red.diariocritico.com

Dice no tener miedo por la pervivencia de los municipios 

Carnero no ve debate sobre el futuro de las diputaciones y califica las voces contrarias de 'residuales y con sordina'

Carnero no ve debate sobre el futuro de las diputaciones y califica las voces contrarias de "residuales y con sordina"

 Asegura que el dictamen del Consejo de Estado coincide con la visión de la Junta y la figura de las mancomunidades de interés comunitario

Por Redacción/Agencias
domingo 07 de julio de 2013, 16:45h
El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ha aseverado que el debate sobre la viabilidad de las diputaciones provinciales "ha quedado al margen" pues interpreta que tanto la propuesta que maneja el Estado como la Ley de Ordenación del Territorio de la Junta "no sólo hablan de su mantenimiento, sino de su reforzamiento".

Por ello, ha apostillado que, aunque "aparecen algunas voces residuales y con sordina" en el sentido de poner en duda el futuro de las diputaciones, "ni siquiera los partidos políticos mayoritarios mantienen otro criterio que no sea el reforzamiento de las diputaciones, por un motivo fundamental, su trabajo por los municipios". 

También ha reconocido que las instituciones provinciales necesitan las aportaciones económicas del Estado y de la Junta, porque "al final todo el dinero viene de los ciudadanos", y ha aseverado que de ellas también dependen los ayuntamientos. 

El dirigente provincial vallisoletano ha reiterado la postura de la Diputación de Valladolid favorable a una autonomía municipal y a que los pueblos mantengan un "elenco de competencias importantes y sustanciales" en las reformas que plantean tanto la Junta de Castilla y León como el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. 

El presidente de la Diputación ha considerado que la reforma de la Administración local en la que trabaja el Gobierno de España "necesita evolucionar hacia un reconocimiento expreso de la realidad de los municipios", por lo que, por el momento, se ha manifestado más cercano a los planteamientos del proyecto de Ley de Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León. 

Jesús Julio Carnero se ha referido al hecho de que el proyecto del Estado que, ha matizado, "aún está por definir", señala la posibilidad en algunos casos de que los servicios de los que no se puedan encargar los municipios sean prestados por las diputaciones provinciales, mientras que el de la Administración regional señala que las prestaciones se pueden asumir a través de 'mancomunidades de interés comunitario'. 

En este sentido, el presidente de la Diputación ha aseverado que el proyecto de la Junta "tiene todo el sentido de cara a mantener la identidad de los municipios", algo importante en una provincia como Valladolid y una Comunidad como Castilla y León. Sin embargo, ha planteado que el proyecto de reforma local del Gobierno "necesita evolucionar hacia un reconocimiento expreso de la realidad de los propios municipios". 

Carnero ha recalcado que los municipios son algo "muy identificador de la realidad de Castilla y León y la provincia de Valladolid", por lo que se trata de un terreno "eminentemente municipalista". Así, ha considerado necesario que los ayuntamientos de los pueblos puedan ejercer sus competencias bien por sí solos, o mediante la asociación de interés y con la "colaboración y cooperación" de las diputaciones que, al menos en el caso de la de Valladolid, "va a estar ahí". 

En cuanto al último dictamen del Consejo de Estado, en el que se señala que el proyecto de reforma del Gobierno cuestiona el artículo 140 de la Constitución porque puede reducir "en exceso" la autonomía municipal garantizada por la Carta Magna, Carnero ha añadido que en otro de sus apuntes "coincide con la postura de la Junta" al considerar "más lógica" la posibilidad de la asociación voluntaria de municipios. 

Municipios "en plano de igualdad" 

Jesús Julio Carnero ha insistido en que esta opción sitúa a los ayuntamientos "en plano de igualdad" mientras que la toma de decisiones corresponde a los propios municipios. Sin embargo, ha explicado, la propuesta del Ministerio apunta a la asunción de competencias por parte de la Diputación si los ayuntamientos no pueden ejercerlas, por lo que "sustrae la competencia". 

De hecho, ha destacado que en las alegaciones que la Diputación planteó a la primera propuesta de modificación del Estado ya advirtió de que, "antes de fórmulas de intervención o prestación de servicios por otras administraciones", existen posibilidades "intermedias" como las 'mancomunidades de interés comunitario', y "más acordes con la realidad de Castilla y León y Valladolid". 

En definitiva, ha concretado que La ley de Régimen Local debe, en su opinión, "permitir a cada territorio desarrollar la esencia de lo que son, su realidad histórica, social y jurídica". 

En todo caso, Carnero ha asegurado que "no hay miedo" por la pervivencia de los municipios y ha reiterado que la Diputación no quiere que desaparezca ninguno, pues "los 225 de la provincia son necesarios". "Lo que hay que hacer es ayudarles en la prestación del servicio allí donde lo necesiten. Profundizar en la cooperación, la colaboración y la asistencia, esa debe ser la razón de ser", ha reflexionado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios