red.diariocritico.com
Herrera pide acercamiento, diálogo y trabajar más unidos en un tiempo nuevo sin mayorías

Herrera pide acercamiento, diálogo y trabajar más unidos en un tiempo nuevo sin mayorías

Pide reforzar los valores humanos y sociales en un mundo "tan insensible" a la globalización del dolor

viernes 22 de abril de 2016, 16:33h
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha hecho este viernes un llamamiento a la "obligación" de acercamiento, diálogo y de trabajar más unidos en un "tiempo nuevo" en el que, según ha recordado, los últimos procesos electorales han dado como resultado la ampliación de un escenario político "con más y nuevos actores" y sin mayorías.

Este es el principal mensaje en clave nacional que ha realizado el presidente de la Junta en su discurso en el acto institucional del 'Día de la Comunidad', que se celebra mañana, festividad de Villalar de los Comuneros, en el que ha apelado a ese acercamiento y a esa unidad para aportar "la estabilidad que demanda la sociedad" y para dar respuesta a los grandes problemas económicos, sociales, políticos, territoriales o demográficos.

Herrera ha apelado también a una España plural y diversa que, en función del actual modelo de convivencia, no exige adhesiones inquebrantables ni obliga a elegir entre "identidades que son perfectamente compatibles", según ha aclarado. "La diversidad sólo enriquece a quien la congrega", ha defendido el presidente de la Junta de Castilla y León, para quien la España plural sólo tiene sentido dentro de una España común.

El jefe del Ejecutivo regional ha rememorado a este respecto una conversación entre Claudio Sánchez Albornoz y el primer presidente de Castilla y León, Demetrio Madrid, en la que hablaron de una España de Irún a Tarifa y de Finesterre a Creus y de una "historia que ha ido diferenciando distintas regiones" y que ha ofrecido a la gran oportunidad de crear "una Comunidad magnífica".

"Vivimos momentos de cambios profundos y acelerados, también de problemas, incertidumbres, interinidades y contradicciones", ha insistido Herrera, quien ha asegurado que Castilla y León se está esforzando desde el diálogo social, civil y político para asumir esa responsabilidad y para dar una respuesta a esos problemas, con una alusión concreta a "tantos y tantos paisanos" en paro que, según ha reconocido, "no están para muchas fiestas".

Herrera ha sumado a esas personas que aún no han encontrado un puesto de trabajo a los que corren el riesgo de perder el empleo que tienen como consecuencia de los efectos que aún persisten de la crisis, de "duras reestructuraciones" o de "frías deslocalizaciones" —en referencia en estos dos últimos casos a los despidos anunciados en Banco CEISS o a los cierres de las fábricas de Lauki y Dulciora, en Valladolid—.

Por último, se ha referido a las personas que se encuentran de lleno o al borde de la exclusión social. A todos ellos ha asegurado que desde las instituciones de la Comunidad, tanto autonómicas como locales, y con el papel que en cada una de ellas corresponde a cada fuerza política en función de la voluntad de los ciudadanos trabajan "por y para" solucionar esos problemas y para exigir y defender los derechos e intereses de la Comunidad.

Herrera ha abogado en concreto por trabajar para favorecer un crecimiento económico estable que permita ofrecer en Castilla y León "más y mejores" oportunidades de empleo, con especial mención a los jóvenes.

El presidente ha añadido a ese trabajo común los esfuerzos para garantizar la calidad y equidad de los grandes servicios públicos, sin olvidarse del "amplio medio rural" de Castilla y León, y para atender las necesidades de los desfavorecidos y de los más dañados por la crisis. Su objetivo, ha concluido, es construir una Comunidad "mejor, más activa, más justa, más solidaria y más fuerte".

Reforzar los valores

Por otra parte, Herrera ha abogado por reforzar sus valores humanos y sociales un mundo "tan insensible" a la globalización del dolor producida por las guerras, las enfermedades, el terror y el "injusto" reparto de la riqueza.

Esta ha sido una de las principales reflexiones del presidente de la Junta su intervención en el acto institucional del 'Día de la Comunidad', que se celebra mañana, festividad de Villalar de los Comuneros, en el que ha insistido en "lo mucho que se necesita" impulsar la ética de hacer bien las cosas en un mundo aturdido por los grandes y veloces cambios y globalizaciones económicas y tecnológicas.

Herrera ha puesto como ejemplo a seguir a los ocho galardonados con los Premios Castilla y León 2015, de los que ha destacado sus "brillantes trayectorias" de trabajo, de superación y de éxito y su "excelencia personal" en ese empeño por hacer las cosas bien, un estímulo, según sus palabras, para luchar frente a cualquier reto o dificultad y ganar un futuro mejor.

El presidente ha destacado de los ocho premiados —el montañero abulense Carlos Soria, en Deportes; la palentina Águeda de la Pisa, en Artes; José Carlos Pastor, en Investigación Científica y Técnica e Innovación; Luis Díaz González de Viana, en Ciencias Sociales y Humanidades; Grupo Siro, en Valores Humanos y Sociales, y Arcadio Pardo y Luis López Álvarez, en Letras— unos valores que se centran en el hombre, la tierra, la voluntad y la creación.

En el caso concreto de los fundadores de Grupo Siro, Herrera ha reivindicado su ejemplo para que Castilla y León crea en lo "mucho y bueno" que tiene para se lo crea "un poco más", para reconocer además el "pacto de sangre" que representó la solución que dio este grupo alimentario a la crisis galletera que vivió Aguilar de Campoo en 2003. "Ellos estaban ahí para estudiar sus posibilidades de crecer y diversificarse, y de mantener el empleo en peligro", ha significado.

De Luis Díaz González de Viana ha destacado el mensaje del escritor, filólogo y antropólogo de que Castilla y León depende de sí misma desde el convencimiento de que lo que empobrece a la sociedad castellanoleonesa es tragarse sus propios clichés acerca de sí mismos o los que se imponen desde fuera, por lo que ha animado a todos los paisanos de esta Comunidad a ser dueños de su propio relato identitario para evitar que se lo confeccionen otros.

Herrera ha apelado al "profundo sentimiento de la tierra" de los dos premios de las Letras con los que ha asumido una "deuda de reconocimiento público" de la Comunidad con una mención concreta al romance de Los Comuneros del escritor berciano "de tanta fuerza lírica y temperatura ética" del que ha leído algún verso para reafirmarse en que Castilla entró en la Historia Universal con una identidad que nada ni nadie podrán arrebatar. "Si de estado, nación o nacionalidad se trata, Castilla ha sido todo ello, lo sigue siendo, o pudiera volverlo a ser", ha parafraseado.

En el caso de Águeda de la Pisa, el presidente de la Junta ha destacado su fuerza de la voluntad y de Carlos Soria su "formidable ejemplo" de la "fuerza imparable" del tesón, la libertad y el espíritu de superación de quien la edad no ha sido un obstáculo insalvable. Finalmente, Herrera se ha referido a José Carlos Pastor como "uno de los científicos y clínicos más optimistas que existen" y como un personaje "único e incluso milagroso para sus pacientes".

En su alocución, el presidente de la Junta se ha referido también al papel de Castilla y León en la conmemoración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes al que se ha referido como el "gran creador de arquetipos que retratan la condición humana desde la raíz de un lugar determinado".

Herrera ha recordado también las reflexiones de Miguel Delibes cuando, al recibir precisamente el Premio Cervantes en 1993, proclamó el alto magisterio del escritor alcalaíno y al deber irrenunciable de velar por su trabajo.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios