red.diariocritico.com

Todo indica que formarán gobierno

Sánchez e Iglesias firman el programa de gobierno de coalición sin fecha de investidura: "Ojalá sea pronto"
Ampliar

Sánchez e Iglesias firman el programa de gobierno de coalición sin fecha de investidura: "Ojalá sea pronto"

El PSOE se 'podemiza' más de lo que se modera Unidas Podemos

lunes 30 de diciembre de 2019, 17:48h
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, han firmado el documento 'Coalición Progresista. Un nuevo acuerdo para España' con el que sientan las bases del futuro ejecutivo en caso de que ambos partidos consigan el respaldo de la mayoría de los diputados del Congreso.
No obstante, no han entrado a desgranar su contenido ni han dado alguna pista sobre una eventual fecha para la votación de investidura. "Ojalá la investidura sea pronto", valoró Iglesias en su comparecencia. "Esperemos que sea más pronto que tarde", añadió poco después Sánchez.

En realidad, todo depende de lo que decida esta misma tarde la ejecutiva de ERC que se reúne para decidir si convoca a su consejo nacional. Este máximo órgano entre congresos sería quien finalmente decidiera si los republicanos se abstienen para favorecer el gobierno de coalición o no, una vez que se conoce el informe de la Abogacía del Estado sobre la inmunidad de Oriol Junqueras.

De esta manera, el martes la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, podría convocar la sesión de investidura para el día 2 -coincidiendo con la eventual reunión del consejo nacional de ERC-, para que en segunda votación por mayoría simple Sánchez saliera reelegido presidente el día 5 de enero.

Escenificación del pacto
En un acto ante las cámaras, pero sin periodistas, ambos líderes se rodearon de sus equipos de negociación para escenificar el acuerdo. Por parte del PSOE, acudieron Adriana Lastra, Rafael Simancas y María Jesús Montero, entre otros, sin que se viera al secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos. Por parte de Unidas Podemos, Ione Belarra, Pablo Echenique, Alberto Garzón y Juantxo López de Uralde.

Iglesias agradeció a ambos partidos la "generosidad" para alcanzar el acuerdo, lo cual fue secundado después por Sánchez destacando a su vez la "enorme dosis de responsabilidad" de Unidas Podemos demostrada en los últimos meses.

Lejos quedaron los reproches. Ambos líderes se esforzaron por demostrar que PSOE y Unidas Podemos remarán juntos en la misma dirección. "Es un honor que Sánchez sea nuestro presidente del Gobierno", llegó a decir Iglesias tan cuestionado hasta hace bien poco por su capacidad de mostrar lealtad al líder socialista.

Iglesias destacó que el gobierno de coalición propuesto "combina la experiencia de PSOE con la frescura de Unidas Podemos" para convertir a España en un "referente de modernidad" con políticas sociales, de cambio climático y feministas. Asimismo, abogó por apostar por ayudar a los más vulnerables como mejor receta para hacer frente al crecimiento de la extrema derecha de la que alertó que probablemente sea la mayor amenaza de Europa.

Por su parte, Sánchez insistió en "reivindicar lo que nos une". Apeló en varias ocasiones al mandato de las urnas para avanzar hacia la cohesión social desde "el diálogo y el entendimiento entre diferentes". "En política no basta con estar, hay que actuar", remachó. Para Sánchez esta coalición "representa la voluntad conjunta no solo de ser Gobierno sino de hacer gobierno". "Vamos a compartir propuestas, proyectos y mejorar la vida de la gente que es para lo que nos pagan", concluyó.

El presidente en funciones colocó en el "progreso" la piedra angular del futuro gobierno de coalición, inédito en la historia de España. Apostó por la creación de "nuevos derechos y nuevas libertades" para hacer frente a nuevos desafíos como la digitalización o el cambio climático sin dejar a nadie atrás.

Normalidad institucional, pero compleja gobernabilidad
Sánchez insistió en defender la fórmula del gobierno de coalición habitual en países de nuestro entorno. "Obedece a una nueva normalidad institucional", argumentó. "Compartir el poder para fortalecer las instituciones", reclamó como vía para garantizar la "política útil, la que está al servicio de la gente".
"España es un país territorial e ideológicamente diverso", valoró Sánchez para admitir que será "compleja la gobernabilidad, pero no imposible".
"Quienes la formamos [la coalición] sabemos que no tenemos la mayoría parlamentaria, somos perfectamente conscientes de ello", sostuvo. "La voluntad es hacer camino al andar", expresó dando por hecho que el acuerdo no conlleva tener atadas las votaciones de otras políticas en el Congreso como pueden ser los Presupuestos.
"En cada trámite habrá que hablar para acordar o para disentir", admitió. "Hablar para pactar o para confrontar", aseguró en defensa del diálogo. "Nadie está en posesión de la verdad absoluta", añadió. "Donde algunos ven una excusa para el bloqueo yo veo una gran oportunidad para hacer las reformas que necesita este país", sentenció.

El PSOE se 'podemiza' más de lo que se modera Unidas Podemos en su programa de gobierno de coalición
El programa del gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos virá hacia la izquierda, según se desprende del acuerdo de más de 50 páginas que han dado a conocer bajo el título de 'Coalición Progresista. Un nuevo acuerdo para España'.

El programa incluirá un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI y una modificación de mayor calado de la reforma laboral de la prevista inicialmente por los socialistas que pasaron de pedir su derogación total hace unos años a reclamar antes de los comicios únicamente la supresión de sus aspectos más lesivos. Desde Unidas Podemos siempre se mantuvo que debía eliminarse por completo la reforma del PP de 2012.

Entre los apartados que se eliminarán, se encuentra el despido justificado por absentismo en caso de bajas médicas, así como la discrecionalidad por parte de la empresa para modificar las condiciones del contrato de trabajo. Asimismo, el gobierno de coalición se compromete a derogar "las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo" y "la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales".

Asimismo, la ley de seguridad ciudadana conocida como 'ley mordaza' tiene los días contados. Una medida en la que coincidían ambos partidos.

Por otro lado, en el plano fiscal parece que convivirá el continuísmo económico de la mano de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, junto con las medidas más ambiciosas de los socios de Gobierno.

Habrá subida de impuestos a los ricos (para rentas en dos tramos superiores a los 130.000 euros y 300.000 euros), y a bancos y energéticas que verán incrementado su impuesto de sociedades hasta el 18%.

Tal y como avanzó la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, una vez el gobierno esté plenamente activo las pensiones se actualizarán "mediante ley, de forma permanente" con respecto al IPC y el salario mínimo subirá hasta el 60% del salario medio a lo largo de la legislatura.

Asimismo, el gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos se compromete a permitir a los ayuntamientos la intervención en el mercado de los alquileres en aquellas zonas "previamente declaradas tensionadas", tal y como reclamaba la formación morada desde hace tiempo.

También se prevé la desconcentración institucional del Estado para luchar contra la despoblación, así como un cambio en el sistema de financiación autonómica y criterios territoriales para reducir la desigualdad.

Por otro lado, PSOE y Unidas Podemos se comprometen a reformar el código penal para garantizar que el consentimiento sea clave a la hora de concretar los delitos sexuales.

Cataluña
En relación a Cataluña, el documento conjunto promete abordar "el conflicto político catalán, impulsando la vía política a través del diálogo, la negociación y el acuerdo entre las partes que permita superar la situación actual".
"Daremos cumplimiento a los dictámenes del Tribunal Constitucional y traspasaremos a la Generalitat aquellas competencias pendientes ya reconocidas en el Estatut de Cataluña en materias como la gestión de becas universitarias, la formación sanitaria especializada, el salvamento marítimo o la ejecución de la legislación laboral en el ámbito del trabajo, el empleo y la formación profesional", añade el texto en las únicas dos menciones a Cataluña del acuerdo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Red de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.