red.diariocritico.com

Tomarán nuevas medidas

Crece temor recesión, bancos centrales listos para actuar

Crece temor recesión, bancos centrales listos para actuar

Crece temor recesión, bancos centrales listos para actuar Los bancos centrales posiblemente lancen nuevas medidas coordinadas de emergencia durante esta semana para tranquilizar el pánico que ahoga a los mercados financieros, que podrían verse aún más afectados por datos que apuntan a una recesión mundial.

Se prevé que la Reserva Federal de Estados Unidos reduzca fuertemente sus tasas la semana próxima, de cara a la creciente inestabilidad que ha afectado al país y a las economías desarrolladas de Europa, así como a los mercados emergentes en Asia y América Latina.

También se espera que el avance de los datos de crecimiento económico de Estados Unidos que deben presentarse el jueves muestren una contracción del 0,5 por ciento del producto interno bruto, después de un crecimiento del 2,8 por ciento en el trimestre anterior.

"Cada vez más, las señales apuntan a una profunda y sincronizada recesión mundial", dijo Bruce Kasman, economista de JPMorgan. "Aún es muy pronto para estimar con precisión la profundidad de la desaceleración, ya que el panorama depende de lo bien que las acciones de política contengan la crisis financiera", agregó.

La posibilidad de que la Fed recorte las tasas de interés en 50 puntos base, se encontraba en un 74 por ciento el domingo, y un 26 por ciento estimaba que la reducción sería de 75 puntos base, a un 0,75 por ciento.

Los líderes asiáticos y europeos cerraron filas durante el fin de semana para fortalecer la confianza de los inversionistas, que temen que la peor crisis financiera en 80 años se haya asentado profundamente y se convertirá en una dañina recesión mundial.

PROTEGIENDO LA ECONOMIA REAL

"Tenemos que usar todos los medios para evitar que la crisis financiera impacte el crecimiento de la economía real", dijo el primer ministro chino, Wen Jiabao, al final de la cumbre de dos días de 43 líderes de Asia y Europa en Pekín.

El presidente del Banco Central de China, Zhou Xiaochuan, fue citado el domingo diciendo que la segunda mayor economía de Asia está en buen estado, pero necesita estar alerta para evitar riesgos creados por la inestabilidad.

La inversión en infraestructura y ampliación de la demanda de consumo podrían ayudar a amortiguar el impacto del debilitamiento de las exportaciones, sostuvo, y agregó que el Banco Central elaboraría un plan para proveer de ayuda de emergencia a los bancos, en caso de necesitarla.

El Banco Central de Kuwait se vio forzado a interceder para salvar al Gulf Bank, el cual fue afectado por pérdidas operacionales derivadas, provocando que el Gobierno anunciara que garantizaría los depósitos en bancos locales.

Arabia Saudita dio a conocer planes de depositar 10.000 millones de riales (2.670 millones de dólares) al Saudi Credit Bank, que fue establecido para ampliar préstamos sin intereses a ciudadanos de bajos ingresos.

Los mercados del Golfo se desplomaron el domingo a mínimos de varios meses. Los índices de Qatar y Omán cayeron más de un 8 por ciento, mientras que el de Dubai bajó un 5,53 por ciento y el de Arabia Saudita perdió un 1,83 por ciento, tras un retroceso de un 8,7 por ciento el sábado.

Funcionarios de Rusia dijeron que su banco central tiene los medios para controlar las bruscas fluctuaciones de su moneda, pero aún no ve la necesidad de limitar los movimientos de capital o modificar la banda de cambio del rublo.

Los gobiernos han comprometido cerca de 4 billones de dólares para apoyar a los bancos y reiniciar los mercados de monedas, para intentar contener la crisis, y están evaluando normas financieras más severas para evitar que ésta se repita.

Analistas de divisas dicen que la extrema volatilidad de las monedas, que vio el viernes movimientos de un sorprendente 10 por ciento en algunas tasas, podría llevar al grupo de los 7 ó 20 principales bancos centrales a intervenir para estabilizar los mercados mundiales.

El dólar de Estados Unidos alcanzó máximos de dos años frente a una canasta de monedas, mientras los malos datos económicos europeos reforzaban los temores de los inversionistas sobre una recesión mundial.

Los participantes del mercado también se preparan para nuevos signos de debilidad en los resultados corporativos y apesadumbrados pronósticos en la que será una dura semana de reportes trimestrales.

Entre las compañías estadounidenses que presentarán sus resultados esta semana están United States Steel Corp., Procter & Gamble, Legg Mason, Kraft Foods, MetLife y Sun Microsystems.

En Europa, los reportes incluirán a Banco Santander y Deutsche Bank.

 

 

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios