red.diariocritico.com
El accidente mortal del Pozo Emilio del Valle de Llombera de Gordón (León), el más grave en los últimos 18 años

El accidente mortal del Pozo Emilio del Valle de Llombera de Gordón (León), el más grave en los últimos 18 años

lunes 28 de octubre de 2013, 17:50h
El escape de gas que ha causado hoy la muerte de seis trabajadores en el Pozo Emilio del Valle de Llombera de Gordón (León) es la tragedia más grave ocurrida en la minería en España en los últimos 18 años.

El último accidente mortal en la minería española tuvo lugar el 12 de mayo del pasado año, cuando un trabajador de mantenimiento de una mina de Súria (Barcelona) perdió la vida al caer en un pozo de 80 metros de profundidad.


En León, la anterior tragedia mortal minera hasta hoy se remota al 18 de julio de 2011, cuando un electricista de 41 años murió en una explotación de Torre del Bierzo (León).

Esta es la relación de los accidentes mortales mineros en España, de más de seis víctimas, en los últimos 70 años:

10-4-1944.- 34 mineros mueren en el pozo Clara de la localidad de Saldes (Barcelona), explotado por Carbones del Cadí S.A.

14-6-1949.- 17 mineros pierden la vida en el pozo María Luisa, de la localidad de Ciaño, en Asturias.

1967.- Un siniestro en el pozo "Santo Tomé" cuesta la vida a 11 mineros, en una mina de la empresa Hullera Española, en Asturias.

03-11-1973.- Una explosión de gas grisú causa la muerte a seis mineros en el pozo Mariquita de Oviedo (Asturias).

3-03-1975.- Mueren seis mineros en el pozo Undiano, de Potasas de Navarra, a causa de una explosión de gas.

03-11-1975.- La explosión de gas grisú producida en una mina de Figols (Barcelona) ocasiona 30 muertos.

18-10-1979.- Una explosión de gas grisú causa la muerte de diez mineros en la mina de Ceboalles de Abajo, en la cuenca leonesa de Ponferrada.

19-11-1984.- Ocho muertos es el trágico balance de una explosión de gas grisú producida en la mina Grupo Rio, en Fabero (León).

31-8-1995.- Catorce mineros pierden la vida tras una explosión de gas grisú en el pozo San Nicolás, perteneciente a Hunosa, en la cuenca minera de la localidad asturiana de Mieres.

28-10-2013.- Al menos seis personas fallecen, al parecer por una intoxicación de gas metano, en el Pozo Emilio del Valle de la localidad leonesa de Llombera de Gordón, en el municipio de Pola de Gordón.

La mina pertenece a la Hullera Vasco-Leonesa, empresa que se fundó en 1893 y que colaboró con el despegue económico ligado al desarrollo industrial del norte de España.

Como muchas otras de su sector, este año la Hullera Vasco-Leonesa se ha visto inmersa en un ERE por causas económicas y productivas y en una situación de preconcurso de acreedores.

Los problemas de liquidez de esta sociedad llevaron a iniciar negociaciones con sus acreedores, aplazar pagos y suspender, por un periodo de seis meses a contar desde marzo de 2013, contratos de trabajo a 357 trabajadores (el 90 % de la plantilla) de forma rotatoria "fundamentalmente para realizar los trabajos de mantenimiento y conservación de las instalaciones".

La sociedad, dedicada principalmente a la explotación de yacimientos carboníferos y la comercialización del producto extraído, se había visto afectada por la "falta de regularidad" en el pago de las ayudas al carbón y por la falta de ingresos por ventas en los últimos años, según aseguran en su memoria anual de 2012.

Una situación de deterioro que se vio agravada a principios de 2013 "como consecuencia del retraso por parte de la Secretaría de Estado de Energía en la publicación en la que se fijan las cantidades de carbón a comprar, el volumen máximo de producción eléctrica y los precios de retribución de la energía".

Así, en los primeros meses del año en curso no registraron ventas, ya que la sociedad no pudo suministrar carbón a las centrales térmicas.

El pasado marzo acordó comunicar al Juzgado de lo Mercantil de León una situación de preconcurso de acreedores, que se levantó en julio, al igual que el ERE, tras normalizar su situación.

En la actualidad "la vasco" o "la hullera", como es conocida popularmente, desarrolla sus explotaciones mineras en la cuenca Ciñera-Matallana (León), y tiene un periodo de concesión sobre estas explotaciones hasta 2067 (noventa años desde su última renovación, de 1977).

Tras haber alcanzado una producción de 100.000 toneladas de carbón en 1912, la vida más reciente de la sociedad viene marcada por el Proyecto Nueva Mina, que se inició en 1980 ante la necesidad de dar continuidad a las zonas de explotación.

Esta explotación, afirman en su página web, tiene unas reservas de carbón que garantizan su continuidad hasta al menos el año 2025.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios