PSC, José Montilla, y el candidato de CiU, Artur Mas, en la televisión pública afirmando que "por esta vez" la sociovergencia no ha funcionado.

El candidato ha asegurado que "se ha hecho justicia", porque entre otras cosas, pretendían saltarse los plazos formales, "por una ocurrencia de Montilla a última hora, un reto" ante las cámaras que perjudica a todos, pasando por encima de la legalidad vigente.

"Que n'aprenguin" (que aprendan) ha espetado el candidato emulando al candidato del SI, Joan Laporta, mostrando su satisfacción por la decisión de la junta.

"Se han pensado que Cataluña es socialista o convergente y se ha visto que no", ha explicado Rivera que ha criticado las formas de sendos candidatos que han impulsado los bloques condenando a grupos políticos y ahora quiere faltar al respeto a los grupos a los medios comunicación y a los ciudadanos. Asimismo, ha aclarado que el debate ya se hizo, y que si algunos necesitan más para convencer a sus votantes "tienen estos días que quedan de campaña para hacerlo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios