red.diariocritico.com

Se vivieron momentos de mucha emoción

Juraron ante el Rey los nuevos Ministros del gobierno español

Juraron ante el Rey los nuevos Ministros del gobierno español

Los nuevos ministros del Gobierno de Zapatero prometieron sus cargos ante el Rey y, en sus tomas de posesión, elogiaron a sus predecesores y ofrecieron diálogo a sus respectivos interlocutores para sacar adelante los retos pendientes de sus departamentos. El Boletín Oficial publicó los nombramientos de Elena Salgado como ministra de Administraciones Públicas, de César Antonio Molina como titular de Cultura, de Bernat Soria como ministro de Sanidad, y de Carmen Chacón como responsable de Vivienda.

Los reales decretos fueron leídos en el acto celebrado a primera hora de la mañana en el Palacio de la Zarzuela, en el que los nuevos ministros prometieron sus cargos ante sendos ejemplares de la Constitución y la Biblia, en presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Una vez prometidos sus cargos, se sucedieron las cuatro tomas de posesión de los nuevos ministros en las sedes de sus respectivos ministerios, y en todas estuvo presente la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

La primera en hacerlo fue la nueva titular de Vivienda, Carmen Chacón, quien prometió trabajar para que el precio de la vivienda "no trunque un sólo proyecto personal de vida" y con la intención de colaborar con todos los interlocutores de quienes depende este reto.

La ministra dijo ser consciente de que se enfrenta a un "reto enorme" para el que tendrá que contar con todos los interlocutores del ministerio, a los que ofreció y reclamó a su vez "lealtad".

A su toma de posesión acudieron el presidente del Congreso, Manuel Marín, y la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, así como empresarios y representantes del sector inmobiliario, de la construcción, y de la cultura.

Entre ellos, el presidente de Telefónica, César Alierta, el de Repsol YPF, Antonio Brufau, el de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, así como representantes del mundo del cine, como Elías Querejeta y Agustín Almodóvar.

Chacón tuvo palabras de reconocimiento para la ministra saliente, María Antonia Trujillo, quien traspasó el cargo con un discurso emocionado que sonó a despedida política, ya que expresó su gratitud a las personas que confiaron en ella para asumir tareas de Gobierno, el presidente Zapatero por un lado y el ex presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, por otro.

Trujillo reconoció que "no ha sido fácil la tarea de ser ministra en un país y una Administración que nunca apostó por la vivienda", y reconoció la labor de todo el personal del ministerio que ha trabajado a su lado durante los últimos tres años para poner en marcha políticas públicas de vivienda y suelo "olvidadas, cuando no inexistentes en nuestro país".

Apenas una hora después, el nuevo ministro Sanidad, Bernat Soria, tomaba posesión en un acto en el que se comprometió a promover las políticas de investigación y desarrollo para generar "más bienestar, más salud, más riqueza y más puestos de trabajo".

En su primer discurso como ministro, Soria recurrió al poeta griego Constantine Kavafis para explicar que su destino "no es el Ministerio de Sanidad", sino que este departamento es el "viaje" para llegar a Ítaca, un reino "modesto, pero muy importante porque significa salud, calidad de vida y bienestar".

Él mismo se definió como una persona que "aspira a ser tolerante hasta donde se pueda llegar", con "fuertes convicciones éticas y democráticas", y aseguró que mantendrá las "puertas abiertas" a todas las propuestas para mejorar la salud y el bienestar de los pacientes.

La ministra saliente, Elena Salgado, en un discurso en el que tuvo que hacer esfuerzos para contener la emoción, dijo ha tratado de hacerlo "lo mejor posible" al frente del Ministerio y destacó que su labor ha contribuido a poner en valor las políticas de prevención, aunque "tal vez no siempre fue bien explicada y no siempre bien comprendida".

Salgado acudió posteriormente a la toma de posesión del nuevo ministro de Cultura, César Antonio Molina, quien anunció su intención de trabajar para convertir la cultura española en "el motor de todas aquellas personas que hablan y se expresan" en español en todo el mundo.

Ante su antecesora en el cargo, Carmen Calvo, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y los ministros de Exteriores y Administraciones Públicas, Miguel Ángel Moratinos y Elena Salgado, el hasta ahora director del Instituto Cervantes insistió en que trabajará "denodadamente, con imaginación y entusiasmo, y escuchando permanentemente a todo el mundo".

Tras el acto, al que asistieron los secretarios de Estado de Comunicación y de Cooperación Internacional, y los directores del Museo del Prado, el Reina Sofía y de la Real Academia Española, el nuevo ministro señaló a los periodistas que asume la cartera con la intención de "diseñar el Ministerio de Cultura del siglo XXI" en los ocho meses que restan de legislatura.

Molina destacó la labor de Carmen Calvo quien, en su discurso de despedida, agradeció al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que le hubiera dado "la oportunidad y la aventura humana y política de ser ministra de todos los españoles".

Ya en su toma de posesión como ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado aseguró que en esta etapa culminará los procesos de reformas estatutarias ya iniciados, mientras que el ministro saliente, Jordi Sevilla, la emplazó a atreverse con aquello "que no tuvimos valor de abordar".

Salgado reconoció que tenía ante sí una tarea compleja y no exenta de dificultades a la que se entregará con "trabajo y colaboración, en un marco de diálogo comprometido y sincero".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios