red.diariocritico.com

Mateos señala que la norma "es cara y requiere unos recursos que reclamaremos al Ministerio"

Castilla y León necesita entre 52 y 62 millones para la aplicación adecuada de la Ley Wert

Castilla y León necesita entre 52 y 62 millones para la aplicación adecuada de la Ley Wert

El consejero de Educación, que ha entregado los premios 'Iniciativa Campus Emprendedor', percibe una mayor interrelación entre las universidades de la Comunidad

miércoles 20 de noviembre de 2013, 15:41h
Castilla y León necesita entre 52 y 62 millones de euros para garantizar una adecuada aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), una norma "que es cara y necesita de unos recursos económicos que vamos a reclamar al Ministerio porque es a quien corresponde".
 
El consejero de Educación, Juan José Mateos, ha reflexionado así en Valladolid antes de participar en la entrega de premios del concurso Iniciativa Campus Emprendedor, impulsado por la administración regional y las universidades públicas de la comunidad autónoma.

Estudios realizados por la Consejería han cifrado entre 52 y 62 millones el coste de la aplicación de la Lomce, con una horquilla de diez millones que depende "de muchas cosas", pero principalmente de la forma en que se materialice la Formación Profesional (FP) básica, "uno de los elementos más caros de la nueva ley", según Mateos.

Esta valoración económica "la vamos a compartir y discutir con el Ministerio y habrá diferencias, como es lógico, pero todo es ajustable".

Para ese debate "todavía hay tiempo", ha agregado Mateos respecto a una ley, a punto de ser aprobada, que afectará principalmente al primer trimestre del próximo curso académico 2013/2014 y no a los dos trimestres que restan del actual.

No obstante, el consejero ha pedido al Ministerio que concrete cifras económicas y el calendario para su desembolso, con el fin de planificar el próximo curso con las debidas garantías, que es donde en su opinión se encuentra "el problema más importante" para la aplicación de la Lomce en sus primeros compases.

"Esperemos llegar a los compromisos necesarios para una buena implantación", ha concluido.

Sistema de universidades

Por otra parte, Juan José Mateos ha percibido una progresiva maduración del sistema de universidades de Castilla y León a partir de un mayor intercambio y contacto entre instituciones académicas, así como de alumnos y profesores de diferentes centros.

"Cada vez existe una mayor interrelación entre las universidades, que buscan sinergias, y más interacción entre los alumnos: el sistema empieza a fraguar", ha reflexionado Mateos en Valladolid antes de entregar los premios del quinto concurso Iniciativa Campus Emprendedor, promovido por la administración autonómica.

Ambas cosas "son muy importantes, ha añadido el consejero delante del presidente de la Fundación Endesa, Rafael Miranda, entidad que también colabora en un concurso que "está teniendo éxito y mucho que ver con el esfuerzo de esta comunidad autónoma en favor de los emprendedores", ha dicho el primero.

Miranda, por su parte, ha situado la colaboración de Endesa en el actual contexto de crisis económica, donde "hacen mucha falta las ideas, innovación, investigación, esfuerzo y rendimiento para facilitar el crecimiento de nuestro país".

El concurso Iniciativa Campus Emprendedor, que ha alcanzado ya su quinta edición, pretende transformar el crecimiento teórico de las aulas en proyectos reales que favorezcan el desarrollo económico de la comunidad autónoma.

Los galardonados -alumnos y profesores de las universidades públicas de Burgos, León, Valladolid y Salamanca, y de la Pontificia de Salamanca-, han presentado proyectos de gran contenido social, orientados al desarrollo rural, para favorecer la movilidad de las personas y rentabilizar el aprovechamiento de residuos y recursos energéticos.

En la categoría de Proyecto Empresarial, el ganador ha sido Jorge Miñón, un recién titulado de la Universidad de Valladolid y antiguo alumno de la de Burgos, con un proyecto de aprovechamiento agropecuario de residuos mediante la producción de algas y basado en varias patentes universitarias.

El segundo premio ha recaído en el equipo formado por Rodrigo Palacios (Universidad de Burgos), Mario Martínez (Universidad de Salamanca) y Juan Carlos Romanillos (Universidad de León), por una idea para ofrecer independencia a discapacitados auditivos a través del uso de dispositivos móviles.

Sergio Merino (Universidad de Valladolid) y Carlos Alonso (Universidad de León) han recibido el tercer galardón por una propuesta de aprovechamiento de residuos ganaderos para la producción de energía en la zona de Saldaña (Palencia).

En la modalidad de Idea Empresarial, ha vencido el grupo formado por tres alumnos (Javier Cid, Julio César Conchuela y Juan Luis Sánchez) y dos profesores de la Pontificia de Salamanca (Miriam Codes y Elena Sánchez), por un sistema de seguimiento y alarma para pacientes diabéticos basado en dispositivos móviles.

El segundo premio en esta variedad ha correspondido a los estudiantes Alberto García e Ismael Pérez (Universidad de Burgos), con una propuesta sobre la explotación de un sistema de gestión inteligente del alumbrado público.

Para el alumno Gabino Verde (Universidad de Salamanca) ha ido a parar el tercer premio en esta modalidad por una idea empresarial basada en un prototipo de analizador automático de imágenes de fondo de ojo para diagnóstico clínico. 

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios