red.diariocritico.com

León de la Riva destaca que Garzón y ETA ya "no están en activo" pero advierte de que "amenazan con volver"

Cree "injusto" que se generalicen acusaciones a los alcaldes por "300 sinvergüenzas que hay en España"

sábado 01 de junio de 2013, 17:36h
El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha destacado este sábado que el juez Baltasar Garzón y la banda terrorista ETA ya "no están en activo", pero ha advierto de que, según su opinión, "amenazan con volver".

El regidor vallisoletano ha realizado estas declaraciones ante dirigentes, alcaldes y afiliados 'populares' en una Convención del PP de Valladolid centrada en el municipalismo y en las reformas que afectarán a la ordenación del territorio.

León de la Riva, que ha intervenido en la inauguración de este encuentro, ha recordado que en un acto similar hace cuatro años, antes de las Elecciones Europeas de 2009 inició su discurso con una referencia que, antes de un proceso electoral, las actuaciones del juez Baltasar Garzón eran "habituales" como las bombas de ETA.

Ahora, ha recordado, el primer edil vallisoletano, ni la banda terrorista ni el ex magistrado de la Audiencia Nacional --inhabilitado desde hace un año por el caso de las escuchas ilegales a implicados en la trama Gürtel-- están en activo. No obstante, ha advertido de que ambos "amenazan con volver", informa Ep.

18 años en el consistorio

El alcalde vallisoletano ha incidido en que suma ya 18 años al frente del Consistorio y que, por ese motivo, recuerda sus muchos discursos en actos como el que se ha celebrado este sábado en el hotel NH Ciudad de Valladolid.

Por otra parte, León de la Riva, ha lamentado este sábado que se generalicen las acusaciones de corrupción a todos los alcaldes españolas cuando considera que en España existen "300 sinvergüenzas corruptos y 7.800 honrados y trabajadores".

El regidor vallisoletano ha reflexionado sobre la imagen de los políticos en la actualidad y ha querido reivindicar el papel de los representantes municipales. "En España hay unos 8.100 alcaldes y probablemente haya 300 sinvergüenzas y corruptos, por lo que otros 7.800 son honrados y trabajadores", ha asegurado.

Por ello, ha calificado de "profundamente injusto" que se "generalicen las acusaciones de corrupción" a todos los regidores españoles cuando la gran mayoría de ellos se dedican a su trabajo "quitando tiempo a la familia" y por el bien de los ciudadanos.

En su discurso, ha insistido en que quiere "reivindicar" a la clase política, a los ayuntamientos y a la ciudad de Valladolid. Así, en primer lugar, ha recalcado que los representantes públicos no son "ni mejores ni peores que los ciudadanos".

"Hay que reconocer que cometemos errores y entre los políticos quizás haya más corruptos de los que quisiéramos, pero igual sucede en todos los estamentos de la sociedad", ha aseverado. Por ello, ha considerado que el Partido Popular debe "ser un ejemplo" en esta "lucha contra la corrupción" y en el trabajo en favor de la transparencia.

En este sentido, ha apuntado que, según su interpretación, el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, realizó unas declaraciones en las que reclamaba "profundizar en la democratización de los partidos políticos", algo con lo que ha asegurado "coincidir plenamente".


Asimismo, ha reiterado su recomendación a los jóvenes que se inician en la política que antes de entrar en la Administración se dediquen "primero a tener una profesión, un puesto de trabajo", porque está en contra de la "profesionalización de la política". También ha recalcado que "nadie debería ocupar un cargo de responsabilidad sin haber sido primero concejal".

También ha recordado las palabras del ex presidente del Gobierno y de la Junta de Castilla y León, José María Aznar, sobre la "lealtad" consigo mismo y con la política. Así, el alcalde vallisoletano ha subrayado que él ha hecho "objeciones de conciencia" como no casar a parejas homosexuales y que considera que es "leal" a su partido pero también "con la ciudad de Valladolid".

A este respecto a vuelto a referirse a su carácter reivindicativo cuando observa alguna medida de la Junta o del Gobierno que sea "injusta" con la ciudad. "Nunca voy a pedir perdón a nadie por ser el alcalde de Valladolid", ha añadido, antes de apuntar que defiende a la ciudad "con la misma rigurosidad" que el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, defiende a la Comunidad.

Eso sí, ha puntualizado que no tiene "intención quitar nada a nadie", en referencia a las otras capitales de provincia de la Comunidad.

"Se me revuelven las tripas"

"Cada vez que oigo hablar de la centralidad de Valladolid, se me revuelven las tripas", ha apostillado el alcalde tras recalcar que por su situación geográfica la ciudad que dirige es "mejor" que otras de la Comunidad "para ofrecer servicios". En todo caso, ha instado a acudir a los datos de inversión de la Junta por habitante en cada capital "para ver dónde queda la centralidad".

En cuanto a la materia de la Convención celebrada este sábado, la ordenación territorial, ha considerado "absolutamente imprescindible" aplicar reformas que permitan el mantenimiento de "una organización" en los municipios y, de hecho, ha advertido de que si no se lleva a cabo "lo harán desde Bruselas".

A este respecto, ha considerado que "no hay confrontación" entre el proyecto de proposición de Ley de Ordenación del Territorio que promueve la Junta y la reforma de la Administración Local por parte del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios