red.diariocritico.com

La No-España federal de Pedro Sánchez

Por Bernardo Rabassa
sábado 16 de enero de 2016, 20:27h

Una confederación (del latín: confoederatĭo, -ōnis) consiste en la unión de Estados que conservan su soberanía y se rigen por determinadas leyes comunes. La confederación se diferencia de la federación en que en la primera los miembros mantienen altas cotas de autonomía y el poder central está limitado, mientras que en la segunda los federados renuncian a una parte de sus competencias y el poder central es más fuerte. Es frecuente que los elementos que componen a una Confederación sean a su vez federaciones, y no unidades unitarias.

Es decir que se parte de un Estado menor preexistente que se confedera o federa con otros en plan de igualdad, con leyes comunes como los USA, Es decir que la oferta de un tal Pedro Sánchez Secretario General del PSOE a un tal Carles Puigdemont Presidente no confirmado por la constitución de la Generalitat de Catalunya, ya que no la ha jurado ni prometido, de hacer una España Confederal, habría que preguntarse ¿Dónde está el Estado Preexistente? Solo existe España como tal, y por lo tanto habría que partir la tarta de las 17 Autonomías, en 17 Reinos de Taifas, para luego confederarse las que quisieran, o bien se trata de que 16 formen España y Catalunya sea la única confederada, lo que sería contrario a la igualdad entre los españoles, y rompería España que sería a partir de entonces No-España.

El tal Pedro Sánchez (hijo de Sancho) madrileño rezuma tal ambición, que con tal de ser Presidente del Gobierno esta dispuesto a aliarse con el resto de la izquierda más uno o dos independentistas, después de jurar y perjurar de que defendería ante todo la unidad de España, y lo primero que hace es prestar dos senadores a Esquerra Republicana de Catalunya y otros dos a Democracia y Libertad, el partido de Más ex Convergencia, ambos soberanistas, para que tengan doble voz y cobren las suntuosas subvenciones, que por otra parte les ha negado a Podemos (4). Es más Podemos` proclama también el soberanismo, especialmente de uno de sus grupos En Comú Podem, el resto es PNV Y DyLL ambos soberanistas, IU federalista, Esquerra soberanista y las Mareas ¡vaya Vd. a saber!. Es decir que en cualquier caso será Presidente cediendo a los soberanistas catalanes en principio, el derecho a decidir, vulgo independencia. Tanto es así que la Generalitat ha nombrado a Raul Romeva Conseller de Asuntos Exteriores, me imagino que con embajada en Madrid, además de las que ya tienen por el mundo diseminadas.

Por las experiencias españolas pasadas, el federalismo español arranca a principios del siglo XIX en el seno del republicanismo, abrazando las ideas de reforma democrática, laica y social, para adquirir perfiles propios como propuesta de organización territorial a partir de la obra de Francisco Garrido(1821-1883) y, sobre todo, Francisco Pi y Margall (1824-1901), con el consiguiente fracaso que llevó a la Restauración monárquica. En la segunda intentona El movimiento republicano y el socialismo no se decidieron a abrazar el federalismo, sino que asumieron un programa de moderada descentralización regional, durante la Restauración y la II República. No obstante, la propuesta federal, ya fuera en su versión orgánica o en la pactista, influyó en dirigentes del PSOE como Fabra Ribas, Araquistáin y Anselmo Carretero, entre otros. Por su parte, el confederalismo de Almirall y de los intransigentes del PRF hizo lo propio en el anarcosindicalismo, los republicanismos catalán y gallego y el marxismo revolucionario de Nin y Maurín. Naturalmente todo acabó en una guerra civil, que aunque quienes ganaron fué el bando franquista, tuvimos un trágico conflicto, que acabó con la Republica y sus posibilidades de instalación pacifica, como sería de desear. Por eso nace la constitución de 1978, que da amplios poderes de autonomía a las antiguas Regiones. Pero como a los soberanistas no les basta nunca con todo, acaban pidiendo la independencia o mejor dicho intentan imponerla, aunque sean conscientes de que son minoría en la propia Catalunya, esperando que el adoctrinamiento y la tergiversación de la Historia en las escuelas catalana, en catalán, traiga nuevas generaciones de soberanistas que acaben en mayoría.

Naturalmente este proceso se acelerará, si Pedro Sánchez deviene Presidente del Gobierno con su ayuda, por su pura ambición personal y por el odio manifiesto al PP, a quien confunde con el bando franquista, setenta y seis años después de terminada la guerra y cuarenta de la muerte de Franco. De paso, a Ciudadanos le tilda de nueva derecha. Ambas cosas son falsas y como se ha demostrado en los municipios que gobierna Podemos con ayuda del PSOE se toman decisiones guerracivicilistas, como son los cambios de calles o de memoria histórica por ejemplo.

La Federación o Confederación, ya se ha dado a conocer en las municipales y en las elecciones autonómicas de Catalunya, que han acabado con el insano pacto con las CUP, y también en el juramento o promesa en la Cámara de Diputados, con el uso de distintas lenguas, distintas formulas ilegales de aceptación de la Constitución y la vestimenta transversal de los diputados/as, ya sea en camisetas, rastas, bebes asistentes,Solo les faltaba venir con traje regional!, unos con la barretina y los otros de aizkolari.

La solemnidad no es lo que preside hoy a esta Cámara, sino la informalidad frívola de quienes quieren expresar con su actitud o con su vestimenta, la ideología federalista de Proudhon, anarquista antípoda de Bakunin, a quien seguían especialmente los anarquistas de nuestra II Republica que presionaron con la insurrección anarquista de enero de 1933, que fue la segunda de las insurrecciones llevadas a cabo por la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) en España durante la Segunda República. La primera fue la insurrección anarquista del Alto Llobregat en enero de 1932, y la tercera fue la insurrección anarquista de diciembre de 1933. El 4 de noviembre de 1936, cuatro dirigentes de la CNT- FAI entraron en el nuevo Gobierno de la República en guerra presidido por el socialista Francisco Largo Caballero. Federica Montseny,Juan García Oliver, Joan Peiró y Juan López, estuvieron solo seis meses y participaron en la guerra, de protagonistas esenciales como Durruti.

Sin embargo en el Régimen de la Transición, la CNT fueron preteridas y trasladadas sus propiedades a CCOO. La CNT idealista no ha vuelto a levantar cabeza, aunque sí que parece, que sus ideas han sido aceptadas por el Podemos financiado por Venezuela e Irán o las CUP en Catalunya o las Mareas gallegas, En Comú y Ahora Madrid que representan un Populismo a lo latinoamericano, en retroceso en Venezuela y Argentina. O también, un comunismo rancio y decadente fracasado en todo el mundo, incluyendo la China. Parece que la Historia no enseña nada a los españoles. Nosotros a garrotazos, como los gigantes de Francisco de Goya. Y Pedro Sánchez a lo suyo, a la Moncloa, caiga quien caiga.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios