red.diariocritico.com

Con la entrega de subsidios y bonos

Política regalona de Correa le dará triunfo electoral

Política regalona de Correa le dará triunfo electoral

Un eventual triunfo en las elecciones del próximo domingo le costará a Ecuador un incremento de 680 millones de dólares en subsidios, establecidos en el presupuesto del Estado para el 2008. Así lo consideran analistas políticos y candidatos que se sienten perjudicados con la utilización que el mandatario ha dado al aparataje estatal y a los fondos públicos repartidos "a diestra y siniestra" en subsidios, bonos y créditos, entre otros, en su afán de ganar más curules para sus candidatos a la Constituyente. En el 2008, el gobierno entregará 3.900 millones de dólares en subsidios. Aunque esta política no es nueva y el monto para bonos y subsidios se ha incrementado paulatinamente -de 910 millones en el 2003, llegará a casi 4.000 millones el próximo año-. Así, Correa es hoy el mandatario que más ha promovido esta política. 'Tecnócratas alfabetizados' Carlos de la Torre, sociólogo y catedrático de la Facultad Latinoamericana de Estudios Sociales (Flacso), considera que "Correa ganará las elecciones porque está utilizando los mismos mecanismos que han usado los políticos tradicionales, pero con una planificación técnica porque está rodeado de tecnócratas bastante alfabetizados". Santiago Rivadeneira, candidato del Movimiento Uno, señaló a EL TIEMPO que la actitud del gobierno ha desvirtuado la campaña electoral con un "clientelismo y gasto público desmedido que está poniendo en riesgo la economía del país por el uso indiscriminado de los ahorros del Estado". En sus ocho meses de gobierno, Correa duplicó el bono de desarrollo humano, de 15 a 30 dólares para cerca de 1,3 millones de beneficiarios, e incrementó el bono de la vivienda de 1.600 a 3.600 dólares. También implementó subsidios para la urea de uso agrícola; la comercialización de harina y el consumo de energía eléctrica para 1,4 millones de ecuatorianos que consumen mensualmente menos de 130 kilovatios. Sin embargo, el rubro más fuerte en subsidios está destinado a los combustibles que para el 2008 llegará a 2,3 millones de dólares. Por esto, todo espera que el presidente Correa se erija como el gran triunfador del proceso electoral del 30 de septiembre, en el cual los ecuatorianos designarán a 130 asambleístas con plenos poderes, que reformarán el marco jurídico del país y redactarán una nueva Constitución. "Como en todas las elecciones en Ecuador y América Un eventual triunfo en las elecciones del próximo domingo le costará a Ecuador un incremento de 680 millones de dólares en subsidios, establecidos en el presupuesto del Estado para el 2008. Así lo consideran analistas políticos y candidatos que se sienten perjudicados con la utilización que el mandatario ha dado al aparataje estatal y a los fondos públicos repartidos "a diestra y siniestra" en subsidios, bonos y créditos, entre otros, en su afán de ganar más curules para sus candidatos a la Constituyente. En el 2008, el gobierno entregará 3.900 millones de dólares en subsidios. Aunque esta política no es nueva y el monto para bonos y subsidios se ha incrementado paulatinamente -de 910 millones en el 2003, llegará a casi 4.000 millones el próximo año-. Así, Correa es hoy el mandatario que más ha promovido esta política. 'Tecnócratas alfabetizados' Carlos de la Torre, sociólogo y catedrático de la Facultad Latinoamericana de Estudios Sociales (Flacso), considera que "Correa ganará las elecciones porque está utilizando los mismos mecanismos que han usado los políticos tradicionales, pero con una planificación técnica porque está rodeado de tecnócratas bastante alfabetizados". Santiago Rivadeneira, candidato del Movimiento Uno, señaló a EL TIEMPO que la actitud del gobierno ha desvirtuado la campaña electoral con un "clientelismo y gasto público desmedido que está poniendo en riesgo la economía del país por el uso indiscriminado de los ahorros del Estado". En sus ocho meses de gobierno, Correa duplicó el bono de desarrollo humano, de 15 a 30 dólares para cerca de 1,3 millones de beneficiarios, e incrementó el bono de la vivienda de 1.600 a 3.600 dólares. También implementó subsidios para la urea de uso agrícola; la comercialización de harina y el consumo de energía eléctrica para 1,4 millones de ecuatorianos que consumen mensualmente menos de 130 kilovatios. Sin embargo, el rubro más fuerte en subsidios está destinado a los combustibles que para el 2008 llegará a 2,3 millones de dólares. Por esto, todo espera que el presidente Correa se erija como el gran triunfador del proceso electoral del 30 de septiembre, en el cual los ecuatorianos designarán a 130 asambleístas con plenos poderes, que reformarán el marco jurídico del país y redactarán una nueva Constitución. "Como en todas las elecciones en Ecuador y América Latina, el voto ha tenido un precio, el clientelismo y las prebendas cooperativistas que llenan las expectativas populares para la solución de problemas concretos y particulares", resaltó De la Torre.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios