red.diariocritico.com

Preocupación por la financiación de los tratamientos para dejar de fumar

La asociación SEMG-Madrid antitabaco expresó este viernes su preocupación por el futuro de la financiación regional del tratamiento de deshabituación para dejar de fumar, debido al recorte presupuestario anunciado por el Ministerio de Sanidad y Consumo a la Comunidad de Madrid.
Este recorte, según la asociación, supondrá una pérdida de dos millones de euros para financiar actividades de prevención y control del tabaquismo.

Coincidiendo con el primer aniversario del plan de financiación de los tratamientos farmacológicos para dejar de fumar que la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid acordó y firmó con distintas sociedades científicas, SEMG-Madrid recordó que ya se opusieron a dicho documento porque "menospreciaba la Atención Primaria Madrileña y no contemplaba mecanismos claros de acceso desde el primer nivel asistencial a este tipo de ayudas".

Así, la asociación antitabaco reprochó que, "un año después de la firma del documento por el que la Comunidad de Madrid asumía la financiación de los tratamientos farmacológicos antitabaquismo a colectivos prioritarios (enfermos crónicos, profesionales de referencia modélica y enfermos de patologías específicas), siguen sin existir mecanismos de derivación conocidos y directos entre Atención Primaria y la Unidad Especializada de Tabaquismo, única beneficiaria del presupuesto destinado a la financiación pública para dejar de fumar".

"Casi la totalidad de las demandas de deshabituación tabáquica, propiciadas por la entrada en vigor de la Ley Antitabaco nacional, se realizan en el primer nivel asistencial, puerta de entrada de los ciudadanos a la atención sanitaria", aseguraron desde SEMG-Madrid.

Sin embargo, la totalidad de la dotación presupuestaria que la Comunidad de Madrid destina a la financiación de tratamientos antitabaquismo "se sitúa en Atención Especializada, gestionada a través de la Red de Consultas de Tabaquismo, que es totalmente desconocida por el conjunto de profesionales y que, además, presenta una capacidad de atención mínima en relación a la demanda existente para dejar de fumar", añadieron.

Esta situación se produce, según la asociación, a pesar del programa de Atención al Fumador de la Comunidad de Madrid, que señala entre sus objetivos "atender todas las demandas de deshabituación tabáquica de la población fumadora desde las redes asistenciales (Atención Primaria, Atención Especializada y Salud Mental)", y a pesar de que la propia Consejería de Sanidad "contempla la deshabituación tabáquica como una prestación esencial dentro de la cartera de servicios del primer nivel asistencial".

"Como consecuencia de todos estos puntos, el médico madrileño se encuentra sin posibilidades de ofrecer a sus pacientes fumadores vías de acceso a la financiación de su tratamiento para dejar de fumar, cuando sí existe una dotación presupuestaria para estos casos, pero no se han creado mecanismos de derivación", concluyeron.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios