red.diariocritico.com

Juan Sheput

La política en el Perú no será igual

La política en el Perú no será igual

La extradición de Alberto Fujimori traerá un nuevo escenario para la política en Perú. No porque vaya a convertirse en líder de la oposición. De ese punto nos ocuparemos más adelante. Sino porque a partir de su retorno el país estará bajo observación por parte del resto del mundo.

Alberto Fujimori es el primer ex Jefe de Estado que es extraditado por crímenes de lesa humanidad, lease Barrios Altos y La Cantuta. Por tanto el resultado del juicio sentará un precedente para la Humanidad.

Al país llegarán observadores de diversos lugares del planeta. Los principales organismos defensores de los derechos humanos sentarán sus reales por aquí. Human Rights Watch es probable que envíe al mismo José Miguel Vivanco por ejemplo.

Esta situación ¿qué consecuencias traerá aparte de más nerviosismo para el gobierno? En primer lugar que cualquier intento de manipulación del Poder Judicial será denunciado por nuestra sociedad y los observantes. No será tan fácil presionar.

Por otra parte los insultos, leguleyadas, y malgenio del Dr. Alan García contra la iglesia, los ong, o cualquier periodista incómodo será debidamente cubierto por los inesperados visitantes.

Perú tiene el reto de la APEC y también los compromisos de los tratados de libre comercio. Y en ellos, para la inversión, importa mucho la institucionalidad y la correcta división de poderes. Y el de justicia es un poder que debe dejarse actuar con libertad y sin interferencias.

Por tanto cambia el panorama de la política en Perú. El gobierno del Dr. García ya no podrá conducirse igual. Sus hasta ahora aliados fujimontesinistas querrán entrar a un juego de toma y daca, apoyo en el Gobierno a cambio de parcialidad, silencio ante la andanada de corrupción a cambio de manipulación en la justicia.

Pero todo esto será difícil de efectuar porque será fácil de detectar.

Pero también hay un problema para el Dr. Alan García. Los juicios que se tendrán que efectuar por los casos de Barrios Altos y La Cantuta podrían afectar el futuro del actual presidente. ¿Por qué? Porque sobre Alan García pende los imprescriptibles casos de El Frontón y Saúl Cantoral donde, según la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el caso de este último el Estado peruano debe iniciar juicio y una profunda investigación.

Si el gobierno estaba llegando al límite de su propia incapacidad, con la subida calamitosa de los precios de artículos de primera necesidad, ahora sí tiene un caso grave y urgente que atender.

La siguiente entrevista que nos llega gracias al dato de Pospost mediante la web de Perú 21 demuestra la preocupación de Alberto Fujimori:

Alberto Fujimori vuelve a decir que todo estaba en sus planes, que es un movimiento estratégico. Sin comentarios.

A todo esto. ¿El hijo de Luis Alberto Sánchez seguirá ensuciando la memoria de su padre buscando comodidades para Fujimori?


:: Juan Sheput (Perú). Ex ministro de Trabajo.
En su blog Mate Pastor (http://juansheput.blogspot.com)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios