red.diariocritico.com
Tras la manifestación y ante el debate

Tras la manifestación y ante el debate

De entrada, y contra lo que viene sosteniendo el PP, Zapatero no ve crisis alguna. Ni de su Gobierno ni mucho menos del Estado. "No creo que tengamos una crisis. Hemos sufrido un trágico atentado, pero crisis, ninguna", dice en el transcurso de las cinco páginas de las declaraciones que realiza al director de El País. Con toda probabilidad, en este diálogo hay numerosos aspecto de la actualidad a los que se referirá mañana en el Congreso, y sobre todo, su desconcierto y desilusión por no haber conseguido reciprocidad en materia antiterrorista: el PSOE siempre dio su apoyo al gobierno del PP en esta materia, y en cambio, ha visto una y otra vez cómo no conseguía parecido trato con el PP de Rajoy y Acebes.


"Di todo mi apoyo al PP contra ETA y no he recibido ninguno en estos dos años largos de gobierno", se queja precisamente el autor de la ley antiterrorista, que insiste en la necesidad de refundar un gran consenso nacional en la lucha contra el terrorismo. Pero chocará nuevamente con sus explicaciones: el compromiso del gobierno es terminar con la violencia "mediante el diálogo". En ese punto no cedió el PP y seguirá sin ceder. Y en ese punto sigue la máxima desconfianza de Rajoy y Acebes, que no dan crédito a quien insiste en su voluntad de terminar con ETA y su terror. No le creen porque sospechan que siempre preferirá la vía del diálogo y no la vía de la extinción de los etarras y la derrota militar mediante las armas.

Como si eso fuera tan sencillo, como se ha demostrado en cuarenta años de "lucha armada" y hasta mediante guerras sucias, de vez en cuando. Pero la desconfianza del PP ya ha llegado a muchos medios informativos afines y alineados, que este mismo sábado, y mientras destacaban los muchos miles de ciudadanos convocados, no dudaban en explicar que las manifestaciones del PP y AVT tienen distinta finalidad que las de centrales sindicales, ecuatoriales y PSOE: en las primeras se grita contra ETA; en las segunda se apoya la negociación con ETA, decía textualmente una "adoradora de las tesis peperas", incapaz de ver que los miles de ciudadanos seguían unas pancartas bien claras y rotundas: contra ETA, contra el terrorismo etarra.

Pero esa desconfianza será, de nuevo, la gran protagonista, también, en el debate de este lunes, y por más que Zapatero insista en que se rompió el proceso, no cabe otro procedimiento que el final de ETA, le recriminarán hasta la saciedad hasta sus 'lapsus mentales', atribuyéndolos al deseo inequívoco de negociar, pactar, ceder.

¿Alguna vez reconocerá Rajoy que se equivocó en su 'todo vale contra Zapatero' en la lucha antiterrorista? Es improbable. Los políticos no suelen tener esa capacidad de reconocimiento de errores propios, por más que se lo pudieran corear doscientas mil personas a voz en grito. Ya lo han dicho, y no ocultan su pretensión de que 'quien entró por Atocha se va forzado a salir por Barajas'. El procedimiento electoral del 14 de marzo sigue determinando la política global de la oposición del PP. Sólo faltaría darle facilidades y apoyos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios