red.diariocritico.com

Nueva falla de la empresa

Botnia pidió perdón por los malos olores

Botnia pidió perdón por los malos olores

La empresa Botnia pidió disculpas por los malos olores desprendidos de su planta de celulosa instalada en Fray Bentos, donde seis niños y una maestra se sintieron mal por las emanaciones.
Según indicó un portavoz del grupo, el escape de "compuestos reducidos de azufre" que ocurrió ayer era inocuo y respondió a un fallo de uno de los sistemas de la papelera destinados precisamente a reducir los olores.

El incidente se produjo cuando se hacían unos ajustes en las calderas del conjunto fabril.
El fuerte olor, denunciado por medios de prensa locales, alcanzó Fray Bentos y provocó malestar en seis niños y una profesora de la escuela número 53.

El portavoz admitió que ese tipo de olores podrán sentirse cuatro o cinco veces al año, aunque sin incidencias en la salud de los habitantes de la zona donde se alza la fábrica, en la orilla uruguaya del río Uruguay, que separa este país de Argentina.

En declaraciones a la prensa, el director general de Salud uruguayo, Jorge Basso, también subrayó que los niños mareados por los olores no corren ningún riesgo y que los síntomas desaparecieron rápidamente.

Añadió que el Ministerio de Salud Pública evaluará la forma en que la operación de la planta de Botnia puede afectar a la salud de los habitantes de la zona.

Según el inspector de Educación Primaria del Departamento de Río Negro (donde está la planta), Edgardo Andino, en declaraciones recogidas por el diario digital Observa, los niños no recibieron atención médica porque se recuperaron con rapidez.

No obstante, destacó que la población de Fray Bentos se sorprende "constantemente" por olores y ruidos desde que se puso en marcha la fábrica papelera.
Por su parte, la directora de Medio Ambiente de Uruguay, Alicia Torres, explicó que esos olores, "dependiendo de la sensibilidad de cada uno, pueden ocasionar mareos, pero no significan ningún riesgo para la salud".

Tal y como indicó Torres, "es previsible que en el inicio de la producción de una planta de este tipo haya olores fuertes, pero estaba dentro de lo previsto".

Previó que durante el primer mes de funcionamiento de la planta de celulosa se puedan repetir episodios de este tipo, con mal olor en la zona.

"Es un tiempo razonable para el ajuste de la planta, pero todos los controles que se realizan de manera permanente han dado resultados normales", añadió.

Esta planta de celulosa de Botnia, inaugurada hace dos semanas, ha derivado en el peor enfrentamiento en décadas entre Uruguay y la vecina Argentina, cuyo Gobierno y grupos ambientalistas alegan que la fábrica producirá una fuerte contaminación ambiental.
Miembros de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, ciudad argentina situada a unos 27 kilómetros de la papelera, bloquean en protesta desde hace un año el puente que une esa localidad con la zona donde está Fray Bentos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios