red.diariocritico.com
Moyá se despide en Sevilla del tenis profesional

Moyá se despide en Sevilla del tenis profesional

El tenista Carlos Moyá se despedirá del tenis profesional en el Master Nacional, que se disputará en Sevilla desde este jueves y hasta el próximo sábado, con la certeza de haber escrito su nombre en el libro de oro de la mejor época en la historia del deporte de élite en España.

   Carlos Moyà Llompart (Palma de Mallorca, 27 de agosto de 1976) ya demostró que estaba dispuesto a hacer grandes cosas desde el comienzo, cuando disputó, con tan sólo 20 años, la final del Abierto de Australia en 1997.

   Ése sería el punto de partida de uno de los jugadores más carismáticos de la 'Armada' española, con 20 títulos en su haber y

un saldo de 575 victorias y 319 derrotas.

   Pero Moyá no se detuvo en aquel logro y desde 1998 progresó en el escalafón en un constante 'in crescendo' en el que la conquista de la Copa del Príncipe, el 'Masters Series' de Montecarlo, y la Copa de los Mosqueteros, en Roland Garros, dejaban bien a las claras que el tenis europeo tenía un nuevo protagonista a seguir muy de cerca.

   Por eso mismo, a pocos sorprendió que el 15 de marzo se convirtiera en el primer español en alzarse al número 1 del ránking ATP, que ocupó sólo dos semanas, pero lo hizo por méritos propios y en un momento en el que un coloso como Pete Sampras todavía no había colgado la raqueta.

   Tan sólo las lesiones obstaculizarían su camino, con un paréntesis hasta 2002, cuando retomó la senda de los triunfos en el 'Masters Series' de Cincinnati'.

PROTAGONISTA EN LA COPA DAVIS

   Los logros individuales se verían, además, recompensados, a nivel colectivo, con otro de sus momentos estelares: la victoria de España en la final de la Copa Davis disputada ante Estados Unidos en Sevilla, donde firmó dos de los tres puntos vitales para que la Ensaladera se tiñera de rojigualda.

   Desde entonces, pese a que su carrera todavía deparó algunos destellos, Moyá entró en una fase de declive, confirmada con su paso por el quirófano en 2009 para solventar sus problemas de cadera.

   Aquella intervención se convirtió, a la postre, de la antesala de ese adiós con que se despedirá esta semana el balear de todos los aficionados españoles, a los que deja no con un adiós sino con su ya célebre "¡Hasta luego Lucas!". La próxima semana, del 16 al 19 de diciembre, disputará un torneo de exhibición en Buenos Aires (Argentina).

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios