red.diariocritico.com
Un estadio cinco estrellas que deja al Sevilla como 'rey' de la Liga Europa

Un estadio cinco estrellas que deja al Sevilla como 'rey' de la Liga Europa

miércoles 27 de mayo de 2015, 23:06h
El Estadio Nacional de Varsovia, un 'cinco estrellas' en la valoración de la UEFA para recintos deportivos, ha sido el escenario en el que ha hecho historia el Sevilla tras vencer por 3-2 la final de la Liga Europa al Dnipro ucraniano, lo que le deja como tetracampeón de este torneo.

La espectacular instalación, construida para la Eurocopa que se disputó en Polonia en 2012 y que entonces sirvió para la inauguración de un torneo que finalmente ganó la selección española, ya mostró ayer sus bondades cuando los entrenamientos oficiales de ucranianos y españoles se desarrollaron bajo la lluvia que caía en Varsovia pero no en el terreno de juego gracias a cubierta retráctil que se activó para cubrir la totalidad del terreno de juego.

Unos ocho mil aficionados del Sevilla y otros nueve mil del Dnipro, que son las entradas distribuidas directamente por ambos clubes, más otros miles de espectadores que han conseguido sus localidades por las diferentes vías que utiliza la UEFA para su distribución, ha dado colorido, el azul de los ucranianos y el rojiblanco de los españoles a un estadio que ronda la 58.000 asientos de capacidad, el de mayor capacidad de Polonia.

El Estadio Nacional de Varsovia volvió así a vestir las mejores galas futbolísticas, lo que no es habitual pues no es sede de ninguno de los equipos de la ciudad, ya que el Legia de Varsovia y el Polonia Varsovia tienen los suyos.

Como sede habitual de los partidos de la selección polaca, el centrocampista del Sevilla Gregory Krychowiak lo conoce bien, pero otro jugador del equipo andaluz también ha jugado ya un partido en él, el actual capitán de la plantilla, Fernando Navarro.

El lateral izquierdo catalán jugó con el Sevilla hace tres años un amistoso ante el Legia, que fue unos de los ensayos previos de la instalación a su inauguración antes de la Eurocopa de 2012.

Ese encuentro, disputado el 17 de abril de 2012, lo ganó 0-2 un Sevilla entrenado por José Miguel González 'Míchel' del que ahora solo queda en el equipo Fernando Navarro y el extremo José Antonio Reyes, aunque el utrerano no se desplazó a Varsovia en aquella ocasión porque estaba lesionado.

Fernando Navarro vuelve a tomar protagonismo pues como capitán es el encargado de levantar el trofeo de campeón, que es el tercero como sevillista, ya que estaba en el equipo en la final de la Copa del Rey que ganaron en 2010 al Atlético de Madrid en el Camp Nou de Barcelona y también el pasado mayo en la final de la final de la Liga Europa en la que superaron al Benfica de Lisboa en Turín (Italia).

Así, el Estadio Nacional de Varsovia es un escenario que entra en la historia del Sevilla y que se une a los recuerdos más imborrables del club en su caminar por el continente, como lo fueron en su momento el Philips Stadion de Eindhoven, el Hampden Park de Glasgow o el Juventus Stadium de Turín, donde se ganaron los tres primeros títulos de la Liga Europa; o el Louis II de Mónaco, donde ganó una Supercopa de Europa.

El Dnipro, por su parte, un club que desde hace años busca protagonismo en su país y en Europa para acercarse a los clásicos ucranianos, el Dinamo de Kiev y el Shakhtar Donetsk, dominadores habituales de su campeonato doméstico, llegó a su primera participación en una final en un torneo continental pero se quedó con la miel en los labios ante el 'tetracampeón'.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios