red.diariocritico.com

Polémicas declaraciones

El fiscal jefe de Madrid atribuye a una parte de la inmigración el incremento de la delincuencia doméstica y juvenil

El fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix, atribuyó a una parte de la inmigración el incremento de la delincuencia, especialmente la relativa al ámbito de la violencia doméstica y la juvenil, en la Comunidad, cuya impunidad se ve acrecentada, según dijo, por "la libertad de movimiento" existente entre los países miembros de la Unión Europea, lo que provoca la llegada de "extranjeros guiados por un propósito delictivo".

   Moix tras dejar claro que no equipara la condición de extranjero con la de delincuente, el máximo responsable de la Fiscalía de Madrid afirmó que "preocupa la incidencia cada vez más acusada que en el fenómeno delictivo tiene la inmigración" y añadió que no se puede despreciar "la realidad objetiva que reflejan los datos".

   Esta última afirmación fue respaldada también por el consejero de Justicia al término del acto. "En cifras hay un incremento de delincuencia que proviene del sector de población inmigrante", señaló Prada, que, a su vez, insistió en que "quien equipare la delincuencia con la inmigración hace una reflexión injusta y falsa".

   Según las cifras de la Fiscalía, la población extranjera presa en España creció el pasado año un 9,4% frente al 2,2% de la española. Así, de cada tres internos en un centro penitenciario, uno era inmigrante, lo que supone que el 32 por ciento de los internos no son españoles. Además, el 61 por ciento de los detenidos que pasaron a disposición judicial eran extranjeros.

   A juicio de Moix, las concepciones culturales de quienes llegan a España chocan "a veces con la imperante en España, ocasionando que conductas no reprochables levemente sancionadas en los países de origen, merezcan en España un castigo más severo hasta el punto de alcanzar la consideración de delito".

   Como muestra de ello trajo a colación los datos sobre la violencia doméstica y juvenil. En Madrid capital, el 60,58 por ciento de los agresores eran extranjeros, la mayoría peruanos y bolivianos, mientras que el 39,42 por ciento eran españoles. En cuanto a los menores, un 56 por ciento de extranjeros estuvieron internados, mientras que un 44 por ciento eran españoles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios