red.diariocritico.com
Las cartas del Abuelo Pascasio: Nunca caminarás sola

Las cartas del Abuelo Pascasio: Nunca caminarás sola

jueves 14 de abril de 2016, 16:24h

Muy querida nieta Cristina:

Te escribo emocionado. Se me cayeron las lágrimas viendo las imágenes de la gran fiesta popular del pasado 13 de abril con motivo de tu declaración en la sede injudical de un coimero a sueldo del Partido Macricida. Los vendedores mediáticos de humo esperaban fuese un funeral pero se encontraron con una luminosa celebración bajo la lluvia. Para nosotros, los gallegos, el agua es vida ya que nos indica que los cultivos van a fructificar y por lo tanto recogeremos maíz para el hórreo. Creo que los asesores de don Mauricio quedaron medio noqueados. No saben que método utilizar para sacarte de la cancha.

Leímos tu declaración y escuchamos tus palabras. Nos alegra mucho el verte fuerte en acción y convicción. Muy buena la recomendación que hiciste de manos abiertas a los que se equivocaron al votar por un grupo empresarial de defraudadores adoradores del dólar for export to Panamá. Tenés razón en tender puentes hacia los ciudadanos que votaron a una opción política que les prometía mejorar su vida. Fueron engañados. Es evidente que después de unos meses de negativo gobierno se cayeron varias estanterías. Aunque todavía algunos siguen morfando la dosis diaria del “Clarinete Nacional” que les ofrece distracción concentrada para que no dejen de culpar al anterior gobierno de todos los males.

Nos parece muy responsable tu actitud integradora. Estás pensando como una estadista al recomendar no “enojarse” con el que no te votó. Vos querés que la gente reflexione sobre su situación actual. Simplemente que piense si está mejor o peor. Acá te dejo una frase de Hipatia de Alejandría que te gustará: Conserva celosamente tu derecho a reflexionar porque incluso el hecho de pensar erróneamente es mejor que no pensar en absoluto. Nuestra experiencia de viejos emigrantes nos dice que no es fácil convencer a alguien de que fue engañado. Nadie quiere aceptar ser el boludo que votó para que le subiesen el boleto del colectivo de tres a seis pesos. Quizás acepten el error a medida de que vayan quedando sin un mango en el bolsillo. Cuando se cansen del bofe y extrañen el asado será el momento de reconocer la metida de gamba.

Hace unos días leímos una nota del gran caricaturista Diego Parés –es parco en palabras porque su vía de expresión es el dibujo-- que nos llamó la atención por su fina ironía. Se hacía una pregunta sobre la reiterada acusación falsa de que el anterior gobierno “se llevó todo”: ¿Qué están haciendo con todo lo que no se están robando? Para remachar más, pregunta si eran escuelas. Es genial lo que plantea Diego. Si ahora no se roba nada, es muy lógico que se interrogue por el destino de los millones atesorados en el Banco Central. Habrá quien se avive pero habrá quien siga con la venda en el corazón. Tiene delante de los ojos el documento con los depósitos monetarios del Macri Group y dirá que es la herencia recibida por el hijo de un papá muy laburador.

Me despido. Dentro de un ratito empieza la lectura de la última novela de Manuel Rivas, “El último día de Terranova”. Dentro de unos días se presentará en la Feria del Libro de Palermo. El encargado de la lectura es un invitado de lujo que le quiere agradecer a Rivas que le haya dedicado el libro a su esposa, Elsa Sánchez. Te habrás dado cuenta que me refiero a Héctor Germán Oesterheld. La voz del genial eternauta nos acercará a la historia de una librería gallega que cerrará sus puertas por el ataque de la especulación urbanística. Recibí el cariño del viejo emigrante fonsagradino, cada vez está más orgulloso de su valiente nieta rioplatense.

Pascasio Fernández Gómez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)

+

9 comentarios