red.diariocritico.com

Del 27 de abril al 13 de mayo

Los empleados de limpieza convocan una huelga de 15 días en León contra el plan de ajuste del Ayuntamiento

Los empleados de limpieza convocan una huelga de 15 días en León contra el plan de ajuste del Ayuntamiento

La limpieza viaria y recogida de basura se suspenderán y el conflicto continuará hasta que se salven los empleos

Por Redacción/Agencias
martes 17 de abril de 2012, 16:02h
Los empleados de Urbaser, el servicio de limpieza viaria y recogida de basura de la ciudad de León, han anunciado que llevarán a cabo una huelga de 15 días de manera ininterrumpida, desde el próximo 27 de abril hasta el 13 de mayo, por la reducción del servicio que plantea el plan de ajuste del Ayuntamiento de León, una medida con la que exigen al Consistorio que se abran las negociaciones oportunas con el fin de salvar los puestos de trabajo.
  
En total, la empresa cuenta con 241 trabajadores y el plan de ajuste del Ayuntamiento de León contempla sacar a concurso el contrato de limpieza viaria con Urbaser, cuyo precio actual es de 13,9 millones de euros. Se plantea la separación de este servicio del de la recogida de residuos, para el que se propone una reducción del 50 por ciento y la asunción de algunas funciones por parte del personal del Consistorio. Estas medidas supondrían un ahorro de 6.950.000 euros al año.
  
El presidente del comité de empresa, Antonio Nicolás, ha explicado que los empleados se encuentran en una situación "irracional", ya que ante cualquier recorte es necesario abrir una mesa de negociación, algo que no ha sucedido.
  
En este sentido, ha precisado que si se abriera esta vía de diálogo, los trabajadores de Urbaser estarían dispuestos a dar marcha atrás en la convocatoria de huelga, registrada este martes, aunque ha insistido en que el conflicto se prolongará hasta garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo, informa ep.
  
Al respecto, ha precisado que los empleados del servicio están dispuestos a "apretarse el cinturón" ante la actual situación de crisis y la deuda del Ayuntamiento, aunque no como se plantea en el plan de ajuste, en el que el servicio municipal de limpieza viaria y recogida de residuos, así como los ciudadanos, son la "cabeza de turco".
  
La negociación con el Ayuntamiento pasaría por un recorte del coste laboral que, para los trabajadores, debería ser equiparable al de cualquier otra localidad de la provincia. En el caso de que fuera necesario recortar el servicio, debería hacerse "con sentido común" y no con un 50 por ciento en el coste, algo que a su juicio es "surrealista".

Llegarán "a las últimas consecuencias"
  
"No estamos dispuestos a dejar ningún empleo en ningún momento", ha reiterado, al mismo tiempo que ha asegurado que se llegará "a las últimas consecuencias" para mantener los puestos de trabajo. Al respecto, ha explicado que los empleos están "tan ajustados" que cada operario presta servicio en un distrito de la ciudad, por lo que no se puede prescindir de ellos.
  
Además, ha señalado que mantendrán reuniones en los próximos días con las asociaciones de vecinos y hosteleros de la ciudad para informarles sobre la situación actual, al mismo tiempo que se ha disculpado por los perjuicios que la huelga podría causar a los ciudadanos.
  
Antonio Nicolás también se ha referido a la situación de las empleadas de Emilsa que realizan la limpieza de edificios municipales, un servicio participado por el Ayuntamiento en un 51 por ciento y en un 49 por ciento por Urbaser.
  
El precio del contrato anual asciende a 7.350.000 euros y la medida que contempla el plan de ajuste del Consistorio consiste en la disolución de la empresa y la prestación del servicio por parte del Ayuntamiento de manera directa, previa absorción de los empleados.

1,5 millones en 2012
  
Esta fórmula de gestión implicaría el ahorro del 18 por ciento del IVA, así como los costes del Consejo de Administración y personal de dirección. Además, se aplicaría a los empleados el convenio colectivo del Ayuntamiento, lo que supone menores retribuciones. La medida supondría un ahorro de 1,5 millones de euros en 2012 y de tres millones de euros cada año entre 2013 y 2022.
  
La presidenta del comité de empresa de Emilsa, Begoña López, ha indicado que las empleadas del servicio, un total de 138 mujeres, no darán el conflicto por finalizado hasta que se pueda llegar a un acuerdo con el Consistorio.
  
Por su parte, Antonio Nicolás ha puntualizado que estas trabajadoras "ni siquiera" pasarían a formar parte del convenio colectivo del personal laboral del Ayuntamiento, sino que se negocia otro documento.
  
Finalmente, ha destacado que lo importante es mantener los puestos de trabajo, ya que se trata de personas que prestan desde hace años servicios para los ciudadanos leoneses y ahora podrían "quedarse en la calle".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios