red.diariocritico.com

Con la licitación del tren de alta velocidad

Cristina ve un salto hacia “una Argentina diferente”

Cristina ve un salto hacia “una Argentina diferente”

Cristina Fernández afirmó que se logró una mejor administración de la que se había propuesto, al revelar los últimos datos de crecimiento industrial, de desempeño del producto interno bruto (PIB) y de superávit fiscal, resaltando así el actual modelo de gestión

Las consideraciones de Cristina tuvieron como marco un acto en la Casa de Gobierno, donde la mandataria firmó el decreto que adjudica al consorcio francés Veloxia la construcción del Tren de Alta Velocidad (TAVE) que enlazará en tres horas las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

Tras recordar que el superávit fiscal de 2007 fue de 3,20% del PIB, superior al previsto por el presupuesto, anticipó que la industria creció en diciembre último 9,9% respecto de igual mes de 2006, y que la actividad económica mostró en noviembre una mejora de 9,6% internual.

Luego de hacer un breve racconto por los principales indicadores económicos afirmó que las cifras "son una muestra de un país que está en crecimiento y dan la pauta de lo acertado de un modelo económico político y cultural".

En referencia al motivo del acto, que tuvo lugar en el salón Sur de Casa de Gobierno, aseveró que "no es sólo una obra pública con altísima tecnología", sino "un salto importante hacia una Argentina diferente que viene a completar el desarrollo y la articulación en materia vial para el país".

El tren denominado Cobra aprovechará el tendido vial de la ex línea Mitre y ahorrará así los gastos de relocalización de viviendas, caminos y la logística de un trazado nuevo que, según la Secretaría de Transporte, aumentaría cinco veces el costo de la obra.

La francesa Alstom, integrante del consorcio Veloxia, ganó la licitación para la construcción del primer tren de alta velocidad sudamericano, en abril de este año, con una oferta de 1.320,5
millones de dólares.

En el acto participó el secretario de Transportes de Francia, Dominique Bussereau, quien remarcó que "el Cobra no sólo es un transporte de alta tecnología sino también una poderosa herramienta de transformación económica y social".

Los trenes de alta velocidad construidos por Alstom (TGV por sus siglas en francés) alcanzan velocidades superiores a los 500 kilómetros por hora y están dotados de un equipamiento muy sofisticado.

La Presidenta recordó haber tenido "oportunidad de viajar en un tren de la compañía en 2006, de Madrid a Sevilla", junto a su hija Florencia. "Y es verdaderamente increíble la altísima tecnología combinada con el confort", acotó.

"Uno tiene que llegar sólo unos minutos antes al andén y muy rápidamente es transportado hasta el centro de las ciudades, al contrario de los aeropuertos, que generalmente están alejados", dijo la presidenta, tras lo cual bromeó: "las compañías aéreas van a quejarse por esta publicidad a los trenes".

En nombre de los gobernadores de las provincias beneficiadas, habló el socialista santafesino Hermes Binner, quien destacó: "hace mucho venimos hablando del ferrocarril en situación de retroceso y empezar a hablar de la recuperación es un hecho trascendente para la Argentina que viene".

"El interior del país se desarrolló con el ferrocarril", evaluó Binner y luego anticipó un futuro venturoso para las zonas aledañas al tren a construir.

En este sentido, se estima que la obra y posterior funcionamiento del Cobra, generará 5.000 puestos de trabajo directos y 20 mil indirectos.

El primer tramo Buenos Aires-Rosario será eléctrico y las formaciones podrán desarrollar velocidades de entre 250 y 300 kilómetros por hora, mientras que el segmento Rosario-Córdoba será de impulso diesel, con promedios de 150 kilómetros a la hora.

El recorrido total será de 710 kilómetros para unir las tres ciudades más pobladas del país, o la "pampa gringa", como definió la propia presidenta; y se estima que habrá tres frecuencias diarias en ambos sentidos.

Del acto participaron además los ministros de Economía, Martín Lousteau; de Interior, Florencio Randazzo; los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, de Santa Fe, Hermes Binner y de Buenos Aires, Daniel Scioli, entre otros funcionarios e invitados especiales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios