red.diariocritico.com

Emociones de todo tipo

Con Delpo, el básquet, el vóley y el fútbol fue un domingo soñado en los Juegos Olímpicos
Ampliar

Con Delpo, el básquet, el vóley y el fútbol fue un domingo soñado en los Juegos Olímpicos

Del Potro y Delfino demuestran que con esfuerzo todo es posible

Por Redacción/Agencias
lunes 08 de agosto de 2016, 07:43h

Más allá que cada triunfo haya tenido un significado especial, y que lejos se esté aún de poder soñar con las medallas, las victorias de Del Potro ante el número uno del mundo Novak Djokovic, más las contundentes presentaciones del básquet y del vóley ante Nigeria e Irán respectivamente, y el fútbol que se sobrepuso a un partido adverso, nos regalaron un domingo soñando y lleno de emociones en estos Juegos Olímpicos , que, a pesar que recién comienzan , prometen emociones de acá hasta el final.

Del Potro se carga a Djokovic en la primera ronda de Río

El tenista serbio Novak Djokovic se despidió en su estreno olímpico de Río de Janeiro al caer (7-6(4), 7-6(2)) este domingo ante el argentino Juan Martín del Potro, quien podrá aspirar a defender su podio en Londres 2012, donde derrotó precisamente al serbio por bronce.

El número uno del mundo, bronce en Pekín 2008, se despidió entre lágrimas del Centro Olímpico de Tenis en Río. El sueño del oro para un tenista sin casi fisura en los dos últimos años se esfumó en el primer partido. Un choque espectacular entre dos gigantes.

El de Belgrado, que una vez cerrado el 'Grand Slam' este año con Roland Garros buscaba unirse a Rafa Nadal y Andre Agassi como los únicos con los cuatro 'grandes' y un oro olímpico, no encontró el resquicio en un Del Potro que disfrutó de un renacer que también terminó en lágrimas.

Las del argentino fueron de alegría, de recordar el sufrimiento y trabajo por volver a las pistas a principios de 2016 tras un año de lesiones y recuperación. El campeón del US Open en 2009 brilló como antaño, casi doblando los golpes ganadores de su rival al término del partido, superando los 40.

Del Potro se ganó el derecho a soñar sin ceder una bola de 'break', forzando al número uno del mundo desde el primer juego. En el noveno juego volvió a salvarse en serbio, pero en la muerte súbita, el argentino fue un bloque de hielo para cerrar su primer triunfo parcial.

El de Tandil siguió pegándole con todo en el segundo set. Djokovic buscó su mejor versión pero sólo le bastó para defenderse, no para atacar a un Del Potro que terminó con la resistencia del serbio en un nuevo 'tie-break' de quilates. El tenista sin rival, campeón en el último año y medio de 18 títulos, se marchó desconsolado ante un 'Delpo' que está de vuelta.

Contundente victoria sobre Nigeria en básquetbol

El equipo dirigido por Sergio Hernández se impuso por 94 a 66 en el debut de ambos seleccionados en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, que significa la despedida de la Generación Dorada en una actuación ante el rival más débil del grupo, al que se le ganó con la contundencia que corresponden con un mensaje para los futuros rivales que saben que les va a ser fácil doblegar a un conjunto que combina la experiencia de los inoxidables Ginobili, Scola, Nocioni y Delfino, con la juventud y desparpajo de Campazzo, Laprovitola y Garino.

El conjunto argentino, en su pretensión de reverdecer los viejos laureles de la Generación Dorada que ganó la medalla de oro en Atenas 2004, dio un paso inaugural más que destacado, como ocurrió cuatro años atrás en el generoso éxito inicial ante Lituania (102-79) en Londres 2012

Con un rival de menor valía, es lógico consignarlo, el equipo albiceleste diseñó anoche un recital de juego que abre ilusiones respecto de volver a pelear en los primeros planos.

El base del UCAM Murcia, Facundo Campazzo, resultó el máximo anotador albiceleste, con 19 tantos (5-8 en triples), mientras que el capitán Luis Scola contribuyó con 18 unidades y 9 rebotes.

Argentina volverá a jugar en la noche del martes ante Croacia, a partir de las 22.30

El equipo de Sergio Hernández entró súperconcentrado, con compromiso para defender y cortar en primera línea el pase del rival. Así, un efectivo ingreso de 'Manu' Ginóbili (5 puntos) le permitió a la Argentina adelantarse 8-0 en apenas 3 minutos.

Nigeria lucía desenfocado (0-4 en tiros de cancha), mientras el conjunto hoy vestido de azul aprovechaba pasajes favorables para mantener la diferencia.

De a poco, el conjunto conducido por el californiano Will Voigt fue ajustando la mira, cargó el rebote y empezó a limar las diferencias. Entonces, el primer segmento terminó 22-15

En el segundo capítulo, el dominio argentino se intensificó a partir del gran despliegue, capacidad de conducción y efectividad de ese diamante en bruto llamado Campazzo (12 puntos), quien encestó 4-5 en triples y contagió a todos.

'Chapu' Nocioni exhibió la entrega de siempre, Garino aportó soluciones y los números se fueron ampliando. Un triple de Ginóbili dejó las cosas 38-22, a falta de 5m. 36s.

Nigeria apeló al ingreso del pivote Andy Oyide, que empezó a complicar sobrecargando el rebote ofensivo (4 puntos). Los africanos achicaron a 39-29, con 3m. 28s. en el reloj. Pero en el momento justo, el otro interno Shane Lawal (ex Barcelona), se lesionó en el tobillo y dejó la cancha.

Sin embargo, Argentina despejó cualquier tipo de dudas y ensanchó las diferencias, sacándole lustre a una de sus armas predilectas: el tiro de tres puntos (8-16 en el primer tiempo). La pizarra al entretiempo marcaba claramente el dominio: 50-31

En el tercer período, el marplatense Garino mostró en grageas todas las condiciones que llevaron a los San Antonio Spurs a elegirlo como uno de los proyectos futuros.

El jugador formado en las divisiones menores del club Unión de Mar del Plata levantó al público argentino que a esa altura de la noche ya mantenía disputas dialécticas con la menor cantidad de brasileños situados en la parte alta del estadio.

Sin apelar al rodaje de los más experimentados, Argentina mantuvo la distancia y se fue 72-50, al cierre del tercer cuarto.

En los últimos 10 minutos, los africanos echaron el resto y endurecieron las marcas. Pero los dirigidos por Hernández no se amilanaron en la lucha bajo los tableros y el encuentro ingresó en una pendiente: 77-53, con poco más de 5 minutos por jugar.

De allí hasta el cierre fue tiempo para que sumara sus primeros minutos el flamante NBA Nicolás Brussino, y el funcionamiento colectivo no se resintió. Argentina pasó la primera prueba y ahora espera por Croacia, que le ganó a España (72-70) en el debut

-Síntesis-

(66) Nigeria: Ben Uzoh 4, Ebi Ere 14, Ike Diogu 15, Michael Gbinije 6 y Alade Aminu 2 (FI). Chamberlain Oguchi 5, Ekene Ibekwe 4, Josh Akognon 0, S. Lawal 0, Michael Umeh 5 y Andy Oyide 11 DT: Will Voigt.

(94) Argentina: Nicolás Laprovíttola 7, Emanuel Ginóbili 12, Patricio Garino 15, Andrés Nocioni 10 y Luis Scola 18 (FI). Carlos Delfino 3, Marcos Delía 5, Facundo Campazzo 19, Gabriel Deck 0, Leonardo Mainoldi 3, Nicolás Brussino 2 y Roberto Acuña 0. DT: Sergio Hernández.

Progresión: Argentina 22-15, 50-31, 72-50 y 94-66.

Arbitros: Belosevic (Serbia)-Ryzhyk (Ucrania)-Javor (Eslovenia).

Estadio: Arena Carioca I (Parque Olímpico, Río de Janeiro).

El vóley le ganó a Irán un partido clave

El seleccionado argentino masculino de vóleibol derrotó por 3 a 0 a su par iraní en el estadio Maracanazinho, por la primera fecha del Grupo B del certamen olímpico.

Argentina, dirigida por Julio Velasco, venció a Irán, la selección que condujo su actual entrenador hasta el 2014 y que ahora tiene otro conductor argentino, Raúl Lozano, en el Maracanazinho, con 21 puntos de Facundo Conte, máximo anotador.

Argentina, que tiene como mejor antecedente olímpico en vóleibol la medalla de bronce en los Juegos de Seúl 88, jugará el martes contra Rusia (a las 9.30).

El primer set fue muy parejo, ya que Argentina lo dominó por momentos con un buen trabajo en bloqueo, pero ambos equipos dejaron todo. Se destacó Conte en contraataque y fue el encargado de cerrar el 25-23 inicial con un toque corto que la defensa iraní no llegó a recuperar.

En el segundo también hubo equidad, aunque Conte siguió con la mano caliente y desequilibró con sus remates. José Luis González ingresó para sumar altura y opciones, y los de Velasco lograron volver a quedarse con el set por la mínima diferencia, mediante un contraataque de otro jugador que llegó del banco como Pablo Crer.

Con González y Crer, en el tercero los argentinos pudieron manejar el tablero con menos presión, continuaron bien en bloqueo y con Luciano De Cecco distribuyendo sin fisuras el ataque.

Los argentinos y los iraníes se habían enfrentado dos veces este año, por la Liga Mundial, el torneo anual de selecciones, en dos partidos muy parejos que ganó Irán en tie break (3-2). Esta vez, con Conte (no jugó la Liga por una lesión en el hombro), la selección albiceleste se quedó con los tres puntos ante uno de los rivales "directos".

Argentina formó con Luciano De Cecco, Bruno Lima; Sebastián Solé, Martín Ramos; Facundo Conte y Cristian Poglajen. Líbero Alexis González. Después entraron José Luis González, Demián González; Pablo Crer y Nicolás Bruno.

En otros encuentros de este domingo, por el Grupo de Argentina, Polonia le ganó 3-0 a Egipto y Rusia superó 3-1 a Cuba.

Después del encuentro del martes ante Rusia (último campeón olímpico), el seleccionado jugará el jueves ante Polonia (a las 15), el sábado ante Cuba (11.30) y el lunes contra Egipto (9.30).

"Nos alcanzaba con ganar. Ganar 3-0 con un rival como Irán fue mucho, porque ellos no aflojaron. Los complicamos con el saque, el ataque funcionó, fue cambiante, pero lo importante es adaptarse a los partidos", declaró Velasco.

Con sufrimiento el seleccionado del vasco demostró su orgullo en Río

El seleccionado de fútbol de la Argentina logró un ajustado triunfo 2-1 sobre su par de Argelia, resultado que le permite aún la posibilidad de avanzar a los cuartos de final de la competencia olímpica de Río de Janeiro 2016.

El conjunto de Julio 'Vasco' Olarticoechea se recuperó así de la caída 2-0 en el arranque ante Portugal (ya se metió entre los ocho mejores) y dirimirá su suerte en el grupo D de la competencia el próximo miércoles ante Honduras (3 puntos), en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia.

Angel Correa (St. 1m.) y Jonathan Calleri (St. 25m.), dos de los mejores del conjunto que hoy vistió con camiseta azul y tuvo el respaldo de cientos de simpatizantes que se acercaron hasta el Engenhao Olímpico para demostrar la fidelidad de siempre, fueron los autores de los goles.

El conjunto argelino (0 puntos y eliminado) había marcado la paridad provisoria, con una conquista de Sofiane Bendebka (St. 18m.)

Los dos elencos concluyeron con diez hombres, a raíz de una muy floja labor del árbitro turco Cakir, quien expulsó mal a Víctor Cuesta, el capítán argentino, y a Ayoub Abdellaoui en Argelia.

Los primeros 45 minutos resultaron flojos, con una marcada predisposición de ambos por imprimirle vértigo a las acciones. Pero a los dos les faltó conexión y precisión, por lo que entonces el juego se desvaneció.

En ese contexto, Argentina lució mejor con un Correa que fue conductor e intentó desequilibrar con su repertorio de gambetas.

Pero al ex San Lorenzo le faltó compañía en un Jonathan Calleri demasiado aislado más un Cristian Pavón bastante desatento.

Inclusive el equipo africano encontró soluciones parciales por el costado derecho de la defensa albiceleste, con un José Luis Gómez muy permeable a que le hicieran el 2-1 por su sector.

Pero enseguida el factor predominante empezó a ser el juego cortado. Los dos conjuntos abusaron de la pierna fuerte y el árbitro Cuneyt Cakir no supo administrar con tarjetas esa creciente ola de brusquedades.

Con ese panorama, las chances para abrir la pizarra pasaban cuando los jugadores se animaban a pegarle al arco desde lejos. A los 11m., Correa metió un 'puntinazo' que se fue apenas desviado. Lo mismo ocurrió con Mauricio Martínez, pero sobre los 25m.

La chance más nítida de Argelia, que supo hallar huecos en el fondo de la zaga albiceleste, se dio a los 44m., cuando Gerónimo Rulli le tapó un mano a mano a Bounedjah. Pareció posición adelantada en el arranque de la jugada.

Pero, sin dudas, la acción que presumía cambiar el curso del partido se originó en el tercer minuto adicional, cuando Cuesta (ya estaba amonestado) interrumpió la carrera de Bounedjah, delantero de Al Sadd (Qatar). El árbitro turco, demasiado riguroso, aplicó la ley del último recurso y expulsó al defensor de Independiente.

Apenas comenzado el segundo tiempo, el equipo del 'Vasco' Olarticoechea se adelantó en el tanteador. El arquero Rulli sacó largo, Calleri la peinó y Correa definió con un remate cruzado. El resultado obligaba al conjunto albiceleste a utilizar la congeladora.

Pero los argelinos, tozudos, insistieron en ahondar las deficiencias en la zaga argentina, invitando a entrar por el medio de una defensa permisiva. A los 18m., así, Bendebka aprovechó un pase al vacío y conectó al gol con un remate ajustado.

El juez turco, demasiado atento a las 'sugerencias' del público brasileño, eligió compensar y expulsó a Abdellaoui, por un foul menor a Pavón.

Y, diez contra diez, Argentina lo fue a buscar y el obstinado Calleri tuvo su premio. De rebote, el ex All Boys y Boca Juniors apareció para tocar un pase filtrado de Correa y, con el aporte involuntario del arquero Chaal, que rechazó en forma apurada, el delantero cambió por gol toda la 'mufa' acumulada para el 2-1.

El equipo de Olarticoechea no se refugió atrás y trató de salir rápido de contra. Lo tuvo Pavón, a los 41m., y su disparo cruzado pegó en el poste derecho. No hubo tiempo para mucho más y el conjunto argentino se retiró con un triunfo estrecho pero merecido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios