red.diariocritico.com

Se evita la huelga de médicos

La aplicación de las 37,5 horas se pactará en cada centro sanitario en función de sus necesidades

La aplicación de las 37,5 horas se pactará en cada centro sanitario en función de sus necesidades

Mantiene su compromiso de no despedir a médicos en plantilla ni rescindir contratos

Por Redacción/Agencias
lunes 27 de febrero de 2012, 13:06h
La Consejería de Sanidad y el sindicato médico CESM han acordado que la aplicación de las dos horas y media más que los facultativos tendrán que trabajar para llegar a las 37,5 horas se pactarán en cada centro sanitario en función de las necesidades que tenga.
  
De esta forma, queda desconvocada la huelga que el sindicato tenía convocada para once días, el primero de ellos mañana, con el fin de protestar contra la imposición de la Junta de hacer estas dos horas durante dos tardes.
  
El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y el presidente de CESM, José Luis Díaz Villarig, han ofrecido esta tarde una rueda de prensa conjunta en las Cortes de Castilla y León en la que han explicado esta cuestión, una de las que se han abordado este lunes en la mesa de los profesionales de salud.
  
Sáez Aguado ha ampliado así la información avanzada esta misma mañana en la que ya ha adelantado que se desconvocaría la huelga de médicos tras haberse llegado a un acuerdo ya "concretado", informa ep.
  
El consejero ha recordado que sólo había cuatro criterios para la aplicación de este incremento de jornada, el primero que se aplicara a todos los trabajadores de sanidad, pero también que sirviera para hacer más actividad asistencial, para obtener algunos ahorros y con las menores incomodidades posibles.
  
Sáez Aguado ha explicado que este acuerdo se materializará mediante enmiendas que se presentarán a la Ley de Medidas Financieras con el fin de flexibilizar la aplicación del incremento de la jornada en cada uno de los centros sanitarios.
  
De esta forma en lugar de homogeneizar la aplicación con dos tardes al mes, se hará en función de las necesidades asistenciales y de la organización de trabajo que tenga cada centro, según ha explicado el consejero, quien considera "razonable" este acuerdo.

Diferentes necesidades
  
A este respecto, ha aclarado que no es lo mismo un centro sanitario donde hay más actividad quirúrgica que las consultas externas o los grupos rurales que los urbanos, por lo que se podrá ampliar la jornada dos horas y media más a la semana, tres tardes y un sábado o concertar como se quiera en función, eso sí, de las necesidades del servicio.
  
Por otro lado, se abre la posibilidad de que los nuevos profesionales que sean contratados en Castilla y León tengan un contrato mixto en el que se contemple trabajar una tarde o pactar que se pueda establecer esta condición en lugar de las tardes incentivadas y voluntarias.
  
De esta manera, ha indicado Sáez Aguado, se avanza en flexibilidad y puede interesar a algunos profesionales, pero además se evita por ejemplo que se invierta en una tecnología muy costosa y sólo se tenga en funcionamiento en el turno de mañana por la rigidez de estas condiciones. Así se rentabiliza mejor y se flexibiliza la jornada, ha añadido.
  
Asimismo, se modificarán algunos aspectos vinculados a la jornada como lo que se refiere a las guardias y el sistema de ponderación de la jornada en función de las horas que se hagan mediante una reducción de la jornada anual, de la misma forma que otros trabajadores que hacen turnos de noche. También se reconoce la posibilidad de que dos horas que quedarían en el cómputo anual se puedan compensar con formación o investigación, por ejemplo.
  
También, ha añadido Sáez Aguado, aunque no esté recogido en este acuerdo, se ha pactado que los profesionales de urgencias y de unidades críticas tengan la misma regulación aproximadamente que el resto de profesionales, con una jornada laboral que no sea "demasiado distinta".
  
Por su parte, Díaz Villarig ha mostrado la satisfacción "no por los médicos" si no porque los ciudadanos no se van a ver "sometidos" a algo como una huelga que tiene, entre otros fines, hacer presión y fuerza a la propia administración para negociar, ha recordado.
  
Sin embargo, tras "muchísimos días y horas" de negociación se ha llegado a un acuerdo, aunque ha incidido en que lo único que se pedía es que no se les cambiara a los médicos sus condiciones laborales, aunque comprenden que la situación es "muy difícil" y por eso están dispuestos a colaborar y participar en que la situación se solucione.
  
En este sentido, ha recordado que son las "unidades de gasto" y tienen "muchísimo que decir" por son el "eje fundamental" del sistema y, aunque aceptaban las dos horas y media, ha explicado que se pretendían hacer otras modificaciones que beneficiaran a la Administración desde todos los puntos de vista, algo que no podían "permitir" si los médicos les siguieran.

Colaboración necesaria
  
Díaz Villarig, quien ha asegurado que esperaba llegar a un acuerdo, ha añadido que la Consejería y CESM, así como las organizaciones profesionales de médicos, son "imprescindibles" en el sistema sanitario y requiere su colaboración porque pueden hacer juntos "muchísimas cosas" y lo harán en beneficio de la Comunidad y sus ciudadanos.
  
Además, ha aclarado que apuestan por un servicio sanitario público, "como no puede ser de otra manera", y cree que con el acuerdo se evita algo "rígido" como las dos tardes de cinco horas al mes y se apuesta por algo "flexible" que se pacte por los servicios hospitalarios. En este sentido, ha confiado en que los grupos parlamentarios no "tiren abajo" estos pactos que se plasmarán en enmiendas y se hagan "eco" de estas cuestiones.
  
El presidente de CESM ha aclarado que con la Consejería van a "hablar" y "dialogar" en reuniones periódicas para tocar algunas cuestiones que los médicos también reivindican y en las que considera que se debería avanzar como los concursos o la carrera profesional.
  
Por otro lado, el consejero de Sanidad ha explicado que en la reunión de la mesa sectorial, además de informar a las organizaciones sindicales los términos del acuerdo, se han abordado otras cuestiones como la necesidad de negociar las normas que desarrollan la Ley de Medidas.
  
Asimismo, se ha hecho un "primer avance" de la reestructuración que se llevará a cabo en Atención Primaria, aunque sin entrar en detalles, ya que será objeto de una mesa posterior en la que se verán los términos en los que se hará efectiva la ordenación de los recursos humanos.

Compromiso de no despedir a médicos en plantilla ni rescindir contratos

Antonio María Sáez Aguado también ha ratificado el compromiso de la Junta de Castilla y León de no despedir a ningún profesional de la medicina actualmente en plantilla o de rescindir contratos y ha aclarado que el objetivo del Gobierno autonómico con la ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas semanales es rebajar la necesidad de sustituciones por ser la manera de defender la sanidad pública de hoy.

"Para eso la tomamos --la decisión--", ha defendido el consejero para quien un aumento de jornada para los profesionales de la sanidad pública de Castilla y León no se puede llamar recorte ni es equiparable a los cierres de centros o de plantas hospitalarias o a los despidos que sí se han producido en otras comunidades autónomas.

El consejero ha recordado que la situación de los recursos humanos en Castilla y León es "razonablemente buena" tanto en la dotación de profesionales, como en el despliegue en el territorio tanto en atención primaria como en hospitales "y, además, en el conjunto de las categorías laborales".

De este modo ha respondido el consejero de Sanidad a la socialista Mercedes Martín,  que se ha interesado por el número de empleos que creará la Junta en el sector sanitario en 2012 tras las recientes medidas de ajuste acordadas, una cifra que Sáez Aguado no ha detallado aunque ha afirmado que "probablemente será menor que la de años anteriores" aunque ha aseverado que "alguno sí se creará".

Mercedes Martín, que ha asegurado que su pregunta estaba cargada de "lealtad", ha cuestionado los recortes en personal de la Junta amparados bajo el paraguas de la eficiencia y de la mejora en la gestión. En este sentido, ha lamentado el "arte de recortar" de la Junta con un PP "en estado puro" sin poner medidas para mejorar la sanidad pública y sólo para estropear lo que hay.

"¿Cuántos empleos se van a destruir?", se ha preguntado también la procuradora socialista, que ha recordado a Sáez Aguado que está a tiempo de contar con todos los profesionales y de dejar de dar bandazos y de hacer experimentos rectificándose a sí mismos y creando desconcierto a "una sanidad pública que amenazan ustedes no la crisis".



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios